Jorge Bermúdez (FUS - PIT-CNT): "Después del paro esperamos señales claras del gobierno"

Martes, 04 Agosto 2015 17:48
Valora este artículo
(0 votos)

Los adherentes a la Federación Uruguaya de la Salud (FUS) comenzarán en todo el país un paro de 48 horas a partir de la hora cero del jueves 6 del corriente. Jorge Bermúdez, dirigente de la FUS e integrante del Secretariado Ejecutivo de la central sindical, fue categórico al afirmarle al Portal del PIT-CNT que "no estamos contentos con realizar un paro de 48 horas" y afirmó que "el gobierno debe preocuparse porque el PIT-CNT es parte de su propia base social, es integrante del bloque social y político de los cambios y, no obstante, resuelve realizar un paro general de 24 horas".

Bermúdez informó que los trabajadores de la salud privada participan del plan de acción dispuesto por el movimiento obrero paralizando sus actividades en todo el país desde la hora cero del jueves seis hasta las 24 horas del viernes siete. Por esta razón sólo se atenderán durante estos dos días exclusivamente en un régimen de emergencia y urgencia. Entre los motivos que llevan a prolongar la detención "está el hecho de que no existe negociación colectiva en el sector y lo único que hay son los lineamientos inamovibles en materia de pauta salarial que presentó el gobierno a través del Poder Ejecutivo".

El dirigente sindical recordó que el PIT-CNT reclama que el salario de los trabajadores debe acompasar el crecimiento de la economía del país. En este marco y de acuerdo a lo resuelto por la dirección nacional de la FUS el viernes en la ciudad de Pando es que "vamos a profundizar nuestras medidas de lucha, extendiendo el paro de 24 horas resuelto por la central sindical a uno de 48 horas. Esta detención se está preparando a través de las asambleas por centro de trabajo que se están realizando en todo el país. Estamos repartiendo volantes, informando a la ciudadanía en las distintas partes del país a través de autos parlantes y tanto los usuarios como los acompañantes son informados de los motivos por los cuales se lleva adelante esta drástica medida. En los distintos departamentos también se realizan conferencias de prensa a fin de que la población en general sepa cual es él reclamo de la FUS".

Bermúdez manifestó que los trabajadores "no están contentos con tener que realizar un paro de 48 horas. Los principales perjudicados con esta medida son los propios trabajadores. Hay una cosa que la FUS siempre ha reivindicado y es que los usuarios no pueden tener tanto tiempo de espera para ser atendidos o para poder consultar a un especialista. Incluso recolectamos firmas hace dos años, las cuales le fueron entregadas a la ministra de turno, en reclamo de una mejor atención y uno de los puntos era los largos tiempos de espera que deben sufrir los usuarios. Por lo tanto no nos causa para nada gracia tener que realizar un paro y perjudicar a una persona que justo tenía fecha para uno de esos dos días. A lo que se le suma la situación de angustia que atraviesa por no saber cuál es el motivo de su malestar. Pero lo cierto es que hoy hay que esperar más de dos meses para ver a un especialista y existen casos de qué se demoran unas seis horas para que al usuario lo vea un médico".

Agregó el dirigente de la FUS que hoy un uruguayo que se atiende en una mutualista si tiene que ir debe llevar por lo menos $2.000, "en caso contrario no lo atienden. Si no tiene plata para la orden del médico, no lo atienden. Si no tiene plata para levantar el medicamento, no se lo dan. Estos son los temas que realmente nos preocupan en el marco de la reforma del sistema de salud. Si llegamos a un paro de 48 horas es porque estamos ante una intransigencia del gobierno. Y, esto realmente nos preocupa".

Camino del análisis

Bermúdez manifestó que la preocupación que hoy tiene el movimiento sindical pasa "porque el tercer gobierno del Frente Amplio (FA), del cambio, que habló de traer certidumbres al país, está generando una mayor incertidumbre en la población. La distorsión que se ha formado en torno a la economía del país en parte es porque el gobierno compró entero el discurso de la derecha y de la clase dominante. El PIT-CNT lo advirtió cuando realizó el paro parcial del 11 de junio y planteó que el gobierno no debe dejar su agenda del cambio para tomar la agenda de la derecha. Sin embargo todas las señales que ha dado van en ese sentido, de aplicar la agenda de la reacción".

A modo de ejemplo indicó que las señales "han sido en todos los sentidos. Desde el relacionamiento a nivel internacional, siguiendo por situaciones puntuales, los lineamientos salariales, la propuesta de Presupuesto Nacional, etcétera. El gobierno debe preocuparse porque el PIT-CNT es parte de su propia base social, es integrante del bloque social y político de los cambios, y resuelve realizar un paro general de 24 horas. Esto tiene que preocupar mucho al gobierno".

"El paro es una luz amarilla y el gobierno tendría que replantearse si de verdad está en el buen camino. El PIT-CNT no intenta doblarle la mano al gobierno. Así como el PIT-CNT no quiere doblarle la mano al gobierno, tampoco el gobierno puede imponernos su propuesta, se debe negociar. Lo que intenta el movimiento sindical es ayudar al gobierno, que es el gobierno del cambio, decirle que el cambio es por acá, que siga con su agenda del cambio. Las propuestas que hacemos están fundamentadas por técnicos, no es un proyecto caprichoso él nuestro. Saludamos la decisión del gobierno nacional de retomar el impulso de la inversión pública, es algo que está en la tapa del libro. Si estamos hablando de que hay que cuidar el empleo, una de las formas de crear empleo es a través de la inversión de empleo", señaló el dirigente de la FUS.

Reiteró Bermúdez que el gobierno "da señales confusas. Con respecto al acuerdo de la fijación de precios se van a repetir errores y por eso entendemos que la discusión tiene que ser más profunda. No se puede ignorar que Luis Lacalle Pou hace pocos días muy suelto de cuerpo dijo que el lugar para defender a los trabajadores es el Partido Nacional (PN). ¿El PN? ¿Qué en estos últimos 10 años no votó la reapertura de los Consejos de Salarios, la despenalización del aborto, el casamiento igualitario, las ocho horas para los trabajadores rurales, etcétera? Todo el paquete de leyes que ha hecho que el país avance en materia de derechos laborales y humanos no fue votado por los blancos. Y nos encontramos con que el PN lo dice muy suelto de cuerpo. No sera que lo hace porque el gobierno duda permanentemente. He sufrido, como todos los que luchamos por los cambios, derrotas en el proceso mundial. Y eso pasó cuando el pueblo, el sindicato quedó sumiso atrás del gobierno. Esa experiencia la vi y no la quiero volver a ver. Hay que aprender de la historia".

Modificado por última vez en Martes, 04 Agosto 2015 18:26
Inicia sesión para enviar comentarios