FFOSE y la aprobación casi a escondidas del Proyecto Neptuno: "Es una privatización y al Estado le va a costar mucho dinero"

Miércoles, 16 Noviembre 2022 18:20
Valora este artículo
(0 votos)

Casi al mismo tiempo que el PIT-CNT desarrollaba su acto central en las inmediaciones del Palacio Legislativo, en el marco de un paro general parcial, el directorio de OSE convocó a una reunión extraordinaria, sin previo aviso, aprovechando que el edificio central del ente público se encontraba vacío, sin funcionarios. En ese contexto, entre cuatro paredes y a oscuras de la transparencia natural que una decisión de tamaña magnitud  ameritaba para las y los trabajadores de OSE, como así también para la población toda, las autoridades aprobaron la concreción del proyecto Neptuno. El anuncio público lo efectuó el presidente de la República, en una conferencia de prensa desarrollada en la Torre Ejecutiva, junto al ministro de Ambiente, Adrián Peña, el presidente de OSE, Raúl Montero y la vicepresidenta del ente, Susana Montaner.

Una vez conocida la noticia, la Federación de Funcionarios de OSE manifestó su "preocupación" y se encuentra en estado de alerta y en proceso de evaluación de los pasos a seguir en el terreno jurídico y sindical.

Federico Kreimerman, presidente de FFOSE, le dijo al Portal del PIT-CNT que hay demasiadas "medias verdades" en lo anunciado por el Poder Ejecutivo. Asimismo, cuestionó que se le otorgue a un mismo actor privado "el diseño, la construcción, el financiamiento y el mantenimiento de toda la infraestructura que va a suministrar parte del agua potable a Montevideo. Desde el punto de vista financiero también nos genera preocupación, ya que más allá del agua, existe un enorme negocio financiero”.

Para el presidente de FFOSE, el anuncio del mandatario asegurando que OSE no tendrá que pagar por este proyecto "es parcial" ya que "la realidad es que el organismo no pagará durante la construcción de la planta pero sí pagará un canon anual de varios millones de dólares por decenas de años. Es así como está previsto el negocio. El modelo financiero, como lo llaman ellos, determina que OSE terminará pagando mucho más del costo real de la planta con el canon establecido. El privado pondrá el riesgo financiero de construir sin cobrar, pero luego va a cobrar todo. Va a cobrar lo que le salió la obra más el interés financiero. Esto se parece a los formatos de la participación público – privada con el agua”, remarcó.

“para poder decir que no violarán el artículo 47 de la Constitución -el que indica que el agua tiene que ser un bien público- se señala que todo esto lo operará OSE. O sea, que la planta es del privado, la mantiene el privado, pero la opera OSE".

En relación a la consulta al presidente de la República si la planta operará con trabajadores de OSE, Kreimerman cuestionó el hecho que “desde el 2018 a la fecha no ha ingresado personal y se han perdido más de 900 puestos de trabajo. Además, este Directorio, siguiendo las órdenes de OPP, no sólo dejó de tomar gente sino que eliminó puestos de trabajo. Año a año ha eliminado dos tercios de los puestos de trabajo que no repone. Por tanto no sabemos cómo harán para solucionar este tema". Según el gobierno, ingresarán 200 trabajadores por año pero el sindicato no sabe cómo se efectivizará ello en circunstancias como las actuales. "Queda solo el año 2023, porque 2024 es año electoral y no puede ingresar personal, por eso no sabemos cómo harán para cumplir el anuncio de ayer de que ingresarán 200 por año. Cabe recordar que a OSE le faltan unos 800 funcionarios", acotó.

Con respecto a la afirmación de Lacalle Pou de que este proyecto facilitará el saneamiento para unas 60 localidades, Kreimerman hizo un llamado de alerta por “la calidad del mismo". De acuerdo a los montos que se manejan, valoró, "no se van a construir plantas de tratamiento sino soluciones muy simples que difícilmente puedan garantizar la calidad ambiental después de lo que tira a los cursos de agua el sistema que se va construir”.

Kreimerman afirmó que nuevamente “estamos ante verdades a media: nos dicen que hay soluciones para el agua potable y la hay, la va a hacer un privado. Entonces, ¿no es una privatización? Si lo es. Se construye una infraestructura que va a operar enteramente un privado, más allá que se diga que la operaran con funcionarios de OSE. Pero además OSE terminará pagando un montón de dinero”.

Por último el presidente de FFOSE recordó que el directorio de OSE en la pasada jornada, citó a una reunión "extraordinaria", sin anunciarla y en el medio del paro general parcial del PIT-CNT, cuando el organismo estaba vacío de funcionarios. “Cuando culminó el acto y concurrimos a la sede de OSE nos encontramos con las puertas trancadas. Se encerraron para votar el proyecto a las apuradas, lo que nos lleva a pensar que si se están haciendo las cosas bien, no se debería ocultar nada”.

Modificado por última vez en Miércoles, 16 Noviembre 2022 20:10
Inicia sesión para enviar comentarios