Usted está aquí:Sala de prensa/Noticias/Jefes de prensa de Latinoamérica intercambiaron en China experiencias sobre los medios de comunicación
Viernes, 05 Febrero 2016 18:21

Uruguay será sede en 2017 de encuentro de trabajadoras del hogar de Latinoamérica y el Caribe

La presidenta del Sindicato Único de Trabajadoras Domésticas de Uruguay (SUT-Domésticas), Lucía Gandara, denunció que en Uruguay “se siguen violando derechos” y que continúan despidiendo trabajadoras por el mero hecho de sindicalizarse. Explicó que si bien en el exterior se destacan los avances sociales que se han conquistado en los últimos años en materia legislativa, la realidad es que muchas trabajadoras tienen miedo a las represalias y a quedarse sin trabajo en caso de afiliarse al sindicato.

Gandara participó recientemente del Foro Latinoamericano y del Caribe, evento que convocó a sindicatos y asociaciones de trabajadoras domésticas de toda la región, desarrollado en Medellín, en el marco de una recorrida que también incluyó México. En diálogo con el Portal, Lucía Gandara adelantó que Uruguay será sede en el año 2017 de un encuentro de trabajadoras del hogar de América Latina y el Caribe.

Los caminos de la vida

Gandara nunca imaginó viajar a representar a Uruguay y a las trabajadoras domésticas compatriotas ante una instancia de trabajo y estudio a nivel internacional. “En realidad para mi fue una experiencia inolvidable porque cada vez que hablaba en nombre de Uruguay se producía un silencio impactante, creo que en demostración del respeto que tienen a nivel internacional por los avances alcanzados en nuestro país y todo lo que nosotras hemos logrado”.

Para la presidenta del Sindicato Único de Trabajadoras Domésticas de Uruguay, el hecho que en Uruguay haya unas 3.500 afiliadas en relación a unas 73.000 trabajadoras domésticas aproximadamente, se explica porque

Aquí en Uruguay lo que se necesita es la concientización de todas, que pertenecemos a un grupo de trabajadoras y el hecho de pertenecer a un colectivo sindical tiene que salir de cada una de nosotras, porque si vos no estás consciente que pertenecés a la clase trabajadora y que la lucha de clase es importante para cada persona, por más que nosotras hablemos eso lo tiene que asumir cada trabajadora” explicó.

Empero, Gandara reconoció que otra de las dificultades que deben afrontar a diario es que “todavía existe el miedo de muchas trabajadoras a sindicalizarse por temor a que las puedan despedir algo que de hecho sigue pasando, y además se viola la ley de libertad sindical  y nosotras ni siquiera tenemos fueros”.

Para la presidenta del sindicato de trabajadoras del hogar, en Uruguay se producen violaciones constitucionales “y no debería haber ciudadanos de dos clases, A y B como en la dictadura, pero las trabajadoras domésticas así lo sentimos” enfatizó.

Trabajadoras extranjeras y su falta de compromiso

Gandara explicó al Portal que en muchos casos, las trabajadoras extranjeras que llegan a Uruguay acuden al sindicato cuando están en problemas pero luego no son consecuentes con las recomendaciones que les realizan y vuelven a aceptar condiciones laborales por fuera de lo que establecen las normas.

Frente a la realidad en ocasiones de esclavitud que afrontan mujeres dominicanas, bolivianas, paraguayas y de otras nacionalidades que vienen a Uruguay a trabajar en temporada o durante todo el año, Gandara fue categórica al señalar que “solamente vienen cuando tienen problemas y después se olvidan del sindicato. Son contadas con los dedos de una mano las que siguen militando después, esa es la realidad”. En este sentido, Gandara recordó que esta temporada hubo un caso notorio de trabajadoras paraguayas que trascendió a la luz pública. “Una de esas trabajadoras fue defendida por el sindicato y cuando se terminó el proceso, la compañera quería quedarse a trabajar en Uruguay en negro y obviamente nosotras no se lo aceptamos, porque si reclamamos por todo el Uruguay que se respeten nuestros derechos no vamos a permitir que nadie renuncie a sus derechos, ni trabajadora compatriota ni extranjera, porque incluso recordemos que hicimos una movilización muy grande para protegerla y defender sus derechos y una vez que cobró lo que le correspondía pretendió hacer caso omiso a lo que nosotras le planteábamos, esas cosas no las vamos a permitir”.

Datos de la realidad continental

Según la OIT, para 2010 existían más de 52 millones de trabajadoras y trabajadores domésticos en el mundo. A escala mundial, más del 80% de las personas en el sector, son mujeres; en América Latina y el Caribe, una de cada seis trabajadoras es trabajadora doméstica. Las personas que trabajan en este sector reciben salarios muy bajos, tienen horas de trabajo excesivas, día de descanso semanal no garantizado y enfrentan riesgos de distintas formas de discriminación y violencia pues la mayoría son mujeres, muchas de ellas negras, migrantes o indígenas y habitan en los cordones de pobreza en las ciudades; incluso suelen verse afectadas por el fenómeno del trabajo forzoso.

Foro

El “Foro Internacional sobre Trabajo Doméstico en América Latina y El Caribe: Unidas por un trabajo decente”, es una iniciativa de organizaciones de trabajadoras domésticas que convoca a sus pares en América Latina e iniciativas de empleadores que promueven la realización de derechos en este sector, para compartir experiencias y definir acciones articuladas de incidencia hacia la ratificación y aplicación del Convenio 189 en nuestros países.

Ya está confirmado que Uruguay será sede de otro encuentro de estas características en el año 2017.

Valora este artículo
(5 votos)
Modificado por última vez en Domingo, 07 Febrero 2016 03:32
Inicia sesión para enviar comentarios