Imprimir esta página

Joselo López: "En el PIT-CNT no somos francotiradores ni furgón de cola de ningún gobierno"

Jueves, 25 Junio 2015 14:26
Valora este artículo
(0 votos)

Joselo López, recientemente electo vicepresidente del PIT-CNT y Secretario General de la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE) reconoce que es una gran responsabilidad estar en un cargo de dirección de la central sindical y sostiene que los gremios no son "franco tiradores ni furgón de cola de ningún gobierno".

-¿Qué significa ser el vicepresidente del PIT-CNT?

-Primero que nada es una gran responsabilidad. Asumir un cargo que, más allá de la figura en sí, es algo representativo y es en ese sentido que se debe asumir con gran compromiso y gran responsabilidad. Está claro para mí, como para el resto de los compañeros que fueron electos como presidente (Fernando Pereira) y secretario general (Marcelo Abdala) , que esta designación no significa ser más que nadie dentro del Secretariado Ejecutivo. Ya que el organismo de conducción cotidiana es un cuerpo de iguales y que ahora va a tener la figura de los coordinadores transformada en un presidente, un vicepresidente y un secretario general.

La función principal de los tres será la de coordinar el accionar del PIT-CNT e ir distribuyendo las tareas para que exista un funcionamiento dinámico y le dé repuestas a la totalidad de los sindicatos que conforman la central.

-La distribución de cargos dentro de la dirección del movimiento sindical responde a un equilibrio entre corrientes. La corriente que representas tiene sus propios objetivos. ¿Cuáles son estos objetivos primarios?

-Representamos una línea de acción. Básicamente como orientación sindical de la lista 41, a la cual pertenecemos, siempre hemos mantenido una línea que se diferencia de otras y que es tan respetable como las otras. El nombre de nuestra agrupación es Movimiento por la Independencia de Clase y entendemos que no hay que ser francotiradores en contra del gobierno, como reclaman algunos sectores que apuestan a pegarle de forma permanente a la administración de turno que eligen los uruguayos. Por eso no somos francotiradores, pero tampoco somos furgón de cola de los gobiernos. Lo que no quiere decir que otros sectores lo sean.

E n este marco  y desde nuestro lugar entendemos que hay que mantener la independencia de clase, hay que buscar de alguna manera la posibilidad de que el movimiento sindical aplauda las cosas que el gobierno hace bien y las cosas que hace mal las enfrente como corresponde. Con respeto, con altura, pero con decisión a la hora de definir las acciones que son en defensa de las cuestiones centrales de los trabajadores.

-La existencia de un acuerdo a la hora de elegir las autoridades de la central sindical demuestran que hay más coincidencias que discrepancias dentro de las corrientes.

-Sin dudas. Pertenecemos todos a la misma clase, lo que es una condición fundamental a la hora de lograr acuerdos. El respeto por la unidad del movimiento sindical ha prevalecido entre los trabajadores. En este sentido hay que recordar que la historia nos marca que sólo en dos oportunidades se presentaron distintas listas. Lo que muestra claramente que los trabajadores pertenecemos a una misma clase, más allá de que se tengan diferencias, las que se plasman y se viven de diferentes maneras. Por momentos, hasta de manera ferviente. Debemos preservar la unidad del movimiento sindical y avanzar en la construcción de consensos que nos permitan fortalecer la herramienta y los derechos de los trabajado.

Modificado por última vez en Jueves, 25 Junio 2015 16:40
Inicia sesión para enviar comentarios