1º de Mayo: Primero la vida, primero el trabajo

Lunes, 03 Mayo 2021 11:30
Valora este artículo
(1 Voto)

El 1º de mayo es un día de lucha de la clase trabajadora a nivel mundial, pero este año se desarrolla en circunstancias especiales. Del mismo modo que los trazos más importantes de la economía, el pensamiento político y la cultura, adquieren un carácter transnacional en esta época del capitalismo, se viene desarrollando una pandemia de carácter global.

Para la clase trabajadora mundial, esto implica que a los males del capitalismo -un régimen basado en la acumulación de capital que produce y reproduce múltiples brechas de desigualdad a todo nivel-, se le agrega esta pandemia que opera como amplificador al exacerbar todas las desigualdades.

Según la ONG británica OXFAM, durante el año “La fortuna de los mil millonarios se ha recuperado al nivel previo a la pandemia, en tan solo 9 meses, mientras que para las personas en mayor situación de pobreza del mundo esta recuperación podría tardar más de una década en llegar”.

Según la misma institución, la fortuna de las 10 personas más ricas del planeta se incrementó en 540.000 millones de dólares desde el 31 de marzo al 31 de diciembre de 2020, mientras que estimaciones diversas ubican el incremento de la pobreza por debajo del umbral de 5.50 U$S por día, se habría incrementado entre 200 millones y 500 millones de seres humanos arrojados a la pobreza.

En todo el mundo aparece la necesidad de construir una economía más humana, más igualitaria y sostenible y para ello se abre una discusión global sobre el papel que le cabe al estado y a la sociedad organizada para construir una sociedad más sana.

Hemos propuesto públicamente la necesidad de un “Diálogo Social en defensa de la Vida”. Lamentablemente a pesar del crecimiento del número de contagios y el aumento de fallecimientos que serían evitables y de un alto nivel de estrés emocional para los trabajadoras y trabajadores de la salud, incluyendo al personal médico y no medico, el Poder Ejecutivo no ha estado dispuesto a abrir un dialogo social por la vida a todas luces necesario. Estamos convencidos que esto es una irresponsabilidad.

Sin embargo la interacción fructífera de nuestro PIT-CNT, con la Universidad de la República. Las gremiales médicas, los institutos de investigación, iglesias de diferentes religiones, actores de diferentes sectores sociales, ha permitido desarrollar un diálogo por la vida desde el cual se promueve integrar diversas miradas, escuchar y dialogar, para imaginar movimientos que favorezcan cambios de actitud de todas las partes.

La situación actual, en la cual los científicos y entidades profesionales de la salud han señalado que estamos transitando un crecimiento altísmo que pone en riesgo la atención sanitaria, nos enfrenta a dos escenarios posibles:

Uno en el cual no se tomarán nuevas medidas para bajar la movilidad y se asumirá por parte de las autoridades que las muertes son una consecuencia de la evolución de la epidemia.

Otro escenario posible es alcanzar un acuerdo que una a la sociedad en torno a una estrategia compartida. Para eso, lo primero es identificar posibles vías para destrabar la situación actual.

Nosotros nos inclinamos por la segunda opción, tal cual lo hemos promovido desde los primeros días en los que nuestro país constató la emergencia sanitaria y sus consecuencias sociales y económicas.

Gobierno fracaso en el objetivo de blindar abril como forma de atenuar los efectos del crecimiento exponencial de la pandemia. La causa del fracaso es la dogmatismo en no reconocer que la reducción de la movilidad supone respuestas del Estado para que la gente que se ve afectada no quede desamparada.

Se precisan medidas compensatorias, presencia del Estado. Desde el primer momento propusimos en conjunto con un amplio espectro de organizaciones sociales, en el marco de la Intersocial, una plataforma integral de medidas entre las que figuran el ingreso básico de emergencia, canasta de servicios básicos.

Dijimos entonces, y sostenemos hoy, es posible que existan medidas mejores, pero no podemos acostumbrarnos al desamparo. Son cientos de miles las familias uruguayas que a lo largo y ancho del país no encuentran respuestas del Estado. Las medidas anunciadas hasta el momento para las trabajadoras y trabajadores en la informalidad, para las pequeñas y medianas empresas, para el entramado productivo del país son claramente insuficientes.

Una de las medidas a adoptar para mejorar el margen de acción fiscal que permita cubrir de manera adecuada a los sectores más vulnerables es gravar a aquellos sectores que han acumulado inclusive en situación de pandemia importantes riquezas de modo de solventar la cobertura social para los más necesitados.

PROPUESTA TRIBUTARIA EN EL MARCO DE LA CRISIS:

  1. Incremento del impuesto al patrimonio

 Se propone crear un adicional del impuesto al patrimonio de 10%, tanto a las personas físicas como a las empresas que ya pagaron impuesto al patrimonio el año anterior. En el caso de las empresas que hayan tenido en 2020 renta negativa, no serán incluidas, tal puede es el caso por ejemplo de la hotelería, como forma de excluir a las que se hayan visto afectadas negativamente por la crisis.

  1. Incremento del impuesto a la renta

 Generar un adicional al IRAE para aquellos sectores que tuvieron renta neta superior al millón de dólares en el año 2020, o que sin alcanzar ese monto igualmente incrementaron su renta neta en al menos un 25% respecto a la declaración anterior. En ambos casos, se cobraría 35% en lugar de 25% por el monto que exceda el millón de dólares o por el incremento registrado superior al 25%.

  1. Impuesto transitorio al incremento extraordinario de

 Indudablemente no todos los sectores de actividad económica se han visto afectados negativamente durante la pandemia. En el caso de algunos sectores de los agronegocios uruguayos, los precios de referencia internacional para las exportaciones vienen aumentando de manera importante en el último año. Por esto proponemos, que aquellos sectores cuyos precios promedio en el último año se ubicaran 20% por encima de los del año previo, paguen un impuesto por este beneficio extraordinario que tuvieron y que sin duda los deja en mejores condiciones de contribuir. Este es el caso por ejemplo, de sectores como la soja, el arroz y el trigo.

  1. Instalación del Impuesto Covid a los cuerpos Gerenciales y Directores de grandes empresas

Los altos cargos gerenciales y los CEO de las empresas multinacionales se encuentran en el 1% de los ocupados de los de mayores ingresos y sin duda tienen una mayor capacidad contributiva que el resto. Es por esto que consideramos que dicho sector debería realizar también una contribución adicional excepcional.

Es importante resaltar la transitoriedad de todas las modificaciones propuestas, las cuales serían por un año, dada la forma anual en que se liquidan la mayoría de estos impuestos.

Finalmente, cabe destacar que de acuerdo a cálculos preliminares, la implementación de estas modificaciones conduciría a un incremento de la recaudación anual de al menos 130 millones de dólares. Siendo además razonable que la misma abarque a todos los sectores que efectivamente tienen mayor capacidad de contribuir en este contexto.

Primero el Trabajo

Pero la crisis sanitaria y económico-social no puede verse solamente desde la emergencia. Probablemente pasarán muchos años para que como sociedad nos podamos recuperar de los efectos de mediano y largo plazo que dejará en el plano de la salud, el trabajo, la educación, la salud mental y las brechas de desigualdad que sus efectos en la actual matriz social capitalista trae aparejada.

Es necesario, es urgente que se adopten medidas que permitan priorizar el trabajo de los uruguayos. A esos efectos proponemos que en el ámbito tripartito se instrumente una negociación que permita definir aportes y contribuciones, responsabilidades y compromisos para la adopción de las medidas necesarias desde ahora y para el período post pandemia que apunten directamente al pleno empleo.

Apuntamos al trabajo de calidad en ese sentido proponemos:

Medidas de corto plazo

  • Adelantar un año la inversión pública prevista en infraestructura. A modo de ejemplo, iniciativas como el corredor metropolitano que involucra a los departamentos de Montevideo, Canelones y San José. La misma transforma la infraestructura y la conectividad de los departamentos. La iniciativa, que por su forma de financiación distribuye su impacto fiscal en el largo plazo, genera en el entorno de los 4.000 puestos de empleo directos y se estiman unos 16.000 indirectos. Inversiones de este tipo generan un impacto económico, ambiental y social importantísimo, un tipo de inversiones que promueven desarrollo en el sentido de lo que planteamos para el país.
  • Para generar trabajo y dar respuesta al déficit habitacional tienen que asignarse todas las partidas necesarias que permitan resolver la vivienda de las uruguayas y
  • Plan de compras públicas para desarrollo de proveedores nacionales, supone la utilización de la capacidad de compras del Estado en alimentos, vestimenta, industria manufacturares, servicios públicos, para generar un plan que permita potenciar desde las compras estatales los sectores productivos del Uruguay para que generen empleo y dinamicen la economía.
  • Estudios sectoriales que determinen oportunidades de mejora en cada rama de actividad y cadena productiva.

Medidas de mediano plazo

  • En materia educativa es fundamental adoptar medidas que permitan abordar los aspectos de la brecha educativa que la pandemia exacerbó. Dicho proceso supone un abordaje integral y destinar recursos
  • Nuestro movimiento sindical sostiene desde hace mucho tiempo que muchas de las desigualdades existentes en nuestro país son el resultado de la estructura productiva. El cambio de la matriz productiva es uno de nuestros principales desafíos para generar empleo de calidad y reforzar la soberanía La necesidad de insumos de elaboración industrial, de respuestas productivas, quedaron más en evidencia que nunca durante la pandemia. El Estado tiene un rol estratégico en el diseño, la promoción y la inversión de un cambio en el modelo de desarrollo.
  • En consonancia con estas necesidades, es fundamental desarrollar una línea de integración regional que permita modelos productivos complementarios para el desarrollo de nuestros pueblos. La integración regional es un marco imprescindible para la generación de empleo de calidad, de industria nacional de alta tecnología. Nuestro país tiene enormes potencialidades que es necesario impulsar con infraestructura, transporte, telecomunicaciones, energía y desarrollar criterios de complementariedad industrial. La economía al servicio de la integración cultural y social de nuestros pueblos.

En el largo plazo

  • Necesitamos potenciar los ámbitos existentes y promover un espacio de desarrollo estratégico que nos prepare para afrontar los desafíos que nos impone la sociedad del conocimiento
  • Programa de educación en el trabajo. Desarrollar un sistema para que la gente en su educación técnica que permita que algunas horas de estudio se desarrollen en el centro de

El compromiso del movimiento sindical con la lucha por los derechos humanos es un compromiso de principios. Saludamos la adhesión de Familiares a las actividades realizadas en el día de hoy, sumándose a la recolección de firmas y alimentos para las ollas populares. Adherimos a la convocatoria a una marcha virtual para el próximo 20 de mayo y a reafirmar nuestra memoria, gritando "presente" en nuestras casas mientras se nombra a nuestras compañeras y compañeros desaparecidos en la conferencia prevista para las 19 hs. nos sumamos a la convocatoria a colocar balconeras y carteles. ¡Memoria, verdad y justicia! ¡Nunca más terrorismo de Estado!

En contexto de pandemia con su correlato en una crisis social y sanitaria que estamos viviendo, es inconcebible que se esté desmantelando el Sistema de Cuidados y sus servicios. El cierre de los centros de educación debería de haberse implementado con un fortalecimiento de redes y dispositivos de cuidados no tradicionales para que estas tareas-básicas para la supervivencia y la reproducción social-no sobre cargaran a las familias, y en especial a las mujeres. Este desmantelamiento implica una pérdida de fuentes de empleo directas y un desmejoramiento muy importante de las condiciones de empleo de quienes aún lo mantienen. Las trabajadoras del Sistema de Cuidados son mayoritariamente mujeres que están en contacto directo con población vulnerable. A la fecha las compañeras no cuentan con protocolos, ni han sido priorizadas en el plan de vacunación. Una vez más, nos preguntamos ¿Quién cuida a las que cuidan?. Primero la salud, primero el trabajo también para las trabajadoras del sistema de cuidados.

Comisión de discapacidad: Los recortes y la falta de compromiso y respuestas por parte del gobierno nacional, ha generado un estado ausente que no garantiza derechos humanos fundamentales para las personas en situación de discapacidad, como son la vida, el trabajo, la salud, educación, vivienda y sistema de cuidados donde diariamente se pierden derechos que atentan contra la dignidad. Exigimos que se garantice una renta básica incondicional y permanente para personas en situación de discapacidad, que permita el fortalecimiento de la autonomía como pilar fundamental para un desarrollo humano digno y de supervivencia.

Es importante resaltar el rol, no sólo económico sino social, que juegan las empresas públicas. La ANP como autoridad de la logística portuaria debe contar con infraestructura cada vez más fortalecida y no como se viene haciendo, mediante adjudicación directas, sin ni siquiera licitaciones públicas para transferir a capitales extranjeros la manipulación de los contenedores.

La medida supone pérdida de soberanía, violenta la libre competencia y avanza en la generación de monopolios privados. Los únicos monopolios posibles deberían ser los públicos, en tanto garantizan la soberanía y capital de todos los uruguayos, los únicos capaces de desarrollar el rol social protector, regulador del mercado en beneficio del país y no solo del capital son los monopolios públicos por su rol reparador.

Hace pocos días la Fiscalía dispuso la formalización de nueve trabajadores de Friopan. La formalización de los nueve trabajadores es un nuevo intento de judicializar la negociación colectiva, de amedrentar a los trabajadores en el ejercicio del derecho de huelga y de desconocer la libertad sindical, puesto que los hechos que desencadenaron la situación fueron los incumplimientos gravísimos por parte de la empresa.

Una vez finalizada la medida, no se constataron daños a la maquinaria y la parte trabajadora manifestó la voluntad del sindicato de encargarse de la limpieza y de reparar posibles pérdidas de insumos, lo cual fue rechazado por la empresa.

Reafirmamos nuestra solidaridad con la Coordinadora Popular y Solidaria de ollas y merenderos, que aglutina una red que viene sosteniendo la respuesta a la difícil situación que vive nuestro pueblo. En los barrios populares, a lo largo y ancho de nuestro país, ha sido la solidaridad de la gente organizada la que permitió responder a la emergencia social que desató la pandemia y a la cual el Estado no ha dado respuesta. El día de hoy ha sido una nueva demostración de la solidaridad de nuestro pueblo, pero también de la conciencia que existe en la ciudadanía de que la contención del Estado es claramente insuficiente para abordar la dolorosa situación que atravesamos.

Llegar a un convenio colectivo que alcance a los trabajadores públicos, en el que quede expresamente formulada la recuperación del salario real.

En el sector privado, el Poder Ejecutivo debe honrar su compromiso de que el crecimiento del PIB suponga un acompañamiento de recuperación del salario real.

En materia de seguridad social, entendemos que el proceso tal cual está planteado supone un ajuste contra el trabajo. Se necesita una reforma de la seguridad social, pero muy distinta a la que plantea el Poder Ejecutivo. Es necesario un modelo de seguridad social sin afaps, solidaria, intergeneracional, sin fines de lucro, universal, analizando la seguridad social en línea con los sesgos fiscales que existen en el país. Los trabajadores aportamos un 15% y los empleadores un 7%. Es necesario analizar formas contributivas que permitan identificar qué sectores de empleadores son los que tienen condiciones de aportar más, en consonancia con un criterio progresivo de aporte.

La campaña de recolección de firmas para que el pueblo sepa y decida sobre la LUC.

La campaña que venimos desarrollando dejó claro que la sociedad no conoce los contenidos de la Ley de Urgente consideración. El proceso de recolección de firmas ha adquirido un carácter informativo, que supone al mismo tiempo habilitar un mecanismo de democracia directa para que la sociedad se pronuncie. Entendemos que el formato de urgente consideración, previsto como mecanismo excepcional, fue utilizado para aprobar una ley ómnibus, que integra varias leyes en el contenido.

La LUC aborda aspectos regresivos en materia de derechos y libertades, de protección a los derechos de los inquilinos en el régimen de alquileres, de transformaciones en las formas democráticas de la gobernanza del sistema educativo, de modificaciones del régimen de adopciones, de cambios que limitan el derecho de huelga, en defensa del rol estratégico de las empresas públicas, y defender el derecho de la ciudadanía a pronunciarse con información sobre sus contenidos es una necesidad de fortalecimiento democrático del país.

Son decenas de miles las y los militantes que a lo largo y ancho del país se movilizan, extremando el cumplimiento de los protocolos sanitarios y los cuidados, en defensa de una hazaña democrática. Nuestro reconocimiento y cariño a todas las compañeras y compañeros que abrazan esta justa causa.

El día de hoy fue una conmovedora demostración de compromiso, de homenaje a la historia de lucha de la clase obrera. Centenares de puntos instalados a lo largo y ancho de nuestra patria. Cientos de miles de compañeras y compañeros que en pequeños grupos se desplegaron. Estamos convencidos de que esta hazaña que estamos promoviendo va a quedar inscripta en las páginas más gloriosas del compromiso democrático da las trabajadoras y los trabajadores uruguayos.

El objetivo de mayo y junio es alcanzar el 25% de las voluntades de las personas que integran el padrón electoral.

América Latina reivindica su derecho a tener un camino propio, una defensa de su libre autodeterminación. Por eso condenamos cualquier tipo de injerencia exterior y rechazamos los intentos imperialistas de intervenir en nuestro pueblo. Rechazamos de plano la presencia del Comando Sur en Uruguay.

El movimiento obrero es antiimperialista por definición. Nuestros pueblos tienen una larga historia de dignidad en defensa de su autodeterminación y de hermandad. Por eso una vez más condenamos nuestra solidaridad con Cuba y la necesidad de poner fin al bloqueo inhumano que sostiene el imperialismo.

Además de nuestras justas reivindicaciones, es necesario desplegar a lo largo y ancho de la patria un proceso democrático, participativo, de convergencia de la ciudanía en un proceso de elaboración de un programa de respuestas. Un proceso germinal de ideas y propuestas para la emancipación nacional y el desarrollo productivo.

Lanzamos desde acá una convocatoria amplia a todas las organizaciones sociales y populares que confluya en una gran asamblea del pueblo que sintetice este proceso.

Es necesario un proceso de elaboración de todo el pueblo desde el pie en la lucha por la emancipación de la clase trabajadora y de la humanidad.

Primero la vida, primero el trabajo

¡Viva el 1º de mayo!

Modificado por última vez en Lunes, 03 Mayo 2021 21:06
Inicia sesión para enviar comentarios