Novick, un daño enorme para la democracia

Miércoles, 19 Septiembre 2018 18:25
Valora este artículo
(3 votos)

Fernando Pereira, Presidente del PIT-CNT, recuerda que “en las últimas horas Edgardo Novick, candidato del Partido de la Gente a Presidente de la República, tuvo un nuevo exabrupto. Nos trató a los y las dirigentes sindicales de “sindigarcas”, responsabilizándonos también de los cierres de empresas.

Es clarísimo que, lejos de frenar el desarrollo del país, las etapas de crecimiento en nuestra historia, coinciden con momentos de fuerte organización sindical como garante de mayores niveles de justicia social. Podríamos remontarnos a la fuerte tradición batlllista para explicar esto como uno de los pilares de un modelo de justicia social, que se ha constituido en un modelo de referencia.

Sin embargo, motivan estas líneas una reafirmación que requiere, al igual que otras que he realizado en estos días, firmeza y claridad. Las declaraciones de Novick no son peligrosas por las legítimas discrepancias ideológicas que plantan, son inadmisibles porque pretenden sembrar odio y agravios en la sociedad. Su conducta agresiva es inadecuada para la convivencia democrática que necesita nuestro país para la construcción social.

Denominar a los sindicalistas como “sindigarcas“ o patoteros, es intentar una subjetividad negativa hacia los dirigentes sindicales que nos remonta a las peores épocas de nuestra historia.

Un ciudadano que aspira a acceder a la Presidencia de la República debería ser cuidadoso en forma y contenido, cuando se expresa sobre cuestiones de tanta importancia. Su forma de comprender la democracia ha quedado en evidencia, en tanto ha sido convocado por la comisión de legislación del trabajo, para que explique las denuncias que tenía el parlamento sobre su actitud anti sindical, los salarios bajísimos, los incumplimientos, etc., y se ha negado a comparecer.

Intenta colocar a los dirigentes como haraganes, en una actitud que no solamente ofende a quienes tenemos dicha responsabilidad, sino a los y las miles de afiliados que en cada uno de nuestros gremios nos eligen de forma democrática. Ellos y ellas saben que en cada uno de nuestros sectores de trabajo, dedicamos cerca del doble de la carga horaria. También lo saben los periodistas que nos ven en todas partes, que nos llaman los sábados, domingos y feriados, que nos ven en los conflictos.

 Lógica empresarial mentirosa

En síntesis, le miente a la gente, desde una lógica empresarial que entiende que el mejor sindicato es el que no existe, parte de una mentalidad rancia que ve a los trabajadores y trabajadoras como una mercancía más y no como personas.

Su “miedo” a que un sindicalista aspire a ser Presidente, refleja mucho de esta forma de entender una sociedad en la que deberían existir ciudadanos de primera y de segunda, como en las peores páginas de nuestra historia.

El compañero Oscar Andrade, le contestó con el refrán “que se puede esperar de un burro que no sea una patada” y considero que se quedó un poco corto.

En primer lugar, porque no es un burro, sino alguien que intencionadamente quiere dañar la imagen del dirigente sindical y del sindicalismo en general, intentando romper el tejido social.

Su conducta como empresario es prueba de esta filosofía, demostrada en la práctica, en tanto no permite en ninguna de las empresas de las que es el principal accionista la construcción de sindicatos utilizando distintas metodologías.

Esto es peor que ser un burro, es alguien inteligente, que intenta dañar la mejor herramienta de los trabajadores y trabajadoras del Uruguay, y eso supone enfrentarlo con la verdad en la mano.

Nosotros respetamos y tenemos buenos canales de diálogo con todos los partidos. Todas las colectividades también saben que la actividad sindical es muy esforzada y de alta dedicación, tanto en las horas de estudio, como en las horas de acción concreta, y nos respetamos con la mayoría, porque nos conocemos.

Lo qué pasa con Novick es que nunca visito un sindicato, nunca ha conversado con ninguno de nosotros, nunca se preocupó de leer nuestras propuestas.

Es decir, estamos ante un débil de espíritu”.

Modificado por última vez en Jueves, 20 Septiembre 2018 14:20
Inicia sesión para enviar comentarios