Laura Rivero (SUTD): “Seguimos siendo discriminadas por ser mujeres y más aún por ser trabajadoras domésticas”

Martes, 27 Febrero 2018 18:08
Valora este artículo
(1 Voto)

El Sindicato Único de Trabajadoras Domésticas (SUTD) está convocando a la movilización en todo el país para el próximo 8 de marzo, día internacional de la mujer trabajadora. En diálogo con el Portal del PIT-CNT, Laura Rivero, presidenta del sindicato, explicó la importancia de luchar por las conquistas de los derechos de las mujeres “todo el año”.  Dijo que es imprescindible que las trabajadoras domésticas se organicen y se acerquen al sindicato para pelear juntas en la defensa de sus derechos.

En relación a la violencia machista y los femicidios en nuestro país, la presidenta del sindicato de trabajadoras domésticas dijo que “es un desastre”. Rivero subrayó que es imprescindible que las mujeres continúen reivindicando sus derechos “todos los días y no solamente el 8 de marzo”.  Para la dirigente, es importante profundizar la lucha por la igualdad de género. “Como sindicato estamos luchando contra viento y marea para sacar al SUTD adelante y para ello es necesario que la trabajadora doméstica pierda el miedo a sindicalizarse, que pierda el miedo a reunirse con otras mujeres”. En este sentido, reafirmó que el sindicato “está para apoyar a las trabajadoras y no solamente para asesorarlas” subrayó. En los casos que las trabajadoras domésticas sean víctimas de violencia, en sus propias familias o como parte del vínculo laboral, el sindicato les puede proporcionar orientación de cómo realizar la denuncia o hacia dónde dirigirse en busca de ayuda de las autoridades competentes. “Lo primero que nosotras le vamos a dar es contención y luego apoyo inmediato” enfatizó Rivero.

Para la presidenta del SUTD, “las trabajadoras domésticas aún siguen siendo discriminadas y se les falta el respeto, no solo por ser mujeres sino además por ser trabajadoras domésticas”.

Testigos y víctimas

Las trabajadoras domésticas son testigos y víctimas de distintas formas de violencia física, psicológica o económica dentro del seno de algunas familias, en casas en las que desempeñan su jornada laboral. “La violencia está arraigada en nuestra sociedad. Pero históricamente, la relación dentro de las casas ha sido muy clara. Hacia nosotras, es importante señalar que hemos logrado que se nos denomine trabajadoras domésticas por nuestra lucha pero para mucha gente de mucho dinero, aún hoy nosotras seguimos siendo las esclavas, que estamos adentro de una casa y se nos trata como tal. No se nos respeta si tenemos un hijo enfermo ni nada que se parezca a un derecho. Algunas familias como nos dan trabajo se sienten con derecho sobre nosotras, y sinceramente nos sentimos que nuestros derechos son muy vulnerables. Hemos tenido casos de compañeras que han sido agredidas verbal y físicamente por sus empleadores incluso mujeres. Y si sos de color, peor aún. A pesar de todo lo que venimos trabajando las mujeres en distintos ámbitos por la igualdad de derechos, si sos trabajadora doméstica afrodescendiente, del interior o inmigrante, la discriminación es mucho peor.  Por ello decimos que es bastante compleja la realidad de la trabajadora doméstica dentro de su trabajo y a eso se le suma que muchas veces vivimos en hogares precarios, donde muchas tal vez también la pasamos mal y donde se viven situaciones de violencia” concluyó.  

Modificado por última vez en Martes, 27 Febrero 2018 22:17
Inicia sesión para enviar comentarios