"No podrán doblegar nuestra historia ni nuestro espíritu solidario y antiimperialista"

Lunes, 02 Agosto 2021 21:15
Valora este artículo
(2 votos)

El Comité Uruguayo Antimperialista de Solidaridad con Cuba y los Pueblos del Mundo condena las acciones violentas promovidas, organizadas y financiadas desde EEUU contra las misiones diplomáticas de Cuba en distintos países del mundo, y rechaza enérgicamente las maniobras ilegales que ordena el gobierno de Biden y cumplen sus obsecuentes lacayos, en un vergonzoso servilismo a los mandatos del imperio.

La noche del 26 de julio, la Embajada de Cuba en Francia fue víctima de un atentado terrorista, con ataque de tres cohetes molotov. Este acto deplorable es, entre otros, resultado de las campañas anticubanas lanzadas desde Washington y es parte de la violencia que genera EEUU, promoviendo el odio y aumentando las tensiones.

Por su parte, la maniobra realizada por el Sr. Washington Abdala, como representante del gobierno uruguayo en la OEA, cuyo propósito fue generar un hecho político y mediático, fue un acto irresponsable e intencional, funcional a los intereses anticubanos.

A poco de asumir la presidencia del Consejo Permanente de la OEA el Sr. Washington Abdala, quien formando parte de la guerra mediática desatada contra la mayor de las Antillas sostuvo desacertadas y ofensivas palabras para Cuba, convocó a una reunión incluyendo en el orden del día la presentación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, su relator para Cuba, y el relator especial para la Libertad de Expresión. La maniobra fue frenada por muchos países del Continente, pues ni enterado parece haber estado de que Cuba no pertenece a la OEA desde 1964, haciendo el ridículo ante la región y el mundo.

La iniciativa del representante del gobierno uruguayo, además de improcedente e infundada, es escandalosamente malintencionada y pone de manifiesto una política servil al imperialismo norteamericano, en contraposición con las mejores tradiciones de nuestro país, de respeto a la soberanía y autodeterminación de los pueblos y no injerencia en sus asuntos internos.

Uruguay tiene una gran trayectoria en la defensa de la no injerencia y el derecho a la autodeterminación de todos los pueblos, de reivindicar la paz en la región. Un gobierno de turno y sus personeros serviles a intereses de las grandes potencias no podrán doblegar nuestra historia ni nuestro espíritu solidario y antiimperialista.

Inicia sesión para enviar comentarios