Usted está aquí:Sala de prensa/Noticias/Daniel Diverio (Sunca): "Una demostración cívica impresionante"
Martes, 16 Junio 2015 20:44

Foro Internacional reivindica "la emancipación del ser humano de la tiranía del capital"

La declaración final del Foro Internacional sobre "Libertad Sindical, Derecho de Huelga y Negociación Colectiva" reivindica los objetivos históricos de la clase obrera por la eliminación de la explotación del hombre por el hombre y alienta la esperanza desde la lucha y la organización, por la emancipación del ser humano de la tiranía del capital. Y sostiene que el TISA, la Alianza del Pacífico, los TPP´s, los TLC´s y otros formatos son contrarios a los intereses populares. "Las trabajadoras y trabajadores organizados debemos ser protagonistas de esta lucha, tanto a nivel local como continental".

Declaración

Montevideo, 15 de Junio de 2015.

Las organizaciones reunidas en el Foro Internacional sobre “Libertad Sindical, Derecho de Huelga y Negociación Colectiva”, en el marco del XII Congreso del PIT CNT,  declaran que:

Como consecuencia de la crísis estructural del sistema capitalista que estalló en el año 2008, que es económica, financiera, alimentaria, energética, medio ambiental; nuestra región y el mundo en su conjunto se ve amenazado por un bloque de poder, dominante a nivel mundial. El mismo es encabezado por el imperialismo norteamericano y sus aliados estratégicos (incluyendo a las clases dominantes de nuestros países); quienes intentan resolver los problemas estructurales del sistema, con viejas recetas neoliberales,  teniendo como resultado la pobreza, la exclusión social y el saqueo de los bienes comunes.

Ejemplo de ello son las presiones ejercidas por los gobiernos que controlan a la UE contra el pueblo y el nuevo gobierno griego, con el fin de  imponer el ajuste y el pago de la deuda  que claramente es en contra de los intereses y del bienestar del pueblo griego. Las medidas de austeridad y de recortes de derechos y beneficios para los trabajadores y pensionados del continente europeo, demuestra claramente la defensa de los intereses al gran capital y de la clase dominante. De este modo convocamos a expresar nuestra mayor solidaridad en la movilización en apoyo al pueblo griego a desarrollarse el próximo 27 de junio.

A diez años de la derrota del formato original del ALCA en Mar del Plata, debemos desarrollar e impulsar una agenda unitaria de acciones y movilizaciones, rescatando aquella histórica etapa de resistencia y lucha, que doblegó la intención dominadora del imperio, y que le puso NO al ALCA.

El imperialismo continúa intentando seducir a los gobiernos latinoamericanos con nuevos tratados de libre comercio encubiertos, pero con la misma peligrosidad para los intereses de nuestros pueblos. Un claro ejemplo de ello es un el acuerdo internacional sobre servicios –TISA por su siglas en inglés-, que tiene como fin la desregulación de mercados y la liberalizalizacion del comercio y las inversiones en el sector servicios; brindando a proveedores extranjeros acceso libre a nuevos mercados de servicios, que a su vez limitan la capacidad regulatoria de los Estados.

Impedir la desregulación de los servicios públicos y su entrega a los intereses de las grandes corporaciones multinacionales, pasa por la construcción de correlación de fuerzas, para exigir a los gobiernos fortalecer el rol de estado en sectores estratégicos de la economía, en contra de las políticas neoliberales y de los intereses de las empresas transnacionales.

El peligro es total cuando servicios públicos esenciales como: educación, telecomunicaciones, salud, suministro de agua, energía eléctrica, servicios postales, transporte público, sector bancario, entre otros, se entregan a las grandes corporaciones, teniendo como único interés el lucro, donde dichos servicios públicos dejan de ser un derecho de la ciudadanía y se convierten simplemente en una mercancía, supeditando el acceso y calidad de los mismos, en función de la capacidad de pago de las personas.

El TISA, la Alianza del Pacífico, los TPP´s, los TLC´s y otros formatos son contrarios a los intereses populares, las trabajadoras y trabajadores organizados debemos ser protagonistas de esta lucha, tanto a nivel local como continental. Nuestra acumulación es fundamental para lograr impulsar los procesos de transformación necesario para nuestros pueblos, que nos permita un desarrollo con equidad. Necesitamos impulsar una campaña continental y mundial contra el endeudamiento y por la soberanía de nuestros pueblos sobre los bienes comunes y contra la liberalización, que aseguren un horizonte de soberanía alimentaria, energética y financiera en un marco de integración de caracter popular para satisfacer necesidades de nuestros pueblos.  En ese sentido, valoramos el avance  de la comisión de reestructuracion de deuda soberana en el marco de las Naciones Unidas.

A su vez la derecha en nuestro continente aplica nuevos metodos y formas de recomponer sus fuerzas y no mide consecuencias en la búsqueda por recuperar el gobierno en los países con tendencias progresistas de nuestra región, hoy signados por llevar adelante politicas sensibles a las demandas de las clases populares, en busca de una sociedad nueva, con mayor equidad y justicia social.

Ejemplo de estos intentos, son los procesos de desestabilización de la democracia impulsados en Venezuela por parte de la gran burguesía encabezado por FEDECAMARAS en acciones coordinadas con el imperialismo norteamericano como por el ejemplo, el decreto firmado por OBAMA, declarando a Venezuela como "amenaza extraordinaria e inusual a la seguridad nacional y política exterior". Estas acciones no tienen límites y priorizan sus intereses por encima de los del pueblo venezolano. Por ello, todos los representantes internacionales presentes, de diferentes centrales sindicales del mundo, manifestamos nuestro repudio a este tipo de acciones y brindamos toda nuestra solidaridad con la Revolución Bolivariana donde reclamamos se respete la voluntad del querido pueblo venezolano.

Por su parte, el regreso de los 5 héroes cubanos a su tierra y la restauración de relaciones diplomáticas de EEUU con Cuba, son hitos importantes en la historia de nuestra América,  fruto entre otras cosas de la solidaridad internacional con la Revolución Cubana y su pueblo.  Pero nuestra lucha no termina, ya que seguimos reclamando el cese al bloqueo criminal por parte los EEUU al pueblo cubano, y el retiro de la base militar de Guantánamo de territorio Cubano junto con la liberación de los detenidos en esa prisión por parte del ejército norteamericano.

Como en el 2004,  seguimos exigiendo a los gobiernos de nuestros países el retiro de la MINUSTAH de territorio Haitiano, nada mas lejano del significado de ayuda humanitaria que la ocupación militar que impide que el pueblo de Haití construya su futuro con autodeterminación. Nuestro pueblo hermano necesita solidaridad y no ocupación militar. Asimismo manifestamos nuestro apoyo a que las Islas Malvinas son Argentinas, el retiro de las bases militares extranjeras en América Latina, salida al mar para Bolivia y el respeto a la autoderminación de los pueblos y nuestra mayor solidaridad con pueblo palestino, saludamos la histórica lucha del Sindicato Mexicano de Electricistas reclamando la solución definitiva al conflicto.

Se percibe sistematicamente la violación de los derechos humanos en algunos países de la región, por ello se deben impulsar acciones de solidaridad por parte de nuestras organizaciones, con el objetivo de generar consciencia colectiva que permita una visualización y un análisis de la región por encima de la simple observación de una mirada parcial y distorsionada que es transmitida como verdad absoluta por los grandes medios de comunicación.

Parte fundamental de nuestra lucha son los jovenes los cuales son el futuro, y lo que ocurre en Mexico atenta con ello. La presentación con vida de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, es un reclamo popular en nuestro continente. La lucha por la independencia de Puerto Rico implica luchar contra el colonialismo, por esos exigimos la libertad del compañero Oscar Lopez Rivera ya con 35 años encarcelado por los EEUU y de las compañeras Julia Amparo Lotan de Guatemala, Francisca Rezende de México y de Huber Ballestero de Colombia.

Parte de ello, es nuestro apoyo al proceso de Paz llevado adelante por el gobierno colombiano y la FARC-EP, y la solicitud de incorporación a mesas de diálogo a los grupos insurgentes del ELN y EPLN. Es imprescindible buscar la paz en nuestro continente pero la misma debe estar acompañada de justicia social, respeto a los derechos humanos, desmantelamiento del paramilitarismo que sigue asesinando compañeros/as trabajadores/as y campesinos/as en Colombia, reconocimiento de las víctimas del conflicto, entre otros. Es funtamental que junto con el proceso de paz, se empiece a respetar la sindicalización, la militancia política y la construcción de herramientas que permitan transformar la realidad social, política y económica en unos de los países más desiguales del mundo.

La arremetida neoliberal sobre nuestros pueblos, adopta diversas formas de expresarse, penalizando y criminalizando a los trabajadores como responsables de los ciclos propios del capital, provocando nuevas formas de organización del trabajo, como son las tercerizaciones, o logicas similares de desarticulación del trabajo colectivo en beneficio del capital, que lo único que buscan es paliar las crisis estructurales del modelo de acumulación con el esfuerzo del trabajador. Ejemplo de ello también, lo representan  los trabajadores migrantes, trabajadores expulsados de sus lugares de trabajo, que suelen emplearse como ejercito indutrial de reserva, bajo una lógica perversa de úselo y tírelo.

 Este desconocimento de las organizaciones sindicales, la criminalización de la protesta social, asesinatos, desapariciones y encarcelamiento de luchadores sociales, desregulación laboral, migraciones forzosas, rebaja salarialy recorte en las pensiones; es empleado porlas patronales utilizando la excusa de la crisis para no negociar entre otras acciones, colectivamente. Esto necesita del fortalecimiento de nuestros organizaciones sindicales y de buscar alianzas estratégicas con otros movimientos populares, y por sobre todo construir una gran alianza, en el marco de la unidad de acción con la diversidad de actores sociales para enfrentar y derrotar estos embates del bloque de poder dominante.

En nuestro continente la libertad sindical no existe de forma homogénea, muchos gobiernos desconocen este derecho y en complicidad con las patronales impiden la organización de los trabajadores. Los métodos son diferentes pero siempre, bajo la complicidad de los grandes dueños de los medios de comunicación, que inmovilizan y desestabilizan a la opinión pública. El dato relevante de nuestro tiempo es la reconstrucciòn de poder de los trabajadores y la capacidad de contribuir a generar condiciones para procesos de cambio político en la región, que en algunos casos se procesan con gobiernos progresistas.  Esos gobiernos progresistas, a pesar de sus luces y sombras en gran medida han posibilitado avanzar en libertades sindicales, este momento histórico, debe ser valorado positivamente, pero principalmente debe ser capitalizado como un elemento trascendente en la construcción de correlación de fuerzas para defender nuestros derechos y avanzar en las conquistas.

La negociación colectiva es fundamental para los trabajadores en esta etapa, permanentemente resitida por las patronales, mucho más cuando estas instancias, son acompañadas con movilizaciones masivas de trabajadores organizados. Si el movimiento sindical logra consolidar su avance en conjunto con la opinión pública, planteando reivindicaciones acompañadas de propuestas programáticas, que son comprendidas por la sociedad entera, se logra avanzar e incidir en el marco de la negociación, pero principalmente, se fortalece el vinculo con el conjunto del pueblo. 

Mientras tanto, hoy las patronales organizadas intentan en la OIT eliminar una herramienta fundamental para la clase trabajadora, el Derecho a Huelga. Ésta, es una expresión de la lucha de clases y de no existir este derecho en convenios internacionales dejaría a muchos trabajadores en condición vulnerable ante la arremetida de las patronales, esta situación necesita de nuestra organización por encima de diferencias o afiliaciones internacionales, es por eso que convocamos a la unidad de acción a las organizaciones sindicales afiliadas a la CSA, FSM, miembros de la CCSCS, participantes del ESNA e independientes y fraternos a cerrar filas ante esta ofensiva patronal y de gobiernos represores para defender un Derecho fundamental, como es el Derecho a Huelga en todos los espacios nacionales e internacionales.

Somos concientes que esas son las bases elementales de nuestra lucha, que se extienden mas alla de las reivindicaciones democraticas y se proyectan en la perspectiva de la transformacion de la realidad, para superar el orden capitalista e imperialista. Por eso inscribimos nuestra lucha contra el racismo y el patriarcado, por la igualdad de genero y los derechos de las mujeres, y especialmente, como parte del clasismo mundial.

El movimiento obrero se enfrenta a cambios vertiginosos en el contexto de las relaciones de trabajo y a nuevas problemáticas que debe enfrentar con eficacia, respondiendo a las expectativas de miles de trabajadoras y trabajadores que lo conforman y que reconocen el accionar colectivo como forma de organización, la única alternativa para la defensa y expresión de sus legítimos intereses.

Por tanto, desde Montevideo reivindicamos los objetivos históricos de la clase obrera por la eliminación de la explotación del hombre por el hombre y alentamos la Esperanza desde la lucha y la organización, por la emancipacion del ser humano, de la tiranía del capital.

Valora este artículo
(1 Voto)
Modificado por última vez en Martes, 16 Junio 2015 21:28
Inicia sesión para enviar comentarios