A desalambrar el imperialismo

Jueves, 16 Noviembre 2017 20:02
Valora este artículo
(1 Voto)

Impacta, ver una multitud de latinoamericanos reunidos, con sus banderas, defendiendo la democracia, las conquistas, los derechos alcanzados, impacta. Y eso fue lo que sucedió. Imponente la manifestación colectiva de hoy en Uruguay. Pero claro está, también sabemos que a algunos otros, esto de que los pueblos se junten, les duele. Lo dirán pública o solapadamente, pero encontrarán -porque siempre lo hacen- el momento de intentar la descalificación de las expresiones populares, y lo harán a través de distintas formas sutiles o grotescas. Allá ellos. Acá nosotros.

Compañeros chilenos, cubanos, argentinos, reunidos y abrazados con uruguayos, brasileños, ecuatorianos, venezolanos y quienes llegaron desde todos los rincones de nuestra América Latina, se encontraron hoy en el inicio de la jornada continental por la democracia y contra el imperialismo, enmarcada por un paro general parcial en Montevideo y área metropolitana.

Colores y matices, razones y tradiciones, objetivos comunes que se aunaron esta mañana como siempre y como nunca, por las grandes líneas de acción en defensa de la democracia y de los derechos conquistados, por la justicia, contra el neoliberalismo.   

En una de las intervenciones de hoy, Francisca Rodríguez, dirigente de la Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas de Chile habló de soberanía, de ética, de libertad, igualdad, valores, educación,  pero también se pronunció de manera contundente por  la justicia, contra el patriarcado y el machismo entre otras grandes temáticas que dijo tendremos que enfrentar “sin cuartel” porque la batalla que habrá que dar en defensa de la “soberanía popular”, es “una lucha a muerte”.

La dirigente chilena comenzó su alocución hablando del continente y la identidad de clase. “Acá estamos nuevamente reunidos después de este largo caminar que tiene nuestra América, por la liberación, no solamente de los gobiernos fascistas, capitalistas que hoy día se levantan, fraudulentamente nuestros gobiernos, sino por la lucha incansable de recuperar en nuestro continente la identidad de nuestro pueblo y de nuestra clase. Esa es la gran tarea. No somos clase media, somos la clase trabajadora de hombres y mujeres que han luchado incansablemente por la defensa de la tierra, por la defensa de la vida, por la defensa de la democracia, y contra el capitalismo. Porque el neoliberalismo no es más que eso, un paso superior del capitalismo que hoy día domina en el mundo. Somos de la vida campesina y en nombre de las mujeres del campo, de los trabajadores del campo, de los pobladores indígenas, de los afro descendientes, de los pescadores artesanales que producimos los alimentos para los pueblos, queremos entregarle un saludo muy afectuoso al pueblo uruguayo, a sus organizaciones populares y sociales, a las mujeres, a los jóvenes, al PIT-CNT, que tiene un heroico caminar desde el punto de vista de los trabajadores y de la clase”. Pancha, como todos la llaman, también se refirió a la reciente pérdida de la cultura uruguaya, latinoamericana y los trabajadores. “Falta uno sin duda, se nos fue un gran compañero, se nos fue Viglietti, pero nos dejó una tarea enorme, a desalambrar; no solamente nuestro territorio, sino los cercos en que hoy día nos tienen el capital. A desalambrar el imperialismo, acabar con la derecha, que hoy día fraudulentamente va ocupando los espacios que nosotros hemos dejado vacíos. Tenemos que recuperar el pueblo, tenemos que recuperar la soberanía popular, no podemos seguir con discursos tibios, aquí la lucha es política e ideológica, tenemos que fijar la sociedad que queremos construir y queremos una sociedad socialista en nuestro continente”.

La dirigente de la Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas de Chile reclamó “ni un paso atrás; esta actividad de hoy, este encuentro continental, donde está lo mejor de América Latina unida es la antesala de lo que nos espera el próximo mes cuando en Argentina se reúna la OMC, cuando esté ahí el capital, las empresas, para poder exigir mayores ganancias para poder crear más mecanismos para explotar a los trabajadores, y nosotros no podemos parar porque tenemos que parar la OMC. No solamente la OMC fuera de la agricultura, de nuestro pueblo, de nuestra economía, fuera del mundo, no tiene porque existir OMC. Estamos frente a un escenario diferente, somos muchos más, estamos no solamente los trabajadores y las trabajadoras, estamos las mujeres con una lucha ardua, con una lucha constante, hay una mayor valorización, hay un mayor reconocimiento a que nada se podría pensar sin las mujeres, que tenemos que caminar y transitar ese camino de liberación. No solamente contra el capitalismo, sino que en contra del patriarcado, es una lucha que todos tenemos que abrazar, juntos la podemos hacer y sin duda tenemos que rescatar una parte del pueblo cautivo, porque los medios de comunicación son un vicio del capital, son un arma mortal que van ganando conciencias populares. Ahí tenemos que dar esta gran batalla, no podemos sacarnos la mugre entre nosotros, no pueden haber confrontaciones enormes entre los que tenemos objetivos comunes, nosotros tenemos que aunar pensamientos, aunar luchas, y tener la certeza y la claridad de que la lucha es por la democracia, con justicia, contra el neoliberalismo, contra el imperialismo y el capitalismo que son dos caminos que van de la mano y que nosotros tenemos que derrotar. Por eso es que queremos señalarle que juntos lo podemos hacer, que nosotros tenemos que avanzar en esta lucha constante por los derechos de los pueblos a su soberanía nacional, a la soberanía alimentaria, a nuestra soberanía energética; la soberanía de los cuerpos y los derechos de las mujeres, la soberanía a un derecho justo de la educación de nuestros jóvenes”.

Rodríguez sostuvo que los pueblos del continente deben señalar de manera clara y contundente que “no podemos seguir con estos tratados de libre comercio que son los encadenamientos que tienen nuestros pueblos. Por eso las jornadas que hay contra la OMC, contra los tratados de librecomercio, nos tiene que convocar a todos en la Argentina, nos tiene que convocar a todos en cada uno de nuestros territorios, porque la defensa del territorio, la defensa de nuestra soberanía es una defensa que no tiene freno, tiene que ser sin cuartel, contra el imperio y contra el capital, es una lucha a muerte compañeros, aquí no hay decisiones a medias, aquí son definitivas, aquí tenemos que ganar nuevamente la voluntad del pueblo para poder hacer soberanía popular, donde la fuerza radique en la decisión de los pueblos organizados, porque sin organización tampoco lo podemos hacer. Tenemos que fortalecer nuestras organizaciones sindicales, los trabajadores tienen que estar al centro. Yo creo que lo que hemos logrado en esta jornada que los sindicatos, que los trabajadores vayan tomando la fuerza necesaria después de un golpe tan fuerte que se ha sufrido. No quiero decir que estamos permanentemente en crisis, en crisis social, en crisis los sindicatos, en crisis los partidos de izquierda y lo que no tenemos que lograr es que nuestros pensamientos, que nuestras convicciones, nuestros deseos de liberación y de construir una sociedad socialista futura esté hoy en crisis. Es estar caminando hacia delante, sin dar un paso atrás. Por eso compañeros los convocamos a la próxima jornada de la lucha por nuestra dignidad, por nuestra soberanía, la soberanía alimentaria, por la soberanía de los pueblos. Construyendo juntas y juntos un feminismo popular, no es que sin feminismo no hay socialismo, sino que con feminismo habrá socialismo, y ese es el camino que tenemos que transitar” concluyó.

Modificado por última vez en Jueves, 16 Noviembre 2017 22:08
Inicia sesión para enviar comentarios