Alejandro Acosta: La Coordinadora de la energía reclama un plan de desarrollo estratégico para el gas natural

Miércoles, 01 Julio 2015 16:11
Valora este artículo
(0 votos)

Alejandro Acosta, integrante de la dirección de la Unión Autónoma de Obreros y Empleados de la Compañía del Gas (UAOEGAS), le manifestó al Portal del PIT-CNT que la mejor forma de contar con un verdadero proyecto de país con una matriz energética viable a nivel del gas, pasa por la aprobación de la ley de Marco Regulatorio del Gas Natural que está en el Parlamento, que se avance en la construcción de la regasificadora, que se pase la distribución a manos del Estado y que se instrumente un plan de desarrollo estratégico del gas natural. Para los trabajadores la distribución del gas natural deberá estar en manos de Ancap.

Acosta informó que el proyecto de ley del Marco Regulatorio del Gas Natural es una norma jurídica que intenta limitar y establecer qué papel va a jugar cada componente de la cadena del gas natural. "Ya sea si existe en el subsuelo, donde estaríamos hablando de producción, de la importación de gas natural licuado que se regasifica, de la distribución, el transporte, la comercialización y la exportación. Por lo tanto tiene sentido el Marco Regulatorio si hablamos de disponer de gas en suficiente volumen y a precios más bajos de lo que se trae de Argentina. Además, hoy somos un sector residual, ya que sólo el dos o tres por ciento de la matriz energética corresponde a gas natural".

Agregó el integrante del ejecutivo de la UAOEGAS que el año pasado, antes de las elecciones nacionales, se aprobó en la Cámara de Diputados un proyecto de de ley que fijaba las normas del Marco Regulatorio de Gas Natural. Esta iniciativa parlamentaria no contó con el apoyo de las organizaciones que componen la Coordinadora de Sindicatos de la Energía del Uruguay porque se priorizaba una intervención importante del sector privado. Incluso, en la distribución se hacía referencia a que se podía concesionar el servicio público a un privado durante 30 años, lo que implicaba la importación y exportación. Así como la comercialización era declarada de interés público y con la autorización del Poder Ejecutivo cualquiera podría dedicarse a eso. Entre otros detalles que son menos relevantes.

El problema principal es que el esquema de la energía en ningún país del mundo, por más grande que sea y sobre todo en Uruguay por el tamaño pequeño que tiene, pasa por la existencia de una amplísima competencia interna. Cuando no hay un monopolio del Estado existe un monopolio del privado. Teniendo en cuenta que la energía es un resorte fundamental de cualquier proyecto de desarrollo. Si no está bajo el Estado, quedará bajo el oligopolio privado. En el caso del gas natural es así hace 20 años, indicó el sindicalista.

Acosta recordó también que "hace dos décadas nos privatizaron. Primero fue con Gas de France y luego a través de Petrobras. En el interior también está Petrobras, ya que el sector de gas natural está bajo la Dirección de Petrobras. Esto determina las decisiones que se toman a todo nivel, por donde se va a expandir el gas natural, cómo se trata a los usuarios, qué industrias apoyar y cuáles no, etcétera. Todo queda en manos de las empresas privadas, más allá de que en su origen Petrobras es una empresa Estatal de capitales mixtos".

"Los gremios de la energía cuestionamos el anterior proyecto de ley porque nos ponía o nos dejaba en el mismo escenario que estamos ahora. Se trasladaba en el tiempo, oficializado por una ley, y eso no iba a ser positivo para el país y los usuarios. Cualquier proyecto de desarrollo necesita contar con un componente de interés nacional. A modo de ejemplo, podemos recordar que en la regasificadora no existió ningún capital privado que tomara el riesgo de su construcción,  para luego ver qué pasaba con el negocio. Es el Estado que concesiona para la construcción del muelle y la fabricación de un barco, luego paga un canon para que regasifique el gas que importa el propio Estado a través de UTE y ANCAP. Y eso lo vamos a amortizar a lo largo de 15 años con dineros públicos. En un sector tan importante como es el del petróleo y la electricidad, la falta de intervención estatal lleva a que quedemos bajo la órbita del privado, de su interés y sus fines estratégicos".

Un poco de historia reciente

Durante la entrevista Acosta también recordó que "el proyecto que tuvo la media sanción en Diputados fue cuestionado por la central de trabajadores y encontró eco en el anterior ministro de Industria, Energía y Minería, Roberto Kreimerman, ya que compartió y entendió cuáles eran los errores que tenía el mismo. Finalmente se logró elaborar un proyecto nuevo. El proyecto que planteamos nosotros como trabajadores determinaba que toda la cadena de gas natural, excepto el gas comprimido para vender en las estaciones de servicio para el uso vehicular, quedara bajo el dominio de personas públicas estatales. En febrero del corriente año se vivió uno de los momentos más importantes de nuestra lucha y llevó a que se ocupara la empresa. De todos modos no pudimos lograr que se aceptara nuestro proyecto, el que, como ya dijimos, contaba con el visto bueno del Ministerio de Industria, Energía y Minería".

Los motivos por los cuales no se consiguió ello fue "porque existen sectores dentro del Poder Ejecutivo que se oponen a la intervención estatal. Esta postura está encabezada por el hoy ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori. A fines del gobierno de José Mujica, el Poder Legislativo resolvió no aprobar el proyecto de ley que contaba con media sanción y que en este nuevo Parlamento se discutiera un nuevo proyecto de ley, que ya fue presentado. Esta iniciativa tiene un avance sustancial con respecto al que fue desechado, de todos modos no contempla todas las aspiraciones de los trabajadores. Lamentablemente la parte de transporte y distribución es declarado servicio público y no se dice más nada. Por lo tanto, no evita que sea concesionado".

El sindicalista continuó diciendo que "los trabajadores de la Coordinadora, más allá de las diferencias, entendemos que el proyecto debe ser aprobado lo antes posible. Conscientes de que se está ante un trabajo que tiene distintas perspectivas y que los trabajadores no dejaremos de plantear la gestión estatal del servicio público de distribución del gas natural.

Acosta agregó que el tema de la energía se basa en tres patas fundamentales. Una de las patas es la ley. Las otras patas son: que se avance en la regacificadora, que se pase la distribución a manos del Estado y que se instrumente un plan de desarrollo estratégico del gas natural".

Modificado por última vez en Miércoles, 01 Julio 2015 18:57
Inicia sesión para enviar comentarios