De qué callada manera

Jueves, 21 Diciembre 2017 17:41
Valora este artículo
(1 Voto)

Dicen que los cambios culturales se producen paulatinamente. De revoluciones silenciosas saben los trabajadores a través de procesos históricos y luchas emblemáticas que han sostenido a través del tiempo. Y acaso maestras y maestros sean protagonistas de muchos de los cambios culturales que experimenta nuestra sociedad sin que eso muchas veces se refleje en una portada informativa.

Las noticias deberían contar en primera plana y con voz más alta, de las sonrisas de niños y niñas de las escuelas públicas que chapotean en el agua, mientras se educan en valores, en pleno verano. Y eso es posible porque hay gente que trabaja pensando en la infancia sin reparar en temperaturas agobiantes o descansos anuales merecidos. Y también, porque un sindicato del PIT-CNT una vez más, cederá sus instalaciones de manera solidaria para que unos cien niños y niñas participen del Programa Verano Educativo.  

Según explican sus responsables, el proyecto se enmarca en la idea fundamental de que “el Programa Educativo de Verano (PEV) es un espacio de enseñanza y aprendizaje llevado a cabo en un tiempo de vacaciones y de disfrute”. La propuesta es que niños y niñas “vivan un tiempo de juegos, diversión, entretenimiento, creatividad y salud, desarrollado fundamentalmente al aire libre, pero también un tiempo de aprendizajes, de integración, de desarrollo emocional, de cuidado del ambiente, de fortalecimiento de hábitos, de construcción de vínculos, de interacción entre pares e interacción con personas adultas, desde un enfoque de derechos, diversidad y equidad de género”.

El Complejo Óscar Tassino de Sutel recibirá a partir del 8 de enero y hasta el 9 de febrero, a niños y niñas de la Escuela de Recuperación Psíquica Nº 254, Aquiles Lanza; Escuela Nº 45, Leonor Hourticou y  Escuela Nro 61 Konrad Adenauer. Asimismo, participarán también niños y niñas del proyecto Aula Hospitalaria del Pereira Rossell y de otras escuelas que no son del barrio.

El Programa Verano Educativo en Sutel contará con el trabajo de la maestra Directora Patricia Píriz, la maestra en Educación Especial Daiana Vázquez, las maestras Cintia Núñez y Kay da Silva, la profesora  de Educación Física Natalia Briuzis y la Tallerista de Arte Patricia Amoroso.

La maestra Cintia Núñez además de su labor en Primaria es también  trabajadora de Antel y fue quien le propuso el año pasado a su sindicato por qué no abrir las puertas y ceder las instalaciones de manera solidaria para que muchos niños y niñas no estuvieran  “encerrados entre cuatro paredes” y pudieran aprovechar la recreación al aire libre. “Pensamos que era importante que pudieran aprovechar la piscina y también los espacios para la realización de  ejercicios de educación física al aire libre; es como expandir el aula y cambiar las cuatro paredes por los espacios recreativos al aire libre” sostuvo.

Núñez explicó al Portal del PIT-CNT que desde Sutel se pretende fomentar a que otros sindicatos que tengan posibilidades y cuenten con instalaciones adecuadas, se sumen a esta iniciativa en idénticas condiciones de préstamo solidario de sus espacios. “El año pasado además de las escuelas del barrio se incorporó una del barrio Marconi, también gurises de Casavalle y la idea es que puedan participar porque si no tienen una piscina a dónde ir a bañarse o una playa cerca, se pierden de vivir muchas cosas. La idea es que no se queden encerrados y se promueven distintas actividades acuáticas” remarcó.

“El enfoque de este año será con hincapié en las actividades acuáticas, recreativas y se cuidará el abordaje de género y la diversidad. Tanto la directora como yo somos educadoras sexuales y entendimos que era importante que de manera transversal se atendiera la perspectiva de género y la educación sexual, fundamentalmente a través del juego, porque creemos que lo lúdico puede integrar a niños y niñas sin repetir aquellos moldes de juegos para nenas y para varones” señaló Núñez.

Objetivo general

Favorecer el desarrollo de la dimensión discursiva, lógico matemática, habilidades comunicativas y socioafectivas de niños y niñas a partir de propuestas fundamentalmente de Educación Artística y Educación Física, vehiculizadas a través del juego, las manifestaciones artísticas y las TIC´s, teniendo el movimiento, el cuerpo, el ambiente y el disfrute como claves.

Objetivos específicos

Ofrecer una amplia gama de experiencias que brinden a niños y niñas diversidad de experiencias motrices, sociales e individuales en las que participen activa y placenteramente jerarquizando el valor de lo vivencial.

Brindar, a través de las actividades lúdicas, artísticas y el uso de las TIC´s, espacios que permitan a niños y niñas, poner en práctica y resignificar los saberes adquiridos en el ciclo escolar.

Promover la vivencia de valores, hábitos y actitudes positivas, desde un enfoque de género y derechos, que contribuyan a la construcción de identidad en niños y niñas.

Propiciar la construcción de la corporeidad y la motricidad a través del desarrollo de las capacidades sociales, motoras, las habilidades motrices, el conocimiento y la conciencia corporal con perspectiva de género.

Promover la convivencia y el desarrollo de vínculos saludables a través de la práctica vivencial de ciudadanía.

Favorecer el aprovechamiento de tiempos y espacios, en una organización abierta y flexible a fin de estimular los procesos de socialización indispensables para la integración de niños y niñas de todas las edades, en su más amplia diversidad.

Impulsar la integración y participación activa de las familias y la comunidad en las actividades del PEV.

Fundamentación

La propuesta trasciende el mero devenir del entretenimiento, se constituye en un dispositivo pedagógico intencionado para generar experiencia transformadora en cada niño, niña y persona adulta participante.

Proponemos pensar en los diferentes roles que coexisten y se encuentran en este dispositivo, sin desentender la asimetría que cada lugar conlleva, pero apostando a la conformación de un grupo humano con tareas, especificidades y trayectorias de vida diferentes, y que conviven durante el tiempo del proyecto en el recorrido de un proceso educativo.

Afiliamos a la idea de que para que el niño o la niña transite por la experiencia educativa, debe situarse en forma receptiva, lo cual implica un compromiso y una responsabilidad de su parte. Conquistar su voluntad para que se comprometa con la propuesta ofrecida es un gran desafío que se le presenta al equipo a cargo del proyecto. Vemos fundamental que cada niño o niña que participe decida y desee transitar por las diferentes actividades, haciéndose cargo de la responsabilidad que implica la construcción del entramado de aprendizajes propuestos en el proceso.

Pensando en los elementos de la práctica educativa, en este proyecto consideramos que el elemento de mayor relevancia es el vínculo, ya que en el marco de la convivencia será central para que niños y niñas se involucren y participen activamente. Con esto no queremos dejar de lado la importancia de los contenidos, ya que son en definitiva lo que se aprende y se enseña, pero esto no excluye asumir que lo primero que se debe instaurar y fortalecer es el vínculo, en pro de poder pensar su incidencia en el desarrollo del proyecto y el impacto de la experiencia en niños y niñas.

Ideas fundantes del proyecto

Niños y niñas, sujetos de derechos.

Tomando como marco axiológico la Convención sobre Derechos del Niño (CDN, 1989), todas las propuestas incluidas en el proyecto tienen como protagonistas a niños y niñas. Estar comprometidos/as con una educación con enfoque de derechos conlleva la problematización de las conductas humanas favoreciendo la reflexión y el desocultamiento de las injusticias sociales, específicamente, en esta propuesta, se focalizará en las desigualdades basadas en el género.

Calidad

El principio de calidad es principio rector de toda la propuesta educativa, en todas sus dimensiones, administrativa-organizativa, didáctico-pedagógica y socio-comunitaria.

De acuerdo a las OpeCEIP 2016-2020 “tres elementos fundamentales hacen a la calidad educativa: cobertura, aprendizajes y equidad. Esto supone llegar a todos y llegar mejor para conseguir mejores aprendizajes que contribuyan a la equidad”

Integralidad

El principio de integralidad alude al concepto de educación integral que se relaciona con la educación del ser humano en todas y en cada una de sus dimensiones. De esta manera se atenderá a la construcción de un currículum integrado con enfoque de género con énfasis en el cuerpo, el juego, el movimiento y el disfrute, integrando distintas disciplinas y áreas de conocimiento.

Inclusión

La inclusión educativa es el reconocimiento de la diversidad de niños y niñas, lo que implica respetar los ritmos personales y las formas de relacionarse y aprender de cada niño/a, valorando las características individuales como un aporte que enriquece la tarea grupal. Se organizarán experiencias abiertas y diversificadas, personalizando las propuestas de manera de atender las múltiples necesidades, posibilidades e intereses de los integrantes del grupo.

Participación

Se entiende que la participación es un derecho que debe materializarse en el desarrollo de toda la propuesta, niños y niñas, familias y docentes serán sujetos activos en todo el proceso. Se planifican actividades de intercambio de ideas, trabajo colaborativo y toma de decisiones compartidas, con todos los actores involucrados en el proyecto.

Enfoque de género

El género es una de las tantas formas de organización jerárquica de la sociedad a partir de la cual se generan múltiples situaciones de discriminación. El rol de género que se asume, marca la diferencia respecto a cómo ser, cómo sentir y cómo actuar, a modo de libreto invisible, naturalizado. Desde la propuesta educativa se buscará problematizar y desnaturalizar los constructos culturales de género a partir de las vivencias y la reflexión de niñas, niños, familias y docentes.

 

Modificado por última vez en Jueves, 21 Diciembre 2017 21:56
Inicia sesión para enviar comentarios