Observatorio Luz Ibarburu: “Vencer la impunidad”

Viernes, 20 Abril 2018 15:37
Valora este artículo
(4 votos)

Como un aporte a la construcción de la memoria y acercamiento al trabajo que un grupo de compatriotas realizan día a día, el Portal presenta una puesta a punto del rol que desempeña el Observatorio Luz Ibarburu y su "lucha contra el tiempo". Creado en el año 2012, el Observatorio es una red de organizaciones de la sociedad civil que trabaja en los derechos humanos relacionados con el pasado reciente en Uruguay, a iniciativa de la Secretaria de Derechos Humanos y Políticas Sociales del PIT CNT para impulsar una ley que asegurara el cumplimiento de la sentencia del caso Gelman vs Uruguay. Inicialmente esas organizaciones fueron el Grupo de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos; HIJOS; SERPAJ, CRYSOL, las fundaciones Mario Benedetti y Zelmar Michelini, la Mesa Permanente Contra la Impunidad; FUCVAM, FEUU, ONAJPU, el Movimiento de Educadores por la Paz, el Colectivo Pro Derechos, el Colectivo de Denunciantes del 2011 y la Comisión por la Memoria de los Fusilados de Soca. Luego se sumaron el INAS y la Asociación ¿Dónde Están? de Francia. La presentación pública del OLI fue el 10 de octubre de 2012 en el Palacio Legislativo.

En diálogo con el Portal, Fernanda Aguirre, directora del Observatorio Luz Ibarburu y responsable de la Secretaría de DDHH del PIT-CNT, dijo que el objetivo final es “vencer la impunidad imperante al día de hoy porque las causas que están actualmente en el ámbito judicial presentan el relato elocuente de la barbarie que vivieron algunos compatriotas” como parte de un proceso para avasallar los derechos del conjunto de la población. Por tanto, Aguirre subrayó que “la impunidad es con los casos concretos, lo que padecieron compañeros y compañeras, sus familias y amigos, pero también el conjunto del pueblo”.

Raúl Olivera, coordinador ejecutivo del Observatorio, destacó la cooperación de organizaciones sociales y pasantes de distintas facultades de la UdelaR en el trabajo de investigación y soporte documental en el seguimiento de las causas de los DDHH,  especialmente en el ámbito del Poder Judicial.

Las nuevas generaciones

Ambos coincidieron en destacar la importancia del enfoque y abordaje del trabajo que se realiza, especialmente pensando en las nuevas generaciones, sobre el accionar del terrorismo de Estado “para que no sea un tema exclusivo de una generación” que lo padeció directamente. “La tarea implica no solamente decir lo que pasó en una causa en el espacio jurídico específico sino darle un contexto histórico en el ocurrieron los hechos”. Olivera sostuvo que otro de los énfasis que se establecen desde el trabajo del Observatorio es que los uruguayos detenidos desaparecidos “no queden en imágenes, son personas que tuvieron una vida, tuvieron familias, trabajos, estudios, y esa es una batalla que hay que dar para que lo que ocurrió en Uruguay no quede como una anécdota en la historia”.

Tanto Olivera como Aguirre coinciden en la necesidad de fortalecer la sociedad civil, “aunando los esfuerzos que existen en distintos ámbitos”. En este sentido, Olivera señaló que uno de los aspectos que nutre el movimiento sindical como aporte al Observatorio Luz Ibarburu es la experiencia organizativa. Asimismo, también mencionó “la experiencia de tantos años” de trabajo sindical. En este punto, aseguró que el movimiento sindical organizado en la central única “va a seguir existiendo mientras existan trabajadores”.

Para el Observatorio, las organizaciones sociales se han especializado en distintos espacios de la sociedad y es otra forma de aporte “que enriquece” y el otro ámbito de aporte sobre el que se sustenta el trabajo es el de la academia. Con el aporte de los trabajadores, las organizaciones sociales y la Universidad “se potencia” el trabajo del Observatorio. “Muchas veces los abogados que llegan acá no tienen mucha idea de algunos temas y salen con otra cabeza, y nosotros también aprendemos de ellos”.  En este sentido, reconoció que las nuevas generaciones “algunas veces ven los temas con otra óptica e inclusive tienen otra forma distinta de comunicarse”. Por tanto, desde el Observatorio se ha desarrollado un cuidado trabajo atendiendo estas particularidades “a fuego muy lento pero lo estamos haciendo”.

Miradas

Desde la perspectiva sindical, la mirada sobre estos años de labor, debe recordar que el primer procesado por terrorismo de Estado fue Juan Carlos Blanco en una causa que impulsó Tota Quinteros, con el auspicio del Observatorio. Y el último (por torturas en La Tablada) es un caso que  también impulsa el Observatorio”. Empero, sobre lo sucedido en estos años hay una contundente mirada crítica. “Se cumple en Uruguay algo que ha sido una regla universal y es que los estados administran los derechos humanos cuando deberían ser los responsables que se cumplan plenamente. Y para que esto suceda es imprescindible una sociedad civil fuerte” subrayó el coordinador ejecutivo del Observatorio.

Objetivos

Acaso como una meta conceptual que se ha fijado el Observatorio Luz Ibarburu es la “lucha contra el tiempo” porque “los militares se han propuesto la estrategia de guardar silencio en los juicios para que los acusados se mueran inocentes y sus familias mantegan los privilegios (de recibir) las pensiones y los gobiernos también tienen esa etapa que este período no los enfrente con el colectivo militar y las pruebas las tenemos con las dificultades que hay para modificar la caja militar; ese es un síntoma de las dificultades que tienen a veces los gobiernos progresistas de izquierda de democratizar las Fuerzas Armadas”. En este sentido, Olivera señaló lo que sucedió recientemente en Brasil como otro ejemplo en la misma dirección, cuando un alto jerarca de las FFAA de ese país “salió públicamente a amenazar que si no se procesaba a Lula iba a existir una intervención militar. Y eso indica que tampoco el gobierno de Lula le echo mano, durante ese período, al tema militar”. Por tanto, “esa batalla contra el tiempo sobre estos temas es que pensamos en los dos años que quedan (del actual gobierno uruguayo) para avanzar lo más posible en el establecimiento de las responsabilidades; hay unos 30 o 40 pedidos de procesamiento, deberían haber muchos más,  y (se tratará) que esos procesamientos se materialicen y no es un asunto de venganza, sino que son señales que debe dar una sociedad democrática para el futuro y que ante cualquier aventura golpista que pudiera existir, tengan la certeza que va a caer sobre ellos la espada de la Justicia”.

Modificado por última vez en Viernes, 20 Abril 2018 17:34
Inicia sesión para enviar comentarios