En la mira

Lunes, 19 Marzo 2018 17:48
Valora este artículo
(7 votos)

El presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, explicó en diálogo con el Portal, las razones por las que la central realizará un paro parcial el próximo jueves 22, bajo la convocatoria  “Por un país para todas y todos, por un país de iguales donde los intereses de unos pocos no pasen por encima de todos”. Pereira dijo que el año de la Rendición de Cuentas es “clave” para alcanzar el piso del 6% del Presupuesto para la Educación y que los grandes temas de la sociedad como salud, vivienda, empleo, salario, entre otros, “hay que defenderlos” como parte “sustancial” de la democracia. “Nosotros valoramos mucho la democracia uruguaya” sostuvo. “Y más democracia es más educación, más democracia es más salud, más empleo, es discutir efectivamente la distribución de la riqueza, es generar condiciones para que haya una salud de calidad y que la gente no tenga que pensar si se va a atender o no en un médico porque los costos de las órdenes y de los tickets son inaccesibles para una buena parte de los trabajadores. Es construir las condiciones para una sociedad más integrada, más productiva, más desarrollada, es pasar de la sociedad del crecimiento a la sociedad del desarrollo y que ese desarrollo  se vea reflejado en la calidad de vida de las personas, de la gente. Más democracia es construir una sociedad participativa y la gente movilizada es gente participando, gente tratando de buscar las mejores soluciones para los uruguayos, no solo para los que están afiliados al movimiento sindical, sino para el conjunto de los uruguayos” señaló.

El paro parcial que resolvió el PIT-CNT será el próximo jueves 22 de 9 a 13 horas. En Montevideo habrá una concentración en la explanada de la Universidad de la República, con marcha que se trasladará por la avenida 18 de Julio hasta la Plaza de Cagancha, más conocida como Plaza Libertad. “Allí los trabajadores plantearemos nuestra plataforma reivindicativa y las demandas para este año en materia de Presupuesto, Rendición de Cuentas, negociación colectiva y a partir de estos temas, quedará expuesto el eje de la lucha que el movimiento sindical siempre da para construir una sociedad más igualitaria, más productiva, más democrática”.

La oratoria en nombre de la central, estará a cargo del secretario general de la central, Marcelo Abdala y la compañera Natalia Núñez por la Ley de Riego. “Es una jornada importante para el movimiento sindical y desde ya convocamos a que miles y miles de uruguayos y uruguayas llenen las calles de Montevideo y de todos los departamentos del país a los efectos de demostrar que el movimiento sindical está peleando por aquellas cuestiones que son caras para la gente, que son básicas para la gente, como el trabajo, el empleo, la seguridad social, la salud, la educación, la vivienda, la construcción de un país productivo con justicia social y desarrollo democrático”. Pereira remarcó que “en este camino siempre van a encontrar al movimiento sindical uruguayo”.

Lineamientos y negociación

En relación a los lineamientos presentados por el Poder Ejecutivo la pasada semana (NdeR: Ver entrevista al ministro de Trabajo, Ernesto Murro, en Portal) el presidente del PIT-CNT aseguró que “son una expresión que coloca PE sobre la mesa para comenzar la negociación colectiva”. En este sentido, destacó que el movimiento sindical ha planteado sus propias aspiraciones que difieren de los lineamientos presentados por el gobierno.

Desde la central se entiende que hay que alcanzar una mejora del SNM colocándolo en $16.500 en enero del 2019, mientras que el Ejecutivo plantea llegar a $15.000 en enero del año próximo, a $15.500 a mitad del siguiente año y a $16.500 al comienzo del año 2020. “Por tanto, no es la propuesta que el movimiento sindical pretendía, pero es un avance en dirección de que el salario mínimo vaya creciendo por encima del resto de los salarios, porque claramente, esto opera sobre el sector más débil de los trabajadores, que está vinculado al sector de la informalidad y algunos pequeños sectores de trabajadores que increíblemente cobran ese salario”.

Pereira explicó al Portal que la cifra de $16.500 pesos “no es antojadiza”, sino que responde a que en un hogar de tres personas, con dos trabajando  y cobrando el salario mínimo, a que ese ingreso familiar no quede ubicado por debajo de la línea de pobreza. “Lo que implica que en la acción del movimiento sindical va a seguir estando presente la necesidad de avanzar lo máximo posible en el salario mínimo para que sean salarios con los que las personas puedan vivir, acceder a la educación, a la cultura, a los gastos de salud, etc. Es decir, acceder a una vida lo más adecuada posible. En ese punto hemos avanzado un poco, pero hemos avanzado” admitió.

Sumergidos

“El segundo punto (de las propuestas de la central) refería a que los salarios sumergidos que tuvieran 20 mil pesos líquidos o menos, fueran considerados con aumentos suplementarios”. La propuesta que hace el PE es que a los 15 mil que fija como mínimo se le coloque un 25% aproximadamente, alcanzando los 19 mil pesos. “Consideramos también un avance insuficiente pero un avance que puede colocar a un grupo importante de trabajadores en aumentos diferenciales con respecto al resto.

Esto es una política que nosotros compartimos, es decir, favorecer aquellos sectores de actividad o aquellos trabajadores que tienen peores salarios, que tiene peores niveles de ingresos” aseguró.

“El tercer aspecto de la pauta está vinculado a que nosotros preferíamos que los ajustes fueran con inflación más crecimiento, dependiendo del sector, sobre la premisa que si el país crece, los salarios de los trabajadores deben crecer, y que el país ha crecido una tasa del 3% con lo cual seguramente muchos sectores de actividad han tenido un crecimiento importante, y eso se debe ver reflejado en los salarios de los trabajadores”. En este sentido, el presidente de la central puso como ejemplo el turismo. Pereira indicó que si hoteles y restaurantes han estado al límite de su capacidad por la cantidad de turistas que el país recibió especialmente en temporada alta, los resultados del éxito “deben verse reflejados en aumentos salariales concretos”. Del mismo modo se debería accionar en otras ramas de actividad de acuerdo a su desempeño. “Para poder discutir crecimiento con racionalidad, sabiendo que nosotros tenemos siempre colocado un ojo en el salario, porque luchar por el salario es luchar por la dignidad, por tener una vida más adecuada. No es una lucha corporativa, es una lucha que dignifica, que le da al trabajador herramientas para vivir mejor, pero también con otro ojo colocado en el empleo, y al mismo tiempo con los dos ojos colocados en el interés de la nación, es decir que la nación se desarrolle a los efectos de que los trabajadores tengan mejor calidad de vida”.

Impostergable

Según explicó Pereira, “los sindicatos tendremos que luchar en cada una de las actividades a los efectos de lograr condiciones para que el aumento del salario real se de dentro de la fórmula de cada convenio colectivo pero también tendremos que pelear para que a esos convenios colectivos se los enriquezca con cláusulas de género. Algunas están vinculadas a la violencia doméstica y a la necesidad de darle licencia paga a las trabajadoras que sufren violencia y que en esos días, además tienen enormes dificultades para ir al trabajo. Naturalmente no deberían tener una doble condena. Por un lado, la situación que atraviesan a partir de la violencia insólita que se está produciendo en el Uruguay y por otro lado la violencia de tener que ir a cobrar el salario y no tener dinero. Por todo ello es que debemos pelear por las  cláusulas de género. Hay varias que la Secretaría (de Género, Equidad y Diversidad) está promoviendo; algunas vinculadas al acoso  laboral y sexual, otras relacionadas efectivamente a la violencia y otras a los derechos, lo que quiere decir que a igual categoría, igual salario para hombres y mujeres, y que  por la vía del sobrelaudo no se termine generando una inequidad a todas luces insoportable. Y por último, también ver que estas cuestiones se cumplan luego en el acontecer cotidiano” destacó.

Rendición de Cuentas

El presidente del PIT-CNT reclamó en nombre de los trabajadores, que la discusión sobre la Rendición de Cuentas se desarrolle cuanto antes y con tiempo suficiente para la negociación, “para que después no nos queden solo 10 días” de plazo. “Este es un año decisivo para alcanzar el 6% del Producto Bruto Interno para la educación y esto es, ni más ni menos, que construir los recursos necesarios para que la educación sea de calidad en todos los contextos. Esto supone la contratación de auxiliares para comedores, para limpieza;  dotar de recursos necesarios para los salarios y también supone generar las condiciones de infraestructura para que el proceso educativo funcione de la mejor manera. Muchas veces se nos dice que solo con dinero no se arregla y esto puede ser verdad, pero lo cierto es que aquellos países que han logrado los niveles educativos altos,  son aquellos países que han invertido enormemente en educación, mucho más del 6%. Lo que está claro es que sin recursos no se resuelve.  Y lo mismo hay que pensar para salud pública,  para dotarla de los recursos necesarios para que haya tantos recursos como hay en la actividad privada”. Pereira consideró que existen varios desafíos en torno a la Rendición de Cuentas por lo que abogó para que se convoque a los ámbitos de negociación “rápidamente” para intentar “construir los acuerdos posibles” concluyó.

Modificado por última vez en Martes, 20 Marzo 2018 23:21
Inicia sesión para enviar comentarios