Habló el PIT-CNT: “No vamos a permitir que nos arranquen una sola de las conquistas que hemos logrado hasta ahora”

Miércoles, 22 Mayo 2019 20:18
Valora este artículo
(0 votos)

Miles marchando, miles de voluntades unidas acompañando solidariamente la lucha de los trabajadores del gas. Así comenzó la jornada de paro general parcial en el área metropolitana que tuvo su concentración en la explanada de la Intendencia de Montevideo para luego recorrer la principal avenida hasta llegar a la Plaza Independencia. Miles marchando y respaldando a los suyos. Compañeras y compañeros de distintos sindicatos, gremios, de todas partes, unitarios, solidarios. Miles marchando hasta una plaza emblemática, en la que la figura de José Artigas emerge desde la historia y sostiene el presente. Miles que llegaron hasta la Plaza Independencia, para decir en voz alta que los trabajadores del gas no están solos, como ningún trabajador que sufra en el mundo se encuentra solo.

El secretario de Prensa, Propaganda y Relaciones Nacionales de la central, Gabriel Molina, comenzó su intervención destacando precisamente que “nada nos es ajeno y el dolor de cualquier trabajador que sufra en el mundo es como si fuera propio”, por ello la presencia de hoy “en solidaridad con los compañeros y compañeras del gas que están enfrentando una multinacional represora, antiobrera, amparada en un gobierno fascista como el de (Jair) Bolsonaro que le está dando señales claras para que termine con la negociación colectiva y termine liquidando nuestra organización sindical. Desde acá, bien fuerte, decimos que la lucha de los compañeros del gas no es de ellos y de ellas, es de todo el movimiento sindical uruguayo” subrayó. Molina recordó que la convocatoria al paro y movilización también se realizó en respaldo solidario a otros sindicatos y trabajadores que están atravesando situaciones complejas como los afectados por el cierre de la empresa Belsur, “que se escondió y dejó cientos y cientos de trabajadores sin laburo, por lo que vaya nuestra solidaridad a los trabajadores del Sunca y de Belsur”. Molina también mencionó a los trabajadores del puerto “para que no existan más los contratos chatarra”, a “los compañeros postales que vienen peleando por mejorar el correo público y estatal”, los “compañeros municipales que reclaman para que se terminen los ingresos a dedo” y se realicen concursos abiertos, entre otros. Molina describió distintos sectores que están afrontando intentos de desregulación laboral y rebajas salariales, en ocasiones, con atropellos “intolerables” que no se dejarán pasar como los intentos de crear sindicatos amarillos “para quebrar la unidad del movimiento sindical”. Sin embargo, Molina recordó que ante estos embates, “acá está el movimiento sindical uruguayo” porque “el derecho al trabajo se defiende luchando y acá estamos luchando por trabajo”.   

Desde la perspectiva del movimiento sindical, todos estos intentos de retroceso en relación a los derechos laborales no son casualidad y se dan en un contexto regional que tiene su incidencia en nuestro país. “Hace unos días (Jair) Bolsonaro acaba de terminar con la autonomía de la Universidad en Brasil, colocando rectores impuestos por el gobierno que responden a las cúpulas militares o qué decir de las medidas de ajuste que está aplicando el gobierno de (Mauricio) Macri, del famoso Cambiemos, tirando por tierra los salarios y rebajando las jubilaciones, llevando a la miseria a tantos argentinos y argentinas, volviendo al peor nivel de pobreza”. Por ello, Molina dijo que los trabajadores no se pueden confundir. “Estamos claros y seguros de dónde estamos, de dónde venimos y hacia dónde vamos, porque somos constructores de la unidad, la unidad como necesidad histórica del trabajador y de la clase obrera” para pelear “por la dignidad de nuestras familias”.

La memoria  

En otro pasaje de su intervención, el responsable de prensa y propaganda de la central sindical recordó la 24ª Marcha del Silencio que se desarrolló el pasado lunes 20 de mayo. Destacó la masiva demostración del pueblo uruguayo que en silencio reclamó por verdad y justicia. Molina fustigó la actitud de la oposición política en el Parlamento que votó contra la destitución de la cúpula militar “que había mentido y cobijó a torturadores y asesinos de la democracia como José Nino Gavazzo. Sin embargo el lunes andaba entre nosotros un parlamentario en la marcha, el mismo que levantó la mano contra la destitución de los militares” en alusión al senador Pablo Mieres, aunque sin nombrarlo. “Acá las cosas son claras, en ese momento el Parlamento se partió entre quienes defendemos la democracia, reclamamos verdad y justicia y quienes defendieron la impunidad, el ocultamiento, la mentira, y seguir escondiendo a los peores asesinos de la democracia y de cientos de uruguayos y uruguayas que dieron su vida por defenderla. Le guste a quien le guste y pesa a quien le pese, el Parlamento se dividió entre la democracia y quienes la quieren esconder” enfatizó.

Molina aseguró que este año será “muy complejo para todos” y “parecería que para algunos, los trabajadores y trabajadoras somos solamente un instrumento para ir a votar cada cinco años, parecería que según ellos, no tenemos derecho a pensar y a opinar como sí lo pueden hacer los empresarios y las cámaras empresariales, la asociación y la federación rural que lo hacen permanentemente. Abrazados en ese movimiento que de apolítico no tenía nada, ahí estaban todos reclamando terminar con los Consejos de Salario, con la negociación colectiva y empezar un proceso de privatizaciones” porque sostienen “el peso del Estado es brutal”. Molina agregó que incluso algunos precandidatos se han manifestado en el mismo sentido de achicar el Estado, “que las empresas públicas se tienen que abrir y tienen que ir a un camino de privatizaciones para dar más trabajo” y que también “vienen por todas las subsidiarias que tiene el Estado y eso es volver al año 92, película que muchos de nosotros ya la vimos, que cientos y cientos de trabajadores tuvimos que salir descalzos a recorrer las calles de Montevideo a pedir la firma y el voto para impedir que se privatizaran las empresas públicas del Estado. Nunca está demás, agradecerle al pueblo uruguayo la grandeza que tuvo que cuando en el cono sur vientos neoliberales arrasaron con todas las empresas públicas y las privatizaron, nuestro país, chiquito como es de tamaño pero grande de corazón y espíritu le dijo no a las privatizaciones, y hoy tenemos las empresas públicas al servicio del país, de la educación y la inclusión social”. Así las cosas, Molina advirtió: “no somos un instrumento para que cada cinco años nos vengan a arriar como ganado, fuimos protagonistas en defensa de la democracia y contra la dictadura, somos protagonistas en todas las conquistas que hemos tenido y que tengan bien claro que este movimiento sindical uruguayo no le fallará a la más rica historia que tuvo, que tiene y que tendrá y no vamos a permitir que nos arranquen una sola de las conquistas que hemos tenido hasta ahora. Y si eso es hablar de política, entonces lo hacemos. No tengamos miedo, miedo es otra cosa, miedo es darle la espalda a los compañeros que precisan una mano y vamos a dársela, miedo y vergüenza es votar en defensa de los militares como lo hicieron en el Parlamento, miedo y vergüenza es caer en el Uruguay después de 30 años y ser el hada madrina que va a traer cambios para nosotros”.

Soluciones

En el último tramo de su alocución, Molina, en nombre del PIT-CNT,  reclamó cambiar el accionar para lograr una solución al conflicto de los trabajadores del gas, en otro clima “porque en este actual, con los despidos es imposible” acotó. “La pelea es por trabajo, es por inversión pública que fomente trabajo” agregó. “Marcharemos firmes, con la unidad, a paso firme, avanzando hacia los cambios que toda la sociedad y el país están reclamando” sentenció.

Galería de fotos

Modificado por última vez en Miércoles, 22 Mayo 2019 20:25
Inicia sesión para enviar comentarios