Federación Ancap denuncia que la empresa estatal "castiga a los trabajadores por exigir condiciones de seguridad"

Lunes, 01 Abril 2019 18:01
Valora este artículo
(0 votos)

La Federación Ancap salió al cruce de versiones sobre los motivos del paro realizado en la presente jornada. En un comunicado en el que explica los verdaderos motivos de la medida, señala su rechazo a la sanción del Directorio por considerarla injusta e improcedente. “Desmentimos que la Federación Ancap pretenda que se nos pague el tiempo de paros” subrayaron.

En un comunicado emitido en la presente jornada, la Federación Ancap aclara que la medida de paro de 24 horas “es en rechazo al accionar del Directorio que castiga a los trabajadores por exigir condiciones de seguridad. Durante el conflicto que se desarrolló entre la empresa Megal y sus trabajadores, se suscitó una situación que a nuestro juicio no garantizaba las condiciones de seguridad necesarias para el envío de gas a dicha compañía. Los trabajadores sindicalizados estaban protestando en la calle y la información que nosotros poseíamos, era que dentro de la Planta no había personal idóneo para recibir el gas, por lo tanto, hubiese sido un acto de irresponsabilidad trasegar a riesgo de que se generaran condiciones para un accidente. En aquel momento nos amparamos en el decreto 291, no realizamos la tarea y solicitamos a la Inspección General del Trabajo (IGTSS) que inspeccionara dicha Planta a fin de tener las garantías de que la misma se desarrollara en forma segura” señalan. “Dicha inspección no se concretó, ya que si bien la IGTSS se presentó en el lugar, la empresa Megal no permitió el ingreso de los delegados de seguridad del sindicato y en ese marco la inspección no se realizó y se labró acta de lo ocurrido”. La Federación aclara que “no realizamos el trasiego de gas a Megal por seguridad, no hubo paro ni ninguna medida, ya que las demás compañías recibieron normalmente el producto. El Directorio de ANCAP no trató con seriedad el tema y presionó a las y los trabajadores, jamás se preocupó por la seguridad del personal, el barrio o las Plantas”. Asimismo, los trabajadores afirman que el actual Directorio de ANCAP hace un discurso sobre seguridad para la prensa, pero en la práctica es un tema que le importa bastante poco”. Por ello, desmentimos que la Federación Ancap pretenda que se nos pague el tiempo de paros sino que rechazamos la sanción del directorio por considerarla injusta e improcedente”.

El presidente de la Federación Ancap, Gerardo Rodríguez, dijo que si bien la medida tomada el mes pasado tenía “un componente de solidaridad con los compañeros de Megal que se encontraban en conflicto”, claramente se trataba de un tema directamente ligado a la seguridad y por ello fue que se reclamaron las inspecciones pertinentes.

“Los procesos son bien claros, nosotros bombeamos una cierta cantidad de supergas y tenemos que tener la garantía que del otro lado del caño estén todos los trabajadores que tienen que estar y todas las condiciones de seguridad. En ese caso, como muchísimos compañeros estaban en la huelga, no sabíamos lo que pasaba adentro de la empresa y lo que le estábamos pidiendo a las autoridades competentes era que nos certificaran que había condiciones para mandar. Esa inspección nunca se dio y un mes después el Directorio de Ancap, amparándose en una resolución interna, nos realiza un descuento salarial. Eso es lo que estamos rechazando y por lo que hicimos el paro de 24 horas durante la presente jornada” explicó.

Consultado sobre posibles nuevos pasos el presidente de Fancap dijo que “no hay un conflicto” en puerta.

Balance

En relación al balance 2018 que presentó la presidenta de Ancap, que según lo manifestado arroja unos 88 millones de dólares de ganancia, Rodríguez señaló al Portal que los trabajadores lo estudiarán y analizarán pero desde ya consideran que “está rengo”. El dirigente subrayó la importancia que Ancap no de pérdidas “y que por tercer año consecutivo tenga ganancias pero la evaluación de un balance hay que hacerla de acuerdo al cumplimiento de metas y objetivos de una empresa. En una empresa privada está muy bien que el objetivo sea maximizar ganancias, por lo tanto que se tenga un enfoque meramente economicista. En el tema de Ancap que tiene que perseguir el desarrollo, no solo económico, sino también social y productivo, esa evaluación de la gestión tiene que estar íntimamente ligada con el análisis de estos temas” sostuvo. Asimismo, Rodríguez recordó que existe un “proceso de desinversión en la empresa” que “en algún momento se va a pagar porque no se ha invertido un peso en el Portland así como también se nos está resquebrajando el proyecto agroindustrial de Alur. Allí hay productores chicos muy endeudados que están desapareciendo. El proyecto social se está desdibujando, tenemos los depósitos llenos de azúcar, vamos a tener problemas con la producción este año” aseguró. “Lo que se está generando es achicar el proyecto y hacer que los productores chicos desaparezcan y los grandes se llenen de dinero, porque de alguna manera aprovechan la ineficiencia de los chicos y se están quedando con las tierras de los productores más chicos, se están endeudando los chicos y los grandes se están llenando de plata, esa es la verdad”. Así las cosas, Rodríguez explicó que a la hora de los balances “no puedo catalogar solamente si gané o no gané, especialmente en un ente autónomo, también tengo que ver el costo de esa gestión y el costo es el de desmantelar el rol social que tiene Ancap”.

Rodríguez adelantó al Portal que el balance presentado por el directorio de Ancap será analizado en profundidad por los trabajadores con el apoyo profesional del Instituto Cuesta Duarte, para poder realizar el análisis “con un enfoque de economía política” para luego tomar postura.

Modificado por última vez en Lunes, 01 Abril 2019 19:04
Inicia sesión para enviar comentarios