Laura Alberti: "Se trata de hacer algo por la sociedad y actuar donde duele"

Jueves, 19 Diciembre 2019 17:50
Valora este artículo
(0 votos)

"Desde hoy el Comcar es un poco más accesible para las visitas por el aporte de varios sindicatos del PIT-CNT que una vez más, se ponen el problema y la solución al hombro". Con esas palabras, el colectivo Nada Crece a la Sombra informaba a la población un dato seguramente menor para la agenda nacional en tiempo de transición gubernamental, pero más que importante para muchas familias que desde ahora podrán contar con sillas de ruedas para las visitas a sus seres queridos privados de libertad.

La donación fue posible gracias al aporte de distintos sindicatos que respondieron al llamado de la central sindical. "Se trata de hacer algo por la sociedad y actuar donde duele, allí donde hay personas que se equivocaron, si de verdad nos preocupa la inseguridad, tenemos que dar herramientas a los que le erraron y asumen sus errores". Así explicó al Portal del PIT-CNT, la responsable de organización de la central sindical, Laura Alberti, quien asistió a la entrega de las sillas junto a una delegación de la Secretaría de Discapacidad.  

En abril de este año, el comisionado parlamentario para el sistema carcelario, Juan Miguel Petit, dijo lo que mucha gente ha venido sosteniendo: “Podrán reforzar los barrotes y la guardia, pero para garantizar la seguridad en las cárceles la clave es empezar a desarrollar actividades socioeducativas en módulos sobrecargados de población sin ningún estímulo para la convivencia".

El movimiento sindical ha apuntalado distintas iniciativas que promueven y generan espacios de trabajo y oportunidades laborales para los privados de libertad. Recientemente, el Colectivo Nada Crece a la Sombra se contactó con el PIT-CNT para solicitar su apoyo en un momento especial del año, cuando se acercan las fiestas tradicionales y muchas familias encuentran dificultades para visitar a su seres queridos privados de libertad. Alberti señaló que "cuando llega el momento de las visitas, mucha gente tiene que esperar durante horas, soportando inclemencias del tiempo, y sometiéndose a trámites engorrosos, que implican muchas horas de espera. Hay mucha gente mayor que necesitaba una mano. Y así fue que cuando la gente de Nada Crece a la Sombra nos pidió una mano inmediatamente nos pusimos a trabajar para encontrar una solución rápida".

La ONG se ha ganado la confianza dentro y fuera de las cárceles. "Nos invitaron al cierre de los talleres que ellos hacen de radio, teatro, canto, hip hop y estuvimos varias horas compartiendo con ellos. No solamente fue una experiencia hermosa sino que fue todo un aprendizaje", aseguró la integrante del Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT. "Ver el proceso creativo, la forma en la que ellos crean las obras de teatro, las letras, las canciones, los poemas, es fantástico, es todo incentivo de ellos, creatividad de ellos, y hay que ver cómo agradecen, la esperanza que tienen pensando en salir de ahí para insertarse en la sociedad y no ser estigmatizados".

La inseguridad

Para Alberti, el compromiso social es parte del camino que transita el movimiento sindical y debe encararse sin ambigüedades. "Esto es parte también de no tener un doble discurso: si yo estoy preocupado por la seguridad, tengo que ver cómo puedo aportar desde el lugar en el que estoy, darles herramientas a ellos para que puedan crear y sentirse útiles".

Según contó la secretaria ejecutiva de la central sindical, las autoridades carcelarias informaron al PIT-CNT de las carencias existentes, algunas que se podrían comenzar a solucionar con gestos como el de la donación de sillas de ruedas. "Se podría pintar un mural con colores, por donde ingresan las familias, como forma de recibir a madres, padres, hijos, hijas, abuelas y abuelos, con otra calidez. Habría que mejorar y ampliara las zonas techadas y la caminería de ingreso y dentro del establecimiento, y también nos fuimos con otra idea que trasladaremos al Secretariado Ejecutivo y a la Mesa Representativa: la construcción de una plaza de juegos para las familias adentro de ese espacio tan hostil, especialmente para que los niños y niñas se sientan un poco más a gusto. Son pequeños granitos de arena, ninguna de estas acciones es una solución definitiva a nada, pero seguramente con estos pequeños gestos, y tantos otros fantásticos que desarrolla la ONG Nada Crece a la Sombra, se puede ir cambiando la realidad para mejorar la convivencia", sentenció.

Modificado por última vez en Jueves, 19 Diciembre 2019 19:14
Inicia sesión para enviar comentarios