Mala leche

Lunes, 09 Julio 2018 22:05
Valora este artículo
(0 votos)

La reiterada negativa de la Cámara de la Industria Láctea del Uruguay (CILU) a participar de las últimas convocatorias de los Consejos de Salarios provocó la decisión de la Mesa Extraordinaria de la Federación de Trabajadores de la Industria Láctea (FTIL) de implementar una serie de medidas de acción y propaganda y declararse en sesión permanente.

Más allá de las acciones que se podrán o no implementar a partir de la semana próxima, los trabajadores salieron al cruce de versiones parciales que tergiversaron los hechos que se han producido hasta el momento. Remarcaron que hasta ahora, los trabajadores no han realizado paros, sino que tan solo no se han realizado horas extras, “ni trabajar nuestros descansos, con responsabilidad, ya que no permitiremos que se pierda un solo litro de leche del productor ni se afecte el abastecimiento de leche fresca a la población de nuestro país” enfatizaron.

Según la resolución de la Mesa Extraordinaria de la FTIL, en caso de no haber un cambio en la actitud de la CILU, de no presentarse a los Consejos de Salario, a partir del lunes 16 se trabajará a reglamento “en aquellas empresas de la industria láctea que no pongan en riesgo su total actividad laboral”, excluyendo por ejemplo PILI y  COLEME. Asimismo, también a partir del próximo lunes se desarrollarán asambleas con paro en todos los turnos y todas las plantas industriales de las empresas lácteas, “a efectos de interiorizar sobre lo referente a la negociación colectiva en los Consejos de Salarios Lácteos”.

Los trabajadores resolvieron realizar jornadas de prensa y propaganda, volanteadas y colocación de pasacalles “para difundir la actitud de la CILU, quien se retiró de los Consejos de Salarios a pesar de las convocatorias del Gobierno” a través del MTSS.

Está previsto que –en caso que se entienda pertinente- se convoque a la Asamblea Nacional de la FTIL para el próximo 24 de julio, “a los efectos de considerar lo referente a la situación actual”.

Hoy la Mesa Extraordinaria resolvió además declarar al Plenario de la FTIL en sesión permanente.   

La coyuntura

En la presente jornada, el Sindicato de Conaprole (AOEC) puntualizó algunos aspectos que han sido manejados de manera inexacta a través de informaciones que han circulado.

1) CONAPROLE ha sido la que más premios ha ganado por ser la principal empresa exportadora del país; inclusive desde el año 2010 lo ha sido en forma consecutiva hasta la fecha.

2) CONAPROLE es la principal empresa privada de nuestro país, cuenta con una facturación anual de más de U$S 850.000.000 en el ejercicio agosto/2016-julio/2017 facturó 863 millones de dólares, cerrando con un superávit de U$S 70.000.000 según datos del propio balance de la empresa que es de carácter público. Se estima que en el presente ejercicio va a superar esa facturación.

3) El gerente general de CONAPROLE tiene un ingreso mensual que duplica al del Presidente de la República, Tabaré Vázquez.

4) Los 5 directores de la empresa, que son productores que remiten a CONAPROLE, además de sus ingresos por el envío de leche perciben un salario de la Cooperativa que va de $195.000 mensuales (Director) a $215.000 mensual (Presidente).

5) El Presidente de ANPL, Sr. Wilson Cabrera, además de haber sido director y vicepresidente de CONAPROLE (durante 10 años integró el directorio de la empresa), él y su familia directa cuentan con siete tambos que remiten más de 120.000 litros de leche por día, con una facturación mensual que supera el millón de dólares. Nunca tiró, ni se le tiró, a él ni a ningún productor, un litro de leche por los conflictos de AOEC-CONAPROLE. El mismo Sr. Wilson Cabrera que incita a través de las redes sociales y WhatsApp a tirar lecha a los productores, que luego comuniquen a ANPL para ellos compensarlos económicamente.

6) El Sindicato de CONAPROLE (AOEC) ha reclamado permanentemente reuniones tripartitas con participación de la Empresa, Productores y Trabajadores, tanto a nivel nacional como departamental (estas últimas en torno a las plantas instaladas en el interior del país). Sistemáticamente CONAPROLE se ha negado a la integración de las mismas.

7) AOEC ha reclamado ámbitos bipartitos para avanzar en distintos aspectos del trabajo que permita ser más eficientes en le Empresa, pero nunca se han podido concretar. En los últimos tiempos ha sido el propio MTSS que ha insistido en concretar dichos ámbitos, inclusive que sean de carácter tripartito para contribuir en el tratamiento de temas de interés para las partes, tales como mejoras en la producción, ahorros en la gestión, productividad, etc., habiendo sido aceptado por AOEC, pero la empresa ha rechazado dicha iniciativa del gobierno.

8) AOEC preocupado, desde siempre, por la constante desaparición de pequeños y medianos productores lecheros, ha planteado distintas alternativas para tratar de contribuir a frenar esa situación. En los últimos 30 años la producción de leche creció anualmente pero a pesar de ello, desaparecen los productores familiares. Las distintas soluciones que se han dado a nuestro entender siguen contribuyendo en mayor medida a los grandes Productores, ya que las exoneraciones tributarias, rebajas del combustible y de las tarifas de los organismos del Estado, son mayores para ellos por ser quienes más consumen dado su estado patrimonial, beneficiándolos para seguir creciendo y acumulando aún más la riqueza, inclusive adquiriendo en muchos casos el ganado y/o las tierras que deben dejar los que van quedando en el camino.

9) Tiempo atrás se aprobó por parte del Gobierno, con anuencia de todo el espectro político del País, un fondo de apoyo a los pequeños y medianos productores, a través de aumentar en $1,30 el litro de leche fresca que se vende a la población, gravando por tanto a toda la sociedad que consumes ese producto vital, en particular a los sectores de menores ingresos de nuestra sociedad. En el presente mes se les entregó a cada productor (salvo a los grandes) una partida de dinero que de U$S 2.400 a U$S 7.000 según los litros remitidos, sin retorno. Sabemos que esto no es suficiente, pero las/as trabajadores/as estamos acostumbrados a ser solidarios entre nosotros, muchas veces renunciando a aumentos mayores o a quitas para favorecer a los más desprotegidos.

10) Se habla de endeudamiento de los productores, pero nadie menciona el endeudamiento de los/as trabajadores/as de CONAPROLE. Un 60% tiene su salario fuertemente endeudado en el sistema financiero para hacer frente a sus necesidades, afectando su sueldo. El 20% cobra el mínimo establecido por Ley (35% de sus ingresos) cobrando aproximadamente libre por mes $ 15.000, con lo cual debe hacer frente a gastos de alimentación, transporte, salud, tarifas, etc. 200 trabajadores/as están en rojo, deberían pagar por mes más de lo que les ingresa, endeudándose mes a mes aún mas.

Insistimos que los/las trabajadores/as de CONAPROLE NO ESTAMOS HACIENDO PAROS, solo resolvimos no hacer horas extras, ni trabajar nuestros descansos, con responsabilidad ya que no permitiremos que se pierda un solo litro de leche del productor ni se afecte el abastecimiento de leche fresca a la población de nuestro país.

También decimos que no hay personal excedentario, por el contrario, falta personal efectivo sino, como se entiende que contando con 200 trabajadores contratados zafrales, por encima del padrón, sólo por cortar las extras se generen los atrasos de los que se hablan.

Por último, AOEC ha estado y estará dispuesta a participar en un debate público y abierto para que cada uno de los principales actores de la cadena láctea del País, esto es CONOPROLE (por ser la que recibe el 70% de la producción lechera), los/as Productores/as y los/as Trabajadores/as agremiados en AOEC, puedan exponer la visión en torno a la Lechería Nacional actual y que queremos para el futuro.

Montevideo, lunes 9 de julio de 2018.-

AOEC | FTIL | COFESA | PIT-CNT

Modificado por última vez en Lunes, 09 Julio 2018 22:31
Inicia sesión para enviar comentarios