Iguini: “Un homenaje a la capacidad y honradez de Héctor”

Martes, 02 Octubre 2018 00:44
Valora este artículo
(1 Voto)

El salón de actos de la sede del PIT-CNT se colmó en la tarde de hoy lunes para recordar a Héctor Rodríguez, fundador del Congreso Obrero Textil (COT) y la propia central sindical. Con motivo de conmemorarse los 100 años de su nacimiento el movimiento obrero inició una serie de homenajes que recuerdan al luchador incansable y uno de los forjadores de la unidad de los trabajadores.

La actividad, que comenzó pasadas las 17 horas, se inició con la proyección del documental – entrevista de José Pedro Charlo a Mario Benedetti y Eduardo Galeano. Los oradores que presidieron la reunión se integró con: Fabián Sellanes (joven dirigente del COT), Fernando Pereira, Ricardo Vilaró, Luis Iguini y María Julia Alcoba (ex dirigente del COT).

En el emotivo recuerdo al integrante de los fundadores de la CNT se encontraban, entre otros, María Julia Muñoz, Mariano Arana, José Días, Enrique Rubio, Eduardo Platero, Víctor Vaillant, entre otros jóvenes y veteranos militantes sindicales, sociales y políticos.

Homenaje a la capacidad

Iguini, el único sobreviviente de los 15 integrantes del primer Secretariado Ejecutivo de la CNT, al culminar la reunión le dijo al Portal que se homenajeo “la capacidad y honradez de Héctor. En el sector textil creo en primer lugar un pequeño sindicato que con el correr de los años llegó a ser una de las principales organizaciones del movimiento obrero, ya que tuvo miles y miles de afiliados. El COT logró grandes triunfo para los textiles y para el conjunto de los trabajadores”.

Destacó el experimentado dirigente sindical que Héctor Rodríguez llevó adelante una militancia política “de forma permanente. Siempre fue una persona muy estudiosa del marxismo, aún después de irse del Partico Comunista de Uruguay (PCU), y se convirtió en una pieza clave en la unificación del movimiento sindical. Como persona fue capaz de restablecer relaciones rotas, quebradas, por cuestiones político – partidaria que había afectado el terreno personal. En el trabajo diario dio pruebas de reconciliación y fomento siempre el compañerismo, lo que llevó a superar las diferencias que existían, lo que permitió abrir el camino de la unidad de los trabajadores”.

Subrayó Iguini que “fue un dirigente ejemplar y como es tradicional en el movimiento sindical uruguayo se basó siempre en la honradez y lo moral. Ningún dirigente de la central obrera se volvió rico, por el contrario fueron los que pagaron con cárcel, tortura y desaparición la barbarie que llevó adelante la dictadura cívico – militar. Los viejos dirigentes sentimos ese valor humano y moral que nos rigió y rige a los que vinieron atrás. Esto es tan así que los trabajadores y el pueblo en general reconoce la honestidad del movimiento sindical. Siempre se ha sido muy cuidadoso a la hora de tener el reconocimiento popular cuando se plantea llevar adelante una medida de lucha. El caso de la enseñanza la CNT siempre tuvo presente no hacerle perder clases a los niños y adolescentes, ya que son el futuro del país. En el tema de la alimentación también siempre se tuvo mucho cuidado en nuestra época. Cada medida que decidía el sindicato afiliado se comunicaba antes de aplicarla a la Mesa Representativa. A esto debemos sumarle el hecho que los compañeros anarquistas en el único país que aceptan la disciplina es en Uruguay, como lo establecía el estatuto de la CNT y que fue apoyado por la propia Federación Anarquista Uruguaya (FAU)”.

El fundador de la CNT, con emoción, reconoció que este tipo de homenajes “nos llevan a recordar épocas pasadas y momentos de la vida en los cuales la lucha por la unidad obrera era la utopía que, gracias a todos, se pudo lograr”.

 

Modificado por última vez en Martes, 02 Octubre 2018 22:54
Inicia sesión para enviar comentarios