La salud pública y el país que queremos

Martes, 01 Septiembre 2015 17:38
Valora este artículo
(0 votos)

Con el ingreso del proyecto de ley presupuestal anoche al Parlamento, comenzó una nueva etapa de discusión de la asignación de recursos para los próximos años en el país. El presidente de Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE) y de la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP), Pablo Cabrera, contextualizó para el Portal del PIT-CNT la marcha de las negociaciones de los trabajadores de la salud pública con el gobierno y destacó el “sentir común” con los trabajadores de la educación pública “porque estamos hablando de áreas sociales, sentidas por la gente”.

En la reunión de ayer, a pocas horas del plazo establecido para la presentación del Presupuesto, se desarrolló la reunión de los trabajadores con la plana mayor del Ministerio de Salud Pública (MSP) y el directorio de ASSE. Durante el extenso encuentro, se intercambiaron visiones y se abrió el camino para comenzar esta nueva etapa de trabajo con los legisladores, a los efectos de transformar algunas de las partidas en otras, para contemplar algunos de los reclamos, como forma de promover el logro de acuerdos.

Esta tarde, el Secretariado de la Federación resolvía la convocatoria de un Plenario Nacional de Delegados ya que el anterior (Ver nota archivo del Portal) había resuelto que en caso de no haber avances de ningún tipo se analizara la posibilidad de convocar a una huelga. “Tendremos que ver cuál es la realidad y si hay condiciones o no para una huelga, pero eso lo tendrá que definir el Plenario” que posiblemente se reúna el viernes 4 de setiembre, según explicó Pablo Cabrera.

Clima y negociadores

El presidente de la FFSP y COFE, aseguró que existe una notoria mirada en conjunto entre los dos gremios que siempre estuvieron “más relegados” como la salud y la educación. “Somos muchos y cualquier presupuesto que contemple a la salud y la educación es hablar de cifras muy importantes, y en el caso de la salud se ha ido relegando aún más que la educación, porque en el período pasado cuando se peleaba por el 4,5% del PBI (para la educación) más o menos se llegó, pero en el caso de la salud estamos lejos”.

Cabrera reconoció que “hay un sentir común” entre los trabajadores de la salud y la educación públicas “porque estamos hablando de áreas sociales, sentidas por la gente”.

El dirigente dijo al Portal que si bien el decreto de esencialidad “a nosotros en este caso y por ahora, no nos tocó directamente” no puede desconocerse que los trabajadores de la salud “hemos tomado decisiones estratégicas que apuntaron a edificios que no tienen asistencia, por lo que aún en casos que estemos ocupando, los problemas que se puedan originar –incluso con el Ministerio del Interior- no afectan a la atención”, por lo que, “no hay cómo apelar a un decreto tan complejo como es la esencialidad”.

Cabrera destacó que no entendieron por qué se utilizó ese decreto para la educación “ya que todos estamos de acuerdo que la educación no se podía tomar desde el punto de vista del trabajo como algo esencial”.

El presidente de COFE contextualizó la realidad del país “porque somos responsables y conscientes nos parece que es un momento para realizar un esfuerzo en la construcción del concepto salud, para equilibrar más”. Pablo Cabrera subrayó la importancia de recordar “que estamos hablando de un Sistema Nacional Integrado de Salud” y no de ASSE y los hospitales diferenciados de las mutualistas como en el pasado. “Desde el momento que el gobierno tomó el camino de pensar en un sistema que globalizara también estaba siendo consciente que debía generar ciertos equilibrios que en otro momento no existían”. Para el dirigente, “esto es lo que está faltando todavía en esta perspectiva más global”.

Modificado por última vez en Martes, 01 Septiembre 2015 20:30
Inicia sesión para enviar comentarios