Imprimir esta página

Obediencia indebida

Martes, 29 Enero 2019 12:49
Valora este artículo
(0 votos)

La muerte de dos trabajadores rurales en hechos vinculados a inclemencias climáticas ha colocado en la agenda pública los reclamos históricos de la Unión de Asalariados y Trabajadores Rurales (Unatra) en defensa del derecho de los trabajadores de no salir a cumplir tareas en los casos que haya alertas meteorológicas que adviertan sobre los riesgos a los que se exponen. El dirigente de la Unatra, Marcelo Amaya, dijo al Portal del PIT-CNT que es imprescindible que las autoridades del Ministerio de Trabajo actúen de manera preventiva a los efectos que se brinden las garantías básicas que tienen que tener los trabajadores que salen a desempeñar sus tareas muchas veces en condiciones de riesgo. 

Si bien los hechos recientes fueron recogidos por los medios para Amaya, existe muy poca información sobre esta problemática y es imprescindible generar un cambio profundo para evitar pérdidas humanas de trabajadores rurales. “Falta mucho para que la gente entienda que hay que producir un verdadero cambio cultural y dejar la cultura de la obediencia” para preservar la vida de los trabajadores. “Es terrible que un trabajador haya fallecido por ir a rescatar dos o tres ovejas”.

Días pasados, Daniel González de 22 años se encontraba trabajando en un establecimiento de Paso de los Mellizos, en del departamento de Río Negro, mientras regía una alerta meteorológica. Según la información recabada, el joven vio que unas ovejas estaban siendo arrastradas por la creciente de un arroyo y acudió a rescatarlas. La fuerza de la corriente hizo que el trabajador muriera ahogado. El otro caso fatal se produjo en Cerro Largo cuando el trabajador rural Gilmar Luiz fue alcanzado por un rayo en momentos que se encontraba vigente una alerta meteorológica.

“Tenemos denuncias que a los trabajadores en alguno de los casos los obligaban a salir pese a las advertencias meteorológicas” sostuvo. Según la Unatra hay un tercer caso de un trabajador víctima de un rayo que también habría sido durante una advertencia meteorológica aunque Amaya señaló que la información con la que cuentan hasta el momento es escasa.

La Unatra se pronunció públicamente mediante un comunicado en el que señala que “ante estas situaciones con trabajadores cumpliendo directivas a la intemperie alertas meteorológicas vigentes con alta exposición a riesgos para la vida, sostenemos el derecho de los trabajadores de no desempeñar tales tareas durante la vigencia de condiciones de clima extremos, y cuestionamos la costumbre naturalizada en esta rama de actividad de dar directivas de dichas tareas durante la vigencia de las mismas”. En este sentido, la Unión de Asalariados y Trabajadores Rurales reafirma “el énfasis en el cumplimiento de controles por parte de Inspección General de Trabajo en cuanto a la prevención y toma de recaudos por parte de las empresas rurales, del desarrollo de tareas a cielo abierto antes de que las condiciones meteorológicas reinantes sean extremas, escenarios frecuentes en un contexto de variabilidad climática, a riesgo de implicancias de Responsabilidad Penal Empresarial en torno al deslinde de responsabilidades”. Por tanto sostienen de manera categórica que “con advertencia meteorológica no se sale al campo”.

Marcelo Amaya explicó al Portal de la central que se necesita provocar un cambio cultural que cambie la forma en la que muchos patrones actúan sobre los trabajadores rurales. “Es una cultura forjada en base a la obediencia, del sí señor y pretendemos que el trabajador haga valer sus derechos” apuntó. Al mismo tiempo, la Unatra le reclama al MTSS que se establezca un protocolo para que en caso que un trabajador sea sancionado por negarse a desarrollar sus tareas en medio de una advertencia  meteorológica -y por poner su seguridad y salud a resguardo- que inmediatamente el hecho sea denunciado por el trabajador y la organización sindical que el MTSS actúe y levante la sanción. “Hemos visto muchos casos de sanciones en los que se ha acusado a los trabajadores de negligencia o incluso poner en riesgo la vida de los animales cuando lo que el trabajador lo que está haciendo es salvaguardando su propia vida por lo que –en lo personal- entiendo que es un atropello y una estupidez que no debe volver a suceder nunca más que un trabajador pierda su vida por rescatar dos o tres ovejas” enfatizó.

Otro de los puntos que preocupa a la Unatra refiere a la cada vez mayor frecuencia con la que se están produciendo las alertas meteorológicas. “Hay que comprender que en muchas ocasiones los trabajadores son dispersados en el territorio y lo único que tienen para resguardarse es una casilla metálica” explicó Amaya. “Hace tiempo que los trabajadores rurales venimos reclamando inspecciones y que en los casos que corresponda, las sanciones vayan por el lado de las subvenciones” acotó. Según la Unatra, hay que fomentar un empresariado con compromiso social y ante los casos que no estén dispuestos a cambiar, a la hora de considerar sanciones se debe apuntar a lo económico, “especialmente en estos sectores que son subvencionados y tienen tantos beneficios; somos todos nosotros los que los subvencionamos, es la sociedad”. Según Amaya, hasta ahora las multas son “irrisorias”. Empero, hasta el momento no se ha logrado la aprobación de una iniciativa parlamentaria en este sentido.

Información

Un aspecto a destacar en materia de prevención y en relación a la difusión de los derechos de los trabajadores rurales, es el desarrollo de las comunicaciones, especialmente a través del uso generalizado del WhatsApp. Sin embargo, la circulación de la información a través de los medios de comunicación sigue siendo un problema.     

En relación a uno de los casos recientes que afectó a un trabajador rural, Amaya sostuvo que “la información varió mucho según el medio y eso no contribuye a la hora de la realización de una denuncia, por tanto, en nuestro caso nos apoyamos también en la información proveniente de las seccionales policiales, con toda la otra información que nos llega a través de las denuncias de los propios trabajadores de los establecimientos a través del WhatsApp. Entonces queda claro que en general los trabajadores rurales están al tanto de sus derechos lo que se necesita es mayor fiscalización de las autoridades y el cumplimiento de las normativas vigentes” concluyó. 

Modificado por última vez en Martes, 29 Enero 2019 13:52
Inicia sesión para enviar comentarios