Carta al Presidente de la República

Miércoles, 25 Marzo 2020 15:48
Valora este artículo
(0 votos)

El pasado 20 de marzo, el PIT-CNT le hizo llegar al Presidente de la República, una carta con las propuestas del movimiento sindical paliar la situación que afecta a los sectores más vulnerables en la actual coyuntura.

Les compartimos el texto completo de la misiva, por considerar que su contenido es de interés general para la ciudadanía.

 

Dr. Luis Lacalle Pou

Presidente de la República Oriental del Uruguay

De nuestra mayor consideración.

Por  intermedio  de  ésta,  tenemos  el  agrado  de  enviarle  las  propuestas  que el Plenario  Intersindical de Trabajadores – Convención  Nacional  de  Trabajadores (PIT-CNT, central sindical única de nuestro país), ha considerado para paliar la situación que afecta a los sectores más vulnerables, en la actual coyuntura.

Quienes dependen exclusivamente de su fuerza de trabajo para vivir, requieren de nuestro país y de su gobierno el mayor de los concursos, que permita tender una mano a quienes de otra manera se verán empujados a la miseria.

  1. Creación de una renta transitoria de emergencia

Aunque los planteos sobre la renta básica universal normalmente contemplan otros objetivos y tienen por lo tanto otro alcance, creemos que en este contexto particular es fundamental asegurar que todos los uruguayos cuenten con un ingreso mínimo que les permita acceder a bienes y servicios básicos, de manera que puedan respetar las medidas que se vayan implementando para evitar los contagios.

Para esto es necesario determinar el monto de dicho ingreso mínimo de manera de contemplar que todas las personas puedan acceder a alimentos, productos sanitarios y servicios básicos de manera excepcional mientras dure esta situación. Ya existen en el país referencias de mínimos posibles para tener en cuenta [canasta básica de alimentos; línea de pobreza; salario mínimo nacional; pensiones mínimas no contributivas; entre otras], siendo indispensable que los mismos contemplen también las distintas composiciones de los hogares.

Una vez establecido dicho mínimo, el Estado deberá asegurar la provisión de ingresos necesarios para quienes por sí mismos no puedan alcanzar dichos mínimos. Esto implica por un lado, asegurar la provisión de estos mínimos para todos aquellos que directamente no cuentan con ingresos por otras vías [ya sea producto de esta situación concreta o como reflejo de vulnerabilidades previas]. Por otro lado también implica complementar los ingresos de todos aquellos que producto de esta situación se hayan visto afectados y no puedan alcanzar dichos mínimos, en particular quienes se encuentren en seguro de desempleo, total o parcial.

Tanto el Mides como el BPS cuentan con información suficientemente completa como para acceder a estos hogares sin demoras y establecer los subsidios de manera focalizada.

  1. Medidas de protección a las unidades productivas y el empleo

Además de contener el impacto sobre los hogares más vulnerables, también es preciso contemplar la situación de las unidades productivas de la economía, particularmente las que más han resentido su actividad producto de esta coyuntura y también las que se encuentran en situación de mayor debilidad para afrontar un shock negativo como el que estamos atravesando desde el punto de vista económico. Esto es fundamental para evitar que los efectos transitorios adversos que está provocando la emergencia sanitaria se conviertan en permanentes. En este sentido, son bienvenidas todas las medidas que permitan la supervivencia de las empresas, en particular las más pequeñas que son en general también las más débiles; y que no se corte la cadena de pagos de la economía, trasladando el efecto que se está dando fuertemente sobre algunos sectores de la economía a todos los demás.

Si bien el gobierno ya anunció una serie de medidas de manera de contener el efecto de la disminución de la actividad sobre las empresas, consideramos que las mismas son insuficientes. Adicionalmente, para evitar que se magnifiquen los efectos negativos que ya estamos observando sobre el mercado laboral, es preciso que los subsidios y beneficios tributarios que se puedan otorgar a las empresas, estén atados al mantenimiento de los puestos de trabajo. Así como es importante que una vez que finalice este shock transitorio, sigamos contando con unidades productivas sanas, también es central que los trabajadores tengan puestos de trabajo a los que volver o al menos que en ese momento se puedan dar salidas negociadas en cada una de las situaciones puntuales que se presenten, en lugar de que se afecten actualmente las plantillas de trabajo. de aislamiento social

  1. Reclamar a las empresas que no tomen medidas unilaterales

Es imprescindible que no hayas medidas intempestivas, inconsultas e improvisadas por parte de los empresarios sin buscar una instancia de diálogo con las trabajadoras y los trabajadores para buscar las mejores condiciones para todos.

  1. Sobre las tarifas públicas, tributos y otros pagos que realizan los hogares

Así como es fundamental que las empresas puedan sostener la cadena de pagos en este contexto, asegurando su supervivencia y evitando la magnificación de los efectos, también es necesario que los hogares puedan salir de esta coyuntura de la mejor manera posible y con el menor endeudamiento y postergación de pagos.

A nuestro entender esto implica en primer término, postergar el aumento de tarifas e impuestos anunciado, de manera de no tensionar aún más sobre el ingreso de los hogares más vulnerables, los que se han visto más afectados por el aislamiento social y el incremento en el nivel de precios que ha representado la suba del valor del dólar en el marco de un contexto de gran incertidumbre acerca de la evolución de sus ingresos.

En segundo término, y de manera de contemplar más focalizadamente a los hogares más afectados, es preciso brindar flexibilidad en los pagos de tarifas, tributos, alquileres y otros costos relevantes que asumen los hogares cotidianamente. Esto no implica exonerar a todos de dichos pagos, sino como se hizo con los pagos de las empresas unipersonales, postergar vencimientos, realizar subsidios parciales y eliminar intereses; evitando en definitiva que se genere un aumento del endeudamiento o cortes de servicios, desalojos y otras situaciones que es preciso impedir particularmente en este contexto.

En el caso de las tarjetas de créditos, sería deseable que el gobierno incentivara a las instituciones financieras privadas a tomar caminos en el mismo sentido.

Atentos a que usted ha dicho que es injusto aplicar una tabla rasa respecto de las tarifas públicas a todos los consumidores, el PIT-CNT está dispuesto a que se realice una ponderación de los hogares con menores ingresos.

  1. Implementar el control de precios de la canasta sanitaria, de alimentos y algunos insumos básicos

En los últimos días hemos sido testigos de la importante suba que han registrado varios productos de la canasta básica vinculados fundamentalmente a cubrir la higiene personal y del hogar. Aunque en algunos casos dichos incrementos pueden reflejar la mayor demanda de los mismos y la dificultad de proveerlos en el muy corto plazo, es preciso que el Estado tome cartas en el asunto y evite comportamientos especulativos en una situación tan complicada.

En este sentido consideramos que es preciso fijar por parte del Estado los precios de referencia para dichos artículos y controlar que se cumplan, creando penalizaciones para quienes no lo hagan. El preservar condiciones de higiene tanto a nivel de los hogares particulares como en los locales comerciales y servicios que todavía están abiertos al público es esencial en este marco, y esta es una medida que impacta directamente en esta línea.

Además, consideramos que es bueno que el Estado envíe señales claras de que no se permitirá la especulación ni el lucro indebido de quienes se quieren beneficiar con ganancias extraordinarias en una situación como la que estamos atravesando, dejando abierta la posibilidad de que los controles puedan abarcar otros productos de primera necesidad.

Fernando Pereira           Marcelo Abdala

Presidente                       Secretario general

Montevideo, 20 de marzo de 2020.-

 

Modificado por última vez en Miércoles, 25 Marzo 2020 16:42
Inicia sesión para enviar comentarios