La vida es bella

Jueves, 20 Septiembre 2018 21:46
Valora este artículo
(4 votos)

Con su carisma, respaldado por su familia, con el ADN musical de su padre, el alma de su gente de Florida y mucho pero mucho espíritu de sacrificio, Richard Mattos logró trascender fronteras con su música y sus canciones que hablan de los problemas de la gente común. En un hecho casi sin precedentes para la música tropical, al día de hoy su canción “Agua Helada” lleva casi 8 millones de reproducciones. Un fenómeno internacional que lo ha llevado a conocer pueblos y regiones de manera impensada según él mismo lo reconoce.  Este martes 25, a las 19 horas, en el edificio anexo del Palacio Legislativo, el Parlamento uruguayo le abre sus puertas para que presente su nuevo trabajo artístico vinculado a la problemática de la violencia de género, el racismo y la lucha de las mujeres contra el cáncer de mama.

Comenzó con un Impala del 62, llevando a modo de acople un carro que muchas veces cargaba instrumentos prestados que no tenían. Cada peso que se juntaba era destinado para grabar algún tema para mostrar a los sellos discográficos y las radios. “Al principio costó porque hubo que buscar el espacio dentro de la música tropical” recuerda Richard. “No había Internet, teníamos que pagar encomiendas para hacer llegar algún trabajo musical a ver si podíamos ingresar al mercado”. Claro, hasta que un día aparecieron las redes y ahí Richard vio la oportunidad de su vida. “Ahí pudimos mostrar nuestra música y cuando compusimos Agua Helada, todo trascendió”. El tema habla de un engaño a través de las redes sociales y esa simple temática, sirvió para que muchísima gente joven se sintiera identificada con lo que la canción y el video mostraban. Casi 8 millones de reproducciones transformaron no solamente la canción en un fenómeno masivo, sino que Richard y Zeta lograron la atención internacional. “Luego el camino continuó con canciones que hablan de temáticas vinculadas a los problemas de la gente común” explicó.

El fenómeno de Richard y Zeta fue de tal magnitud, que en 2017 fueron premiados como  Banda Revelación Sudamericana en los Latin Community Awards realizados en Washington DC. Y ahora, a partir del trabajo realizado con la cooperación de organizaciones sociales, el tema “Solo una mujer” que refiere a violencia de género, la lucha de las mujeres contra el cáncer de mama y el racismo de las afrodescendientes, está nominado a canción del año en los Latin Community de Estados Unidos (EE. UU.). “El solo hecho de estar nominados en la terna final, ya es todo un honor para nosotros” explicó al Portal. En el video de “Solo una mujer” participan también figuras de los medios de comunicación como el recientemente desaparecido, Omar Gutiérrez. “La canción tiene un contenido social tremendo” explicó.

La agenda de Richard no tiene pausa y luego de la presentación de “Solo una mujer” en el Parlamento, viajará nuevamente a Washington para la ceremonia de los Latin Community Awards 2018. “Si no nos traemos el premio, no importa. Creemos que el valor de lo que dice el tema es mucho más importante que lo demás, somos finalistas entre 45 compositores y eso refleja que era necesario abordar la temática en una canción” señaló. “Hubo dos casos de femicidio hace poco en el interior que me impactaron muchísimo. Realmente lo que sucede en la sociedad tiene que verse reflejado en el trabajo de los artistas, a través de una canción o de otras manifestaciones. Pero el mensaje nosotros lo asumimos como para hablar de ello. Y la fortaleza de la mujer es conocida por todos, pero nosotros tenemos que aportar nuestros granitos de arena, por ejemplo, a través de las canciones”.

Estos veinte años de carrera han sido intensos. Todo pasa y todo queda. Las calles de Florida, aquellas primeras canciones en el liceo y la posterior explosión artística internacional. Richard llegó a componer una canción para una campaña de Evo Morales y cuando lo recuerda sus ojos brillan de orgullo. Se subió a una limusina por “gauchada” de un chofer piola para poder viajar junto a su ídolo Marco Antonio Solís, el que lo sorprendió hablándole de Los Iracundos con absoluta devoción. Sigue creyendo que lo más importante que tiene para hacer es darle voz a los que no la tienen. Y hablar de las cosas de la gente común.

Richard es profeta en su tierra aunque primero lo fue en el exterior.  Su papá, músico, compañero, guía -que se mantuvo en silencio durante toda la entrevista- apuntó que la fama de su hijo comenzó en Bolivia y que luego fueron muchos pueblos latinoamericanos los que lo recibieron como uno más de los suyos.

Richard, el trabajador de la cultura, muchacho ya hombre del interior, sabe que el camino está repleto de vaivenes pero no piensa en otra cosa que seguir trabajando duro por su gente y por las causas de todos.

Este martes lo recibe el Parlamento junto con su banda, con su nueva canción, con su pueblo, su historia, con las organizaciones sociales que lo acompañan en este viaje hecho canción llamado “Solo una mujer” y con las ilusiones del niño que soñó que la música podía cambiar el mundo. 

Galería de Imágenes

 

 

Modificado por última vez en Lunes, 24 Septiembre 2018 18:44

Medios

Inicia sesión para enviar comentarios