El sindicato portuario (Supra) le dijo “basta” a la intransigencia de TCP y se declaró en conflicto

Jueves, 07 Abril 2016 20:58
Valora este artículo
(2 votos)

Óscar López, integrante del Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT y secretario general del Sindicato Único Portuario Ramas Afines (Supra), le informó al Portal que los trabajadores portuarios “le dijimos basta a la Terminal Cuenca del Plata (TCP – Katoen Natie) por su intransigencia y el desconocimiento de acuerdos firmados con los trabajadores en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS). Esta empresa extranjera “toma como rehenes a los portuarios y al país porque está negociando con el gobierno la renovación del uso de la terminal de contenedores por 15 años más”, subrayó.

Durante esta jornada se realizó una reunión en el MTSS a fin de encontrar una solución que le ponga fin a este conflicto que involucra a todos los portuarios. El Supra ya resolvió realizar en fecha a definir un paro de 24 horas, por lo que se detendrá toda la actividad portuaria del país durante ese tiempo.

Génesis del conflicto

El martes los trabajadores portuarios nucleados en el Supra se declararon en conflicto ante la intransigencia de TCP. En 2011 asume un nuevo Gerente General y a partir de ese momento de forma sistemática se comenzaron a desconocer los acuerdos entre la empresa y sus trabajadores. En enero el sindicato de TCP anunció públicamente que se los estaba provocando a comenzar un conflicto y en los últimos días se llegó a la gota que colmó el vaso: la empresa comienza a capacitar a trabajadores chilenos para realizar la tarea de los uruguayos y les paga mucho menos. Los sindicalista hablaron con los trabajadores chilenos a fin de informarles cual era la situación. Al enterarse de la “maniobra” de la empresa señalaron que estaban sindicalizados y que habían llegado a nuestro país "engañados por TCP”.

Ante esta nueva “provocación” el Ejecutivo del Supra entiende que los portuarios son tomados como rehenes por el dueño de esta empresa. El motivo, para los dirigentes sindicales, es que TCP quiere que el gobierno le renueve por 15 años más el uso de la terminal de contenedores que hoy administra.

Ricardo Suárez, presidente del Supra, acompañado por los integrantes del Ejecutivo del sindicato fue el encargado de comunicarle a los trabajadores, de TCP que se encontraban el martes  reunidos en el local central, que el Supra “toma como propia la resolución de la asamblea realizada el sábado y por esta razón todo el gremio se declara en conflicto con la empresa TCP”.

A partir de este anuncio informó que se creaba una Comisión de Conflicto a fin de planificar y coordinar las medidas de lucha que se tengan que aplicar en el corto y mediano plazo. Este plan de movilizaciones se pondrá en marcha en lo inmediato y se tiene previsto ir afectando a los distintos sectores del Puerto. Ya se resolvió realizar un paro general de 24 horas en el momento que lo decida la Comisión de Conflicto.

Una delegación del sindicato ya se reunió con el Centro de Navegación y se tiene previsto una entrevista con las Comisiones de Asuntos Laborales del Senado y a la Cámara de Diputados; y con el titular del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), Víctor Rossi. Durante esta jornada integrantes de la Comisión de Conflicto se entrevistaron con autoridades del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) “a fin de encontrar caminos de solución a esta política empresarial extranjera que no respeta las leyes de nuestro país”, dijeron quienes participaron de la reunión.

Un poco de historia

El Supra recuerda que “históricamente las relaciones entre la empresa y el sindicato portuario se desarrollaban en el marco de una buena relación y en un clima de plena negociación ante cualquier inconveniente. Esta situación cambió de forma drástica en 2011 cuando es designado Gerente General Karl Huts, hijo de Ferdinan Huts (dueño de Katoen Natie).

Agregan que “desde ese momento, la estrategia de la empresa ha sido quitar todos los beneficios conquistados por los trabajadores, instalando una política de no negociación y represión, denunciando los convenios vigentes e implementando la des-regulación como método. En setiembre el Poder Ejecutivo debió aprobar un decreto a través del cual se le aseguraba al personal que realiza actividades en el área de contenedores un mínimo de 13 jornales. Esto agudizó las políticas represivas de la empresa e inició un plan sistemático de confrontación”.





Modificado por última vez en Martes, 12 Abril 2016 21:06
Inicia sesión para enviar comentarios