Usted está aquí:Sala de prensa/Noticias/Daniel Diverio (Sunca): "Una demostración cívica impresionante"
Jueves, 11 Junio 2015 18:34

Burgueño y Mancebo (FOPCU): "Las empresas papeleras que no se tecnifiquen corren el riesgo de desaparecer"

En el marco de la conmemoración del Día del Papelero (10 de junio) Julio Burgueño y Juan José Mancebo, presidente y secretario general respectivamente de la Federación de Obreros Papeleros y Cartoneros del Uruguay (FOPCU) le hicieron un resumen al Portal web del PIT-CNT de la situación en la cual se encuentra la industria papelera. Previo al homenaje y recuerdo de Urián Correa los dirigentes manifestaron que resulta "contradictorio que un país en el cual se hace la base del papel, la celulosa, se deba importar papel. Se dice que el mundo necesitaría una planta como la de UPM por año, debido al consumo, y hoy nuestro país está recibiendo papel de Vietnam", señalaron.

Con respecto al futuro de la industria Burgueño y Mancebo que se encuentran preocupados por las industrias que no se han tecnificado y "si no lo hacen, en un mundo que cambia de forma tan dinámica, perderán competencia y podrían desaparecer. A esto se le suma la preocupación de que el propio Estado, en algunos casos, no consume el papel nacional y se puede comprobar cuando se visitan sus baños".

Un poco de historia

La industria del papel en su momento de auge llegó a tener más de 6.000 trabajadores. Tanto Fanapel, de Juan Lacaze, como Pamer, de Mercedes e Ipusa, en Montevideo eran las que más personal tenían. Además era una industria que no competía entre ellas y cada empresa se dedicaba a un segmento de la producción, los trabajos en cada lugar se complementaban. En estos momentos la FOPCU tiene afiliados a cerca de 1.400 trabajadores, un 85% o 90% de la cantidad de personas que hay en la industria. Las grandes empresas cuentan con su sindicato organizado y su personal afiliado.

Burgueño afirma que la industria cambió drásticamente. Hoy, probablemente, se haga más producción que en la década del 50´ y con muchos menos trabajadores. Esto ha traído grandes cambios a la hora de plantear la organización y la comunicación entre los trabajadores.
En estos momentos en Uruguay se fabrica el papel tissu, el cual se utiliza para hacer el papel higiénico, pañales, etcétera. También se produce papel de embalaje y papel de imprimir, que lo produce Fanapel. Además, están las plantas de celulosa. Algunas fábricas exportan el papel y hacen las cajas de cartón. Este sector ha tenido un crecimiento importante debido a la exportación de carne, citrus, pescado, etcétera. En este momento existe una industria mucho más potente y moderna, pero con muchos menos trabajadores.

Los dirigentes recuerdan que les ha costado mucho adaptarse a los cambios. En el 2003 y 2004 se llevaron adelante discusiones tensas y prolongadas entre los trabajadores para entender lo que son los estos monstruos de celulosa. En plena discusión se pudo contar con el apoyo de los papeleros finlandeses, quienes concurrieron a Uruguay varias veces y de forma solidaria fueron explicando la forma de organizarse en un emprendimiento tan enorme como es una planta de celulosa.
La diferencia entre la vieja industria papelera y la actual también pasa por el comportamiento de las empresas. En la década del 50´ los capitales eran nacionales y no existía competencia entre ellos. Hoy, en el 2015, sólo dos industrias son de capitales nacional y el resto es multinacional. A lo que se le suma que la competencia entre las empresas es sumamente dura. Además, corremos el riesgo de que si apretamos mucho hay empresas que pueden cerrar", manifestaron con inquietud.

"El mundo atraviesa una situación donde el crecimiento del papel de embalaje, el tissu, es sostenido y se dice que crece como lo hace el PBI en cada país. Lo que ha caído de forma considerable es el papel que se utiliza para diarios, revistas, libros, etcétera. En Finlandia está cerrando una o dos fábricas que tienen que ver con el papel de impresión. Cuando hablan de que las facturas de los organismos públicos serán electrónicas, decimos que está bárbaro y que vayan encontrándole trabajo a los papeleros que se irán quedando sin trabajo. En estos momentos se está coordinando con los papeleros del Mercosur y vemos como está la situación en la región. Ante este panorama es que Fanapel de forma muy lenta está cambiando de rumbo", informaron Burgueño y Mancebo.

Urián Correa

El presidente de la FOPCU manifiestó que "para nosotros el 10 de junio es una fecha muy importante, porque contiene mucho sentimiento y un gran significado sobre lo que es la solidaridad de los trabajadores. En 1958 los compañeros papeleros llevaron adelante una huelga muy dura por las medidas de represión severa que la empresa Cicsa estaba aplicando. Esta empresa era del famoso represor norteamericano mister Brown y cuando los trabajadores de la administración se quisieron afiliar al sindicato fueron despedidos. Este fue el comienzo de un conflicto que comenzó en CICSA, luego se sumaron los distintos sindicatos papeleros y la falta de negociaciones determinaron que el movimiento sindical, que en ese momento no estaba nucleado en una central única, se sumara a las manifestaciones y protestas".

Continúa recordando que, una enorme cantidad de gremios llevaran adelante un paro general. En este marco de movilización y denuncia de la represión obrera que existía en CICSA el compañero Urián Correa, un dirigente del Sindicato Cinematográfico, es asesinado por un ex policía que estaba de sereno en el Cine Intermeso. El día que muere Correa fue tomado por el gremio como el Día del Papelero. Al finalizar el conflicto los trabajadores de CICSA superaron los 100 días de huelga y en el resto de la industria estuvo cerca de los 80 días de huelga. Estos datos demuestran la magnitud del conflicto, uno de los más grande en la historia de los trabajadores papeleros.

Burgueño agrega que Correa era un trabajador de los locales donde se proyectaban películas y había sido fundador de la histórica murga Diablos Verdes. "Y, más allá de haber logrado un día pago, cuyo monto en muchos casos es donado para él sindicato, lo importante es el reconocimiento a un compañero que murió en un acto de solidaridad con su clase".

 

Valora este artículo
(1 Voto)
Modificado por última vez en Jueves, 11 Junio 2015 20:22
Inicia sesión para enviar comentarios