El último “Quijote”

Viernes, 21 Septiembre 2018 22:09
Valora este artículo
(7 votos)

El 1º de octubre el grupo de veteranos que integraron la Convención Nacional de Trabajadores (CNT) le rendirán un nuevo homenaje a Héctor Rodríguez, fundador del Congreso Obrero Textil (COT) y de la propia central sindical. Esta actividad forma parte de una serie de encuentros que se realizarán en el marco de los actos que se llevan adelante en torno al reconocido dirigente textil, quien estaría cumpliendo 100 años.

En este marco se ha podido establecer que Luis Iguini, experimentado militante sindical, es el último sobreviviente de aquella dirección que comandó desde sus inicios la CNT.

“De la dirección electa en el Congreso que aprueba la fundación de la CNT el único que queda vivo soy yo”, le informó al Portal Iguini. Recordó que la primera vez que habló en un acto público, junto a Héctor Rodríguez, fue en Sarandí Grande. La experiencia de vida recogida a lo largo de todos estos años, pasando por las mazmorras de la dictadura, le provocan “una emoción enorme. Me traen a la memoria las horas tempranas de las mañanas en las cuales junto a José Pepe D´Elía, Gerardo Cuesta y otros compañeros leíamos los diarios y comenzábamos a analizar la situación política. Se armaba la agenda de los conflictos existentes, de las reuniones del día y se distribuía el trabajo de la jornada”.

Iguini no ocultó los problemas existentes a la hora de poner en marcha la unidad del movimiento obrero ya que “en algunos casos habían compañeros que ni se saludaban”. Más allá de lograr la unidad sindical “lo importante en esos tiempos es que se consiguió confraternizar y a pesar de las diferencias se pudo lograr que termináramos siendo amigos. Compartimos asados y reuniones familiares que nos llevaron a establecer lazos profundos. La huelga general en rechazo al golpe de Estado fue la prueba de fuego, nos convertimos en un solo puño y llevamos adelante una de las acciones de resistencia más grande en la historia del país. El compromiso militante, que muchas veces no deja instancias de confraternizar, se vio rodeado de personas que la propia lucha llevó a convertirnos en verdaderos amigos, más allá de los sectores de opinión de cada uno”.

El Secretariado Ejecutivo de la CNT, que actuaba de forma permanente, estaba compuesto de 15 personas. “Lo humano prevaleció sobre lo partidario y se conformó una confraternidad en la lucha que nos permitió enfrentar todo lo que se vino con la dictadura. Esto no significa que no existieran discusiones fuertes y duras a la hora de intercambiar posiciones sobre la táctica y la posición a llevar adelante. Durante el pachecato algunos propusieron declarar la huelga general ante las violaciones que llevaba adelante el gobierno y quien se opuso de forma tajante fue quien los impulsores pensaron sería su aliado: Héctor Rodríguez. Quien les manifestó que era un disparate, en ese momento, declarar la huelga general. Lo cierto es que se podía intercambiar posiciones sin debilitar la herramienta, la CNT. Se puede estar convencido de algo si no se discute fuera de su círculo, a la hora de confrontar ideas y posiciones surgen otras visiones y se abren las cabezas. Este ejercicio, el intercambio acalorado y fuerte muchas veces, tiene como centro de unión el hecho de que el objetivo que se persigue es común a todos”.

El espíritu de Cervantes

En el libro de Miguel de Cervantes, Don Quijote de la Mancha, se puede leer: “Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho; los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones; nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos; la cosa más fácil, equivocarnos; la más destructiva, la mentira y el egoísmo; la peor derrota, el desaliento; los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor; las sensaciones más gratas, la buena conciencia, el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos, y sobre todo, la disposición para hacer el bien y combatir la injusticia donde quiera que estén”. 

Los fundadores de la CNT recogieron el espíritu de este fragmento y lo convirtieron en realidad. Por eso la unidad de los trabajadores se ha convertido en ejemplo mundial y ha soportado los ataques que sufrió desde su creación. La clase dominante sabe que el mejor sindicato es el que no existe, el movimiento obrero demuestra día a día cómo se fortalece y cómo enfrenta los embates divisionistas que le siguen el juego a la derecha.

Modificado por última vez en Lunes, 24 Septiembre 2018 20:42
Inicia sesión para enviar comentarios