Ramón Ruiz: “El 28 está en juego cómo será la sociedad del futuro en el Uruguay”

Viernes, 12 Noviembre 2021 14:27
Valora este artículo
(4 votos)

El 28 de noviembre se realizarán las elecciones de los representantes sociales en el directorio del BPS.

La Lista 11 que lleva el lema «Con la gente que trabaja», está conformada por hombres y mujeres de Montevideo y del interior del país, trabajadores y trabajadoras provenientes de distintos sectores de actividad como la industria, el comercio o los servicios, por ejemplo, del ámbito público y privado.´

El reciente congreso del PIT-CNT definió como estratégico el apoyo y respaldo a la Lista 11, que encabeza Ramón Ruiz como referente de un equipo con reconocida formación y experiencia en seguridad social, y que ha trabajado en la elaboración de propuestas “en defensa de los derechos de la gente y pensando en el país que queremos y nos merecemos”.

Para el PIT-CNT, “es clave” que la Lista 11 obtenga un “contundente respaldo” en el acto eleccionario de cara a la toma de decisiones que afectan e impactan directamente en la vida de la gente.

En entrevista con el Portal del PIT-CNT, Ramón Ruiz, explicó los aspectos centrales del acto eleccionario y todo lo que está en juego para las y los trabajadores.

¿Por qué es importante que las y los trabajadores vayan a votar?

Porque si bien el representante de los trabajadores en el directorio del BPS tiene el mismo voto que los directores designados por el gobierno y que los representantes de los jubilados y de las empresas, todos sabemos que cuantos más votos se obtenga, cuanto mayor sea el respaldo y la representatividad, mayor peso tienen las opiniones. Es decir, cuantos más trabajadores y trabajadoras voten, más fuerza tendrá su representante.

Además, está claro que se vienen momentos difíciles y, en este contexto, es muy importante que se escuche la voz de la gente que trabaja. Hoy se está proponiendo una reforma de la seguridad social, y en particular del BPS, donde las propuestas perjudican a las y los trabajadores. Una representación social fuerte, con el respaldo de muchos votantes, puede plantarse con mayor firmeza, sosteniendo que el costo de la seguridad social debe ser asumido por quienes más tienen y no recaer exclusivamente sobre los hombros de quienes viven de su trabajo.

En lo personal, trabajo desde la adolescencia, y quienes integran la lista y nuestro equipo, también lo hacen desde muy temprana edad. Conocemos bien las dificultades que enfrenta diariamente una persona que trabaja, y lo necesario que es que haya un organismo que acompañe y apoye en momentos de incertidumbre.

Todos los días, muchas personas recurren a nosotros solicitando asesoramiento o auxilio, y tienen un lugar donde se escuchan y se atienden sus reclamos.

En este período hemos demostrado la importancia de la representación de los trabajadores. Hemos cumplido con nuestras propuestas de campaña anterior y hemos defendimos a la clase trabajadora en el directorio del BPS.  Por tanto, podemos decir que estuvimos y estaremos cerca de la gente que trabaja, siempre.

¿Qué es lo que está en juego?

Está en juego la seguridad social del futuro. Nada menos. Se dice que la reforma es imprescindible porque el déficit del sistema va a aumentar. Cuando hay diferencias entre entrada y salida de dinero, hay dos maneras de solucionarlo: o se aumentan las entradas o se rebajan las salidas. En esta reforma, no hay ni una sola propuesta que aumente las entradas, por lo tanto, todo el esfuerzo lo van a realizar quienes cobran prestaciones en el BPS, porque lo único que se propone es rebajas. Por lo tanto, está en juego cómo será la sociedad del futuro en Uruguay.

Cuando en 1996 los trabajadores nos opusimos al sistema de AFAP, se nos dijo que era la única solución.

El fracaso del sistema hoy es evidente, no solo en Uruguay, sino en todo el tercer mundo, que fue el único lugar donde se aplicó este sistema. Pero, una vez más, se nos proponen fórmulas únicas. Y el aumento de la edad jubilatoria, como única solución a cualquier problema que tenga el sistema. Por lo tanto, cuanta mayor representatividad tengamos quienes proponemos soluciones alternativas -y no solo rebajarle las prestaciones a la población- mayor poder de negociación tendremos, y más deberán escucharnos.

El nuevo presidente del PIT-CNT, Marcelo Abdala, así como también el vicepresidente y la secretaría general, y el Congreso en su conjunto, hicieron fuertes llamados de respaldo a la Lista 11 y destacaron la importancia que la lista obtenga una alta votación. ¿Cómo se valora ese apoyo estratégico?

En todos los órganos del PIT-CNT tuvimos un apoyo prácticamente unánime. Eso es un orgullo para el equipo y la satisfacción de obtener resultados por el trabajo de tantos años. El obtener un contundente apoyo, es un empuje de nuestra parte, que resta fuerza a quienes proponen medidas regresivas.

Lo estamos viendo con las firmas contra la LUC. Luego de que se obtuvieran 800 mil firmas, muchas medidas no se tomaron, a la espera del resultado del plebiscito. Con la reforma de la seguridad social, sin dudas, va a ser lo mismo. Cuanto más respaldo tengamos, menos regresivas serán las medidas propuestas y más freno se le pondrán a reformas que afecten a la mayoría de la población. El 28 de noviembre se juega mucho más que la elección de los representantes sociales en el BPS.

¿Cuáles son los caminos a transitar para promover y concretar las propuestas de la Lista 11?

Como cualquier propuesta de carácter popular se necesita difusión, debate y movilización. Nadie logra nada solo.

Muchas de las propuestas necesitan cambios dentro del BPS, como por ejemplo los topes para las pensiones por discapacidad y vejez, por lo que, debemos seguir argumentando y debatiendo en el directorio para convencer de la necesidad de esos cambios. Hemos logrado avances con el tema de los concubinatos, por lo que tenemos esperanza de lograrlo en estos otros temas. Otras propuestas necesitan cambios de leyes, por lo que, el apoyo del PIT-CNT en la movilización y el debate, es esencial para convencer a la mayoría de los legisladores, para que se modifiquen las leyes necesarias. Y en el tema de la reforma, insisto, es esencial la movilización y el apoyo de las y los trabajadores organizados, para avanzar en reformas favorables a la mayoría de la población.

¿Qué le dirías a las y los trabajadores ahora que ingresamos en la recta final de la campaña?

Cuando se inició la recolección de firmas para derogar los 135 artículos más regresivos de la LUC, la gran mayoría apostaba que era imposible llegar. Y llegamos. Desde hace varios años, un sector de la sociedad se ha dedicado a atacar al movimiento sindical, buscando deslegitimarlo ante la sociedad y sosteniendo que no somos representativos. En especial, a los gremios de la educación se los atacó por todos lados, llegando a decirse que son parte del problema y no de la solución. En la elección, triplicaron a sus oponentes, mostrando una enorme representatividad. Sin dudas, no será lo mismo en la educación luego de un triunfo tan contundente.

En el BPS pasará algo similar. Cuantos más votos tengamos el 28 de noviembre, mayor será nuestra voz, nuestra posibilidad de defender a la gente que trabaja y mayor nuestra fuerza para impulsar reformas que en lugar de perjudicar, beneficien a la mayoría de la población. Y cuantos más votos tengamos las listas que representamos al PIT-CNT en cada instancia electoral, mayor será la acumulación hacia la instancia clave del año que viene.

¿Quiénes votan?

Personas mayores de 18 años que estén registradas como trabajadores públicos o privados en el Banco de Previsión Social, al 28 de febrero de 2021.

También votan quienes a dicha fecha estuvieren amparados al Subsidio por Desempleo, Maternidad, Enfermedad o Subsidio Transitorio por Incapacidad Parcial, mientras se mantenga la relación de trabajo.

Cerca de un millón de trabajadores forma parte del padrón habilitado.

¿Con qué se vota?

Se debe presentar Credencial Cívica.

Las personas extranjeras habilitadas que no cuenten con Credencial Cívica podrán votar con cédula de identidad.

Personas que trabajan el día de la elección

Quienes estén habilitados a votar y se encuentren trabajando el día de la elección tienen derecho a un tiempo libre pago no menor a dos horas para concurrir a votar en sus respectivos circuitos (art. 190 de la ley 7.812).

Voto obligatorio

El voto es obligatorio, excepto para quienes a la fecha de la elección tengan más de 75 años de edad o perciban prestaciones por discapacidad.

Multa por no votar

La multa es de 1UR ($1.358). Esta multa se duplicará en caso de profesionales con títulos expedidos por la Universidad de la República o funcionarios públicos.

Justificativos

Padecer enfermedad, invalidez o imposibilidad física que le impida concurrir a votar el día de la elección.

Estar imposibilitado de concurrir por razones de fuerza mayor.

Hallarse fuera del país el día de la elección.

Encontrarse domiciliado fuera del departamento en que debe votar.

El plazo para la presentación de solicitudes de justificación vence 27 de enero de 2022.

Quienes estén habilitados en más de un orden deben votar en cada orden.

No hay voto observado, se debe votar en el lugar donde esté registrada la Credencial.

Modificado por última vez en Viernes, 12 Noviembre 2021 18:01
Inicia sesión para enviar comentarios