Pablo Cabrera (ASSE): "La gestión cerca de la gente"

Jueves, 06 Octubre 2016 23:47
Valora este artículo
(3 votos)

A tres meses de haber comenzado su trabajo como Representante de los Trabajadores en el Directorio de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), Pablo Cabrera realizó un balance de los aspectos fundamentales de la responsabilidad que afronta en un cargo de gestión sustancialmente distinto a la militancia sindical de tantos años. Empero, en diálogo con el Portal, quedó claro que la mirada en perspectiva viene de años de pensar las grandes líneas de acción como producto de haber recorrido un camino largo. La preparación de años de experiencia acumulada para asumir esta responsabilidad obtenida a través de las urnas, en elecciones abiertas de la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP), suponen un argumento sólido para presentar un plan estratégico de trabajo decididamente cerca de la gente.

Yo creo que principalmente hemos logrado volver a poner al movimiento sindical y a la clase trabajadora en el lugar por el que se había peleado tanto. Ahí donde siempre entendimos que era absolutamente necesaria la participación social, ya que es un derecho planteado por los trabajadores desde hace mucho tiempo”.

Pablo Cabrera es licenciado en Laboratorio Clínico de la Universidad de la República y tiene un Postgrado en Gestión de Servicios de Salud (Facultad de Economía, Facultad de Medicina, de la UdelaR).

Cabrera explicó al Portal que para los trabajadores volver a ocupar un cargo de dirección de ASSE supone una gran responsabilidad.

Estamos comenzando a recuperar este lugar que no tendríamos que haber perdido. Eso es fundamental entenderlo porque es también profundizar los aspectos democráticos de cualquier gobierno, de cualquier gestión, entonces rescatar la participación social es central para el movimiento sindical en su conjunto. Sigue siendo la aspiración de la clase trabajadora y no solamente en los lugares que ya conquistamos, sino en los que tendremos que seguir conquistando”. En este sentido, Cabrera subrayó la importancia de “fortalecer lo que se tiene”.

En relación a los primeros meses de trabajo en ASSE, sostuvo que es una oportunidad de recuperar un espacio de trabajo “no solamente hacia la interna de ASSE, sino también mostrando hacia fuera que el movimiento sindical puede participar y puede aportar”.

El país todo

Venimos trabajando fuerte en el interior, tenemos como premisa salir a recorrer el país, estar con la gente. Más allá que es algo que teníamos incorporado de la tarea sindical propiamente dicha, también esa mirada más global de poder compartir desde el lugar de la gestión, lo que son avances, las necesidades, dónde podemos realmente acelerar y dónde hay que esperar”.

Reconocido dirigente histórico de COFE y la FFSP hasta el momento de asumir su responsabilidad como Representante de los Trabajadores en el directorio de ASSE, es menos sabido que Pablo Cabrera es también desde el año 2008, miembro suplente de la Comisión Honoraria Contra el Racismo, la Xenofia y Toda Forma de Discriminación.

Los recursos acotados

Uno sabe que el Presupuesto Nacional es un presupuesto finito y cada uno se pone también en el lugar que le corresponde para dar la lucha y tratar de concretar. Pero sentimos que la experiencia recorrida ayuda también a tener una mirada un poco más objetiva en cuanto a no solamente lo que se puede hacer, sino también con lo que se tiene y lo que realmente se puede hacer”.

Cabrera está convencido que la experiencia acumulada en el trabajo tanto desde la FFSP así como al frente de COFE, suman elementos que enriquecen la formación académica y curricular a la hora de abordar el desempeño de la gestión.

Yo creo que así se ha sentido”. Pablo Cabrera, o simplemente Pablo, así como lo llaman en sus recorridas por hospitales y sanatorios, reveló al Portal lo que vivió en una policlínica “muy alejada” de Salto. “Me marcó mucho cuando al comienzo de mi gestión, en una de mis recorridas en una policlínica muy alejada de Salto, de un barrio periférico, de gente humilde, la gente venía y se alegraba que por primera vez tenían la visita de autoridades de la Institución; estaban hasta sorprendidos que se los escuchara, que una autoridad fuera a preguntar cuáles eran sus necesidades, sus planteos, y eso a mi me llenó porque era hacer simplemente lo que hacíamos siempre, pero desde otro lugar y mostrándoles que la institucionalidad tiene la capacidad de bajar y estar en contacto con el que está todo el día en contacto con la gente. Uno desde la gestión también tiene que aportar eso, la mirada de lo que realmente hace el que lo hace todos los días. Porque atrás de un escritorio se pueden hacer muchas cosas, se puede analizar y se puede construir una teoría maravillosa, pero si no se tiene la cercanía de la gente, la cercanía de la práctica, la cercanía de la base, no se puede concretar nada. Y esto creo que es fundamental y es parte de un trabajo que responsablemente y obligatoriamente hay que hacer, más cuando se trata de una institución como ASSE con 1 millón 300 mil personas y con más de 28 mil trabajadores”.

Grandes líneas de acción

Ya desde un principio estamos intentando colocar el tema de la formación de los trabajadores. En el tema salud la dinámica de cambio es muy rápida, entonces la necesidad de tener a la gente preparada para cada caso que se va dando para la construcción de un Sistema Nacional Integrado de Salud que creemos es el que hoy necesita el Uruguay, hay que profundizarlo y darle herramientas a los trabajadores para que puedan aportar. Por ello el tema formativo es un punto estratégico y necesario y venimos identificando dónde están algunas de las prioridades y tratar de ir concretando desde la propia estructura una línea de trabajo que sea precisamente en la formación permanente de los trabajadores. Asimismo, queremos priorizar el trabajo relacionado con la comunicación porque está atado a lo formativo. Tenemos que lograr trasmitir con mayor claridad cuáles son las definiciones que toma ASSE desde la dirección política, para que los trabajadores puedan tener más cercanía con esos objetivos y hacer que la línea sea más horizontal, más allá de lo que se entiende de una estructura lógicamente vertical como es ASSE. Que se pueda tener más horizontalidad a la hora del entendimiento de la trasmisión, porque la gente si no cumple con alguno de los objetivos es porque no se les trasmitió con la claridad que la gente necesita que se le trasmita. Esos son algunos de los temas centrales para poder profundizar y avanzar en nuestro trabajo en ASSE”.

La confianza se gana

Consultado sobre los vínculos y el relacionamiento entre las distintas partes que integran el directorio de ASSE, Pablo Cabrera explicó que la confianza se gana con el trabajo del día a día.

Ahora hay una línea de respeto que se construye con el trabajo que se está fortaleciendo. Todos nos conocemos, conocemos nuestra historia, ninguno es un recién llegado, no importa el lugar de donde se venga, pero todos conocemos la historia de los otros y esto pesa mucho. Mucha gente planteaba que la llegada de la representación social a ASSE nuevamente iba a fortalecer vínculos e iba permitir viabilizar algunos procesos que estaban un poco lentos a razón de la no participación de la totalidad de todos los miembros del Directorio”. En este sentido, Cabrera reconoció que “conflictos siempre habrá y obviamente siguen existiendo porque son naturales, pero también la discusión por quienes hemos participado es comprendida dentro de los procesos del movimiento sindical, y ayuda a la comprensión de lo que son algunas de las otras situaciones. Quiero rescatar que hoy existe nuevamente una construcción de los vínculos y la confianza que era necesaria y que hay que tener paciencia porque nada se hace de un día para otro, pero vamos en buen camino y también es importante rescatar algo que considero es sustancial para la clase trabajadora que somos y tenemos que tener en cuenta, y es valorizar la participación social, valorar este esfuerzo que hacemos como clase trabajadora y que el espacio que hoy tenemos en la representación de Asse es un espacio que es netamente colectivo y que nos tenemos que apropiar de ese lugar; y que el respeto lo tenemos que ganar a diario con cada una de las actitudes que tenemos y cómo afrontamos los problemas que sabemos que existen porque son parte de la naturaleza de la gente y de las organizaciones, pero que cuando uno tiene respuesta, con la madurez que el movimiento sindical tiene en nuestro país, eso hace que todo lo que uno se proponga lograr, sea viable de alcanzar” concluyó. 

Modificado por última vez en Jueves, 13 Octubre 2016 13:15
Inicia sesión para enviar comentarios