Prof. Piñeyrúa: "La gente sintió que le querían sacar algo que le pertenece"

Jueves, 23 Julio 2020 19:08
Valora este artículo
(31 votos)

El periodístico «La letra chica» de TV Ciudad promedió 7.2 puntos de rating en hogares, con picos de 8. Fueron casi 60 mil personas que siguieron el programa en Montevideo, a los que hay que sumarle una cantidad incierta de miles de personas más a través de las redes sociales. El contenido de la emisión del día miércoles se tituló Un océano de abusos, en relación a la causa de explotación sexual que lleva adelante la fiscal Darviña Viera.

Con tan solo 10 emisiones, «La letra chica» se posicionó como un espacio de periodismo independiente,“una nueva forma de analizar la realidad, buscando sumar una voz diferente y comprometida con la actualidad. Mediante Informes, entrevistas, invitados y el análisis de destacados especialistas, para conocer el detrás de cada noticia”.

En muy pocos días, el programa que se emite de lunes a viernes a las 21 horas y es conducido por Jorge Piñeyrúa, Analía Matyszczyk y Diego González, fue tendencia en redes sociales y en la natural dinámica de Twitter, rápidamente, también aparecieron los detractores del programa, cuestionando el supuesto “sesgo” informativo “con los impuestos que pagamos todos”. 

El diario El País informó que el edil nacionalista Diego Rodríguez había resuelto elevar un pedido de informes a la Intendencia de Montevideo para conocer los detalles relacionados a la producción, presupuesto y contrataciones del programa. “La IM gasta el dinero de todos los montevideanos en un programa de TV Ciudad que está al servicio del FA. Lo denunciamos hace años, han hecho de la señal un canal partidario”, sostuvo el curul opositor.

En diálogo con el Portal del PIT-CNT, el profesor Ricardo Piñeyrúa, dijo que el equipo trabaja con mucho respeto por los temas y el público, y pretende encontrar explicaciones a los grandes temas "para que después cada cual saque sus propias conclusiones". Asimismo, aseguró que una de las explicaciones para entender la repercusión que ha tenido el programa se debió a que la gente "se sintió amenazada" y que "salieron a defender algo que les pertenecía".   

Piñeyrúa admitió que no se esperaban una repercusión tan contundente como la que el programa logró en tan pocas emisiones. Yo me acerqué al programa por un pedido del director del canal (Federico Dalmaud), que creyó que yo podía colaborar para que el programa tuviera una mirada diferente y lo hice con mucho cariño que es el que tengo por el canal y por él".

Para el comunicador, uno de los aciertos de la gran aceptación del público se explica en que "los temas se que eligieron son interesantes, no elegimos temas de discusión político partidaria ni nos quedamos en la chiquita, sino que apuntamos a temas fuertes del momento como son el miedo, morir en la calle, las ollas populares, la alimentación, temas que son de la vida".  Piñeyrúa valoró como "un mérito enorme de la producción" los invitados y columnistas, "todos muy claros, que sabían de lo que estaban hablando y nos enseñaron muchas cosas, algunas que yo no sabía".  

El tono del programa también ha sido una de las particularidades elogiadas por la audiencia, en un entorno de espacios periodísticos televisivos que son cuestionados por parte del público, que no comparte que se interrumpa los entrevistados -a veces a los gritos- llegando a extremos donde cuesta encontrar el límite entre la interpelación y el disenso con el show mediático que alimenta la viralización de cruces y roces.

 El "profe" Piñeyrúa, tal como se lo conoce en el medio, reveló al Portal del PIT-CNT que uno de los objetivos que se plantearon fue el de priorizar la reflexión antes que las preguntas rápidas y fáciles.  "Me parece que había un público que estaba  ávido de escuchar gente que hable de cosas que están pasando y se las trate de explicar sin que las interrumpan y sin debate por el debate mismo, sino que sea mediante el intercambio de puntos de vista. En este aspecto hasta ahora no hemos podido brindar nuestras opiniones y eso es algo que formaba parte de la expectativa inicial que nos planteamos, pero es que los invitados han sido tan claros que ellos fueron los que de manera natural tuvieron más tiempo para hablar".

Periodismo

Durante el programa dedicado a la cultura, "El show debe continuar", la directora nacional de Cultura, Mariana Wainstein, cuestionó al conductor Diego González por una pregunta que le realizó y le señaló que le sorprendía que fuera periodista. "Yo comparto con Diego la respuesta que dio, porque yo no me siento un periodista, siempre digo que soy un analista deportivo, comunicador, que sale en una radio, que dice cosas y que la vida le dio el atributo de que la gente me escuche. Uno de los temas que me preocupa desde que me convocaron y creo que me va a seguir preocupando, es que hay muchos temas de los que yo no sé nada. Primero porque nadie sabe de todo y segundo porque hay temas que están muy lejos de mi vida diaria, que yo no los manejo. Yo siempre me planteo que cuando voy a una entrevista con una persona, yo lo voy a escuchar y a preguntarle lo que me despierta curiosidad o lo que no sé. En cuanto al programa yo creo que la 'más periodista' de nosotros es Natalia (Uval) que ha hecho todo un trabajo en su carrera como periodista, pero Diego y yo somos locutores de radio", señaló.

"La gente nos cree y por eso se apropió"

Piñeyrúa cree que mucha gente tomó como "una amenaza" la noticia del pedido de informes del curul opositor Diego Rodríguez en relación a la producción y costos del programa  «La letra chica» de TV Ciudad.  "No era una amenaza pero la gente sintió que le querían sacar algo que era de ellos. Y se apropió y salieron a decir 'tenemos que verlo esta noche porque algo puede pasar'. Yo creo que en realidad no pasa nada, pero la gente tiene sus sentimientos y fue bueno que el público dijera yo los defiendo, yo los apoyo y hay que verlos esta noche porque hay que demostrar que estamos con ellos. A mí me encantó, me pareció bárbaro. Estamos felices de las repercusiones del programa, no somos los únicos que ofrecemos una espacio que permite reflexionar, pero nosotros lo hicimos con nuestro estilo y con nuestra forma de ser. Creo que la gente nos cree y por eso se apropió".

Honestidad

El profe Piñeyrúa abrió el programa del pasado miércoles con una reflexión sobria pero firme del trabajo profesional. "Personalmente siempre digo que la persona que me escucha, en este caso quién me ve, tiene que saber que lo que digo es lo que siento, punto. No es que esté inventando ni tomando posturas, lo siento, trato de ser lo más abierto posible y lo más imparcial posible. Algo que yo dije ayer y es la pura verdad es que yo soy intransigente con el sistema de la democracia. No quiero vivir otra dictadura ni quiero vivir otra época de miedo. Con ese criterio es que respeto muchísimo los cambios que se dan por el sistema democrático, quiero que lo sepan, yo no estoy haciendo un programa por el Frente Amplio, porque no estaría de acuerdo con mi forma de pensar, más allá de que soy votante del Frente Amplio, pero no estoy haciendo un programa para el FA. Estoy en un programa y trato de mostrar las distintas cosas de la realidad y mostrar mis sentimientos hacia esa realidad", concluyó.

Modificado por última vez en Jueves, 23 Julio 2020 19:40
Inicia sesión para enviar comentarios