Pereira: Cuando se habla de conflictividad “se utilizan argumentos absurdos” y se “distorsiona” la información

Jueves, 18 Octubre 2018 16:35
Valora este artículo
(2 votos)

El enfoque que le dan editorialistas, opinólogos y referentes políticos – partidarios a la conflictividad, en muchos casos parten de “argumentos que son absolutamente absurdos y, lo que es peor, se presentan como una verdad revelada”. “A esto debemos sumarle que se nos adjudican medidas como las que llevaron adelante los empresarios que transportan el combustible y se involucró al sindicato del sector. No puedo decir que existe intencionalidad a la hora de brindar esta distorsión de la información, pero me preocupa mucho que se maneje como información objetiva algo que no lo es, que es una mentira. Lo que se debe reconocer es que hoy Uruguay no sufre una situación de conflicto laboral que sea un problema para él país. Nosotros le dedicamos más horas a la negociación para resolver un conflicto que el tiempo de conflicto cuando el mismo se produce. Podemos comprobar hoy que existe un ataque sistemático de algunos medios de comunicación y como movimiento sindical lo vamos a enfrentar”, le dijo al Portal Fernando Pereira, Presidente del PIT-CNT.

Cuestionó de forma contundente el dirigente de la central sindical a los medios de comunicación que “de forma sistemática llevan adelante una campaña en contra de los conflictos que llevan adelante los sindicatos con argumentos absurdos y demostrando, en definitiva, los intereses de clase que defienden”. Luego de separar el trabajo que llevan adelante los trabajadores de los medios, “que en su gran mayoría conocen la realidad sindical y son sensatos a la hora de brindar la información”, afirmó que se registran “noticias que dan por hecho cosas que no existen. Crean su propia verdad y a partir de ella todos tenemos que brindar nuestra opinión. Una opinión que surge de algo que crearon ellos”.

A modo de ejemplo el Presidente del PIT-CNT que se utilizan títulos como la aplicación de “medidas duras. Esto lleva a la interpretación de la aplicación de una huelga salvaje o de medidas extremas. Sin embargo no existe ningún ejemplo de que eso esté pasando, por lo que están desacredita a los medios, la libertad de prensa y la propia democracia. Cierto es que existen medidas de lucha y esa es la esencia del movimiento sindical que defiende los derechos de los trabajadores. En la democracia cuando hay trabajadores defendiendo sus derechos están, también, defendiendo los derechos de los necesitados y a la propia democracia. Esto no significa que no seamos responsables a la hora de defender la economía del país, defender el mundo del trabajo y el empleo, defender la negociación y los acuerdos en los Consejos de Salarios. Parece que la historia nadie la recuerda ya que toda medida se desarrolla ante la aplicación de una injusticia y cuando la instancia de negociación no la reparó”.

Conflicto Conaprole

Pereira fue concreto a la hora de señalar que cuando se coloca el conflicto de Conaprole como la panacea de la aplicación de medidas disparatadas no se dice que la medida más dura que se tomó fue no realizar horas extras y no trabajar los días libres. “Estas son las medidas más duras que se tomaron. Si alguien, en su sano juicio, puede sostener que estas son medidas salvajes estamos llegando a un punto en el cual se quiera prohibir el derecho a la huelga. No se puede interpretar este tipo de medidas como fuera de una lógica de derecho. La huelga en sí misma es una herramienta que se utiliza para intentar mejorar las condiciones de los trabajadores. Tenemos en la historia del movimiento sindical el respeto a las normativas y la responsabilidad de no comenzar una huelga general por un clavito. Las respuestas obreras se convierten en más duras cuando el conflicto es más duro y no avanza la negociación. Nadie plantea una medida dura cuando se inicia una negociación en el Consejo de Salario”.

Informó el dirigente de la central sindical que “estamos culminando una ronda en los Consejos de Salarios y no hemos llegado a altísimas instancias de conflicto. Existe racionalidad a la hora de la discusión y, en la coyuntura actual, la dirigencia sindical coloca por encima de todo el empleo. En este sentido es que hablamos de la rebaja de la jornada laboral, lo que redundaría en el futuro en una mejor distribución de los puestos de trabajo y en un mejor disfrute del ocio, la cultura y la familia. Un libro escrito por Enrique Iglesias, cuyo título es Reflexiones, nos muestra el mundo del trabajo y los cambios tecnológicos. En el capítulo V se hace referencia a la cultura, se señala que cuando la revolución tecnológica – científica llegue a su esplendor las cargas horarias a trabajar serán menores a las actuales. La interrogante es que se va a hacer con las horas libres y le da una enorme importancia a la cultura, la misma que le doy yo. Se podrá potenciar el cine, el teatro, el ballet, lo que le dará alegría a la gente y generará muchos puestos de trabajo. Ninguna persona sale igual después de haber ingresado al circuito cultural”.

Pereira, retomado el tema de la conflictividad, sostuvo que se debe aplicar la lógica de crear empleo, discutir el trabajo de calidad y de la formación profesional. “En defensa de estas bases, que definen el futuro del Uruguay, en algunos casos se hacen paros de tres horas y para muchos de los medios se está viviendo una conflictividad muy dura. A esto debemos sumarle que se nos adjudican medidas como las que llevaron adelante los empresarios que transportan el combustible y se involucró al sindicato del sector. No puedo decir que existe intencionalidad a la hora de brindar esta distorsión de la información, pero me preocupa mucho que se maneje como información objetiva algo que no lo es, que es una mentira. Lo que se debe reconocer es que hoy Uruguay no sufre una situación de conflicto laboral que sea un problema para él país. Nosotros le dedicamos más horas a la negociación para resolver un conflicto que el tiempo de conflicto cuando el mismo se produce”.

De lo que está convencido el Presidente del movimiento sindical es que “algunos actores de la sociedad uruguaya tienen la intencionalidad de generar la imagen de que somos irresponsables y no nos importa si se pierden puestos de trabajo. Lo que podemos comprobar hoy es que existe un ataque sistemático de algunos medios de comunicación y como movimiento sindical lo vamos a enfrentar. No se puede admitir que una medida dura llevada adelante por los trabajadores es no hacer horas extras, ya estaríamos llegando al colmo de los colmos. No se puede “informar” que no salió el tren de la estación por una medida sindical, independientemente de que la medida haya sido simpática o no, y que dejó a la vicepresidenta sin poder viajar, cuando la responsabilidad fue del Directorio de AFE. La UF le comunicó a las autoridades del organismo ferroviario la medida de paro el día anterior y no se le comunicó a los medios y a las autoridades de la resolución sindical. Se está llegando a tal grado, a la hora de informar, que un paro de 10 minutos puede convertirse en una medida salvaje. Esto no puede suceder, no se puede engañar ni mentir”.

Modificado por última vez en Jueves, 18 Octubre 2018 17:12
Inicia sesión para enviar comentarios