Conozca las propuestas que el PIT-CNT planteó en el Parlamento para la reforma de la seguridad social

Viernes, 18 Noviembre 2022 19:44
Valora este artículo
(2 votos)

A pocas horas de la comparecencia en el Parlamento de una nutrida delegación del PIT-CNT en la que durante cuatro horas expuso sus cuestionamientos al proyecto de reforma jubilatoria del gobierno y planteó alternativas, ideas y propuestas, voceros oficialistas salieron al ruedo a señalar que lamentaban que el movimiento sindical no hubiera presentado su proyecto de reforma.

El senador Sergio Botana, al término del encuentro del PIT-CNT con los parlamentarios, sostuvo que “es muy difícil contraponer algo que ya está articulado contra una propuesta inexistente”. Empero, la delegación sindical presentó distintas ideas y propuestas a los efectos de ser consideradas, aunque desde el gobierno hasta el momento se ha mantenido un completo hermetismo y silencio sepulcral al respecto.  

El economista Hugo Bai, quien integró la Comisión de Expertos en representación del Instituto Cuesta Duarte (ICUDU) y del Equipo de Representación de los Trabajadores en el BPS (ERT-BPS), fue precisamente una de las calificadas voces que desarrollaron un profundo análisis sobre las debilidades del proyecto de reforma jubilatoria del gobierno, pero además, ahondó en los distintos planteos del movimiento sindical.

“El proyecto de reforma jubilatoria fue cuestionado políticamente en el Parlamento y se reclamó la instalación de un diálogo social, pero la realidad es que el gobierno no se mostró muy flexible en los planteos centrales que nosotros hicimos”. Así lo explicó el economista del ICUDU, Hugo Bai al Portal del PIT-CNT.

Bai indicó que que el tiempo de exposición que se tiene en el Parlamento “es acotado” pero aseguró que, de todos modos, “en las cuatro horas de reunión pudimos explicar los principales reparos y contestar las preguntas de los legisladores al proyecto tan amplio de reforma jubilatoria que elaboró el gobierno. Se debe tener en cuenta que contiene más de 300 artículos y abarcan una infinidad de temas vinculados al régimen de jubilaciones y pensiones”, acotó.

El planteo de la delegación del PIT-CNT se centró políticamente reclamó la instalación de un diálogo social a fin de buscar acuerdos en esta materia tan importante. No obstante, lamentó que hasta el momento eso no se haya concretado.

El economista subrayó que la reforma “tendría que ser más amplia, integrar otras dimensiones de la protección social, incorporar cambios en el esquema de financiamiento para que atienda algunas inequidades y reequilibren lo que son las cargas del trabajo y el capital; en el tema de la Caja Militar esta reforma no incorpora cambios fundamentales para quienes hoy y durante varios años van a seguir jubilándose en condiciones de privilegio. Desde nuestro punto de vista, esto debería ingresar al paquete de los cambios urgentes para ese subsistema”, argumentó.

Bai agregó que en el Parlamento también se brindó un informe con un enfoque “más técnico”, que –entre otros aspectos- defendió el informe técnico elaborado por el ERT-BPS y que contiene comparaciones sobre cómo se jubilan actualmente los trabajadores y cómo se jubilarán de aplicarse esta reforma. “Este documento es de carácter técnico, está bien hecho y tiene la rigurosidad necesaria. Porque nos encontramos con que el gobierno, concretamente el ministro de Trabajo, manifestó que los datos del informe eran falsos. Ante este hecho fue que se puso énfasis ante los legisladores de que los datos que manejamos son correctos y que puede haber algunas omisiones por parte del gobierno para decir que esos datos no son reales. Si el gobierno entiende que los datos no son reales, claramente señalamos que por favor brinde y presente sus datos. Nosotros mostramos comparaciones que son muy claras y lo que no hemos visto, son los números del gobierno sobre cómo le va a la gente con el sistema actual y cómo le puede ir con la propuesta de reforma. Esta es una pregunta clave que se hace cualquier ciudadano y por eso se debe ser muy transparente. Si alguien considera que no es correcto que presente sus datos y estudios”, interpeló.

Otro componente importante que mencionó Bai sobre lo planteado en materia técnica ante el Parlamento, se refiere a la reciente comparecencia del gobierno “que presentó inconsistencias y notamos algunas incoherencias, en el marco de un planteo general. En particular, en lo que tiene que ver con un tema central de la reforma, que es la licuación o erosión que va ocurriendo a lo largo del tiempo con el suplemento solidario. Se ha hablado mucho de que la reforma incorpora un suplemento solidario, cosa que es real, pero también es cierto que los parámetros para calcular ese suplemento solidario se ajustan por el Índice de Precios al Consumo (IPC) y no por Índice Medio de Salario (IMS). Esto a mediano y largo plazo provoca una especie de licuación, debilitamiento o erosión, ya que cada vez que pasa el tiempo abarca a menos cantidad de gente y con montos más reducidos. Esta es una de las debilidades que tiene este proyecto”.

Para Bai el gobierno durante su comparecencia en el Parlamento presentó algunas simulaciones sobre cómo le iba a ir a la gente con el nuevo régimen, “pero no hizo comparaciones con el régimen vigente, y no aparecía esa licuación. Se manejó como si esos parámetros se actualizarán por el IMS. Sin embargo, al mostrar la proyección del gasto del sistema ahí sí, efectivamente, se aplicaba la licuación, lo que está consagrado en la ley a partir de uno de sus artículos. Nos parece que hay una incoherencia, no se puede mostrar cómo baja el gasto y celebrar que la reforma garantiza la sostenibilidad aplicando un criterio y cuando le mostramos a la gente como se va a jubilar, se utiliza otro criterio, donde ese pilar solidario parecería que se mantuviera a lo largo del tiempo. Los legisladores tomaron nota y esperamos ahora que el gobierno pueda aclarar”.

Consultado sobre el reclamo de un legislador oficialista para que el PIT-CNT “presente un proyecto de ley” sobre la reforma, el economista e integrante del ERT-BPS recordó que el único que tiene iniciativa legislativa para presentar un proyecto de reforma es el Poder Ejecutivo. Además, “para presentar un proyecto articulado, que integre la complejidad, se precisa un aparato de trabajo muy importante. Ese aparato estuvo al servicio durante todos estos años de quienes impulsaron esta reforma, como equipos del BPS, de la OPP, del MEF, del MTSS, un conjunto muy amplio de técnicos, trabajando exclusivamente para el Poder Ejecutivo. Partimos de condiciones diferentes, Si bien es verdad que hace muchos años que estamos trabajando en este tema y los conocemos, no se le puede plantear a un actor social que presente un articulado. Tampoco corresponde pedírselo a ONAJPU o al sector de los empresarios”, opinó.

Bai por tanto refutó las críticas oficiales y evidenció que desde el movimiento sindical se han estudiado, elaborado y presentado distintas propuestas para ser consideradas. “Hemos planteado muchas ideas y muchas propuestas. Sin embargo, curiosamente, se dice que no hemos presentado ninguna. Desde nuestro punto de vista, esos aportes se deberían integrar, como por ejemplo que en materia de financiamiento, se lleve adelante una revisión de muchas de las exoneraciones de aporte patronal, que implican una renuncia para los ingresos del BPS de aproximadamente 230 millones de dólares al año. También proponemos una revisión del régimen de aporte patronal rural, el cual es sumamente beneficioso y que en general aporta la cuarta parte del resto de los sectores que pagan en Industria y Comercio. Hemos planteado, además, cambios mucho más profundos en lo que son las condiciones de accesos y beneficios para los activos de la Caja Militar, para todos. Otra propuesta es un impuesto a las altas jubilaciones militares, para que ese colectivo que se jubiló en condiciones de privilegio durante las últimas cuatro décadas se integre en ese nuevo pacto social, generando un aporte”. Asimismo, señaló que posiblemente uno de los ejes centrales de los planteos formulados por el PIT-CNT refiere a concretar una reforma estructural del pilar del ahorro individual, que implique eliminar el lucro en la seguridad social, por lo tanto, eliminar las AFAP. “Ese pilar de ahorro, de capitalización, que permanezca en el sistema y sea administrado por el Estado. Incluso, en el régimen mixto actual, si se va a mantener -y nosotros discrepamos con eso- proponemos que el BPS cobre una comisión por el trabajo que hace de forma gratuita a la hora de recaudar todos los aportes de la gente. Si tenemos un sistema mixto es lógico que los dos pilares aporten. Otro aporte para que la reforma introdujera medidas que atendieran la protección social en la primera infancia, el Sistema de Cuidados, a las personas con discapacidad, otras dimensiones de la seguridad social que no fueron tenidas en cuenta. Estas son algunas las propuestas que hicimos y que no fueron tenidas en cuenta. Lo cierto es que el gobierno no generó los espacios de diálogo y negociación para potenciar al máximo las posibilidades de llegar a acuerdos. Así que claramente propuestas sí hemos presentado. Ideas y soluciones, también. En todo caso, es el gobierno que no se mostró muy flexible en los planteos centrales que nosotros teníamos y no abrió –hasta el momento- ese necesario espacio de diálogo social”.

Modificado por última vez en Viernes, 18 Noviembre 2022 20:31
Inicia sesión para enviar comentarios