Con toda claridad

Viernes, 16 Febrero 2018 21:48
Valora este artículo
(7 votos)

El presidente de la Asociación de Trabajadores de la Seguridad Social (ATSS), Víctor Olmos, aclaró tajantemente que los trabajadores no tuvieron "nada que ver” con la difusión de la denuncia realizada en relación al caso del gerente doctor Jorge Acuña, que habría prestado su firma electrónica para una importante cantidad de certificaciones médicas solicitadas al Banco de Previsión Social (BPS).

“No tenemos idea quién lo hizo” agregó en diálogo con el Portal, al tiempo que subrayó que desde la ATSS están convencidos que este tipo de situaciones se resuelve “con la mayor reserva posible”. Olmos se desmarcó insistentemente en relación a la publicación de la información que, según su percepción, no ayuda en nada a los hechos de fondo que preocupan a los trabajadores. En cambio, sostuvo que “el Directorio sabe perfectamente por qué hicimos la denuncia el año pasado y todos los actores participantes en este tema sabemos cuáles son las consecuencias que puede llegar a tener”.

Olmos recordó que los trabajadores nucleados en la ATSS realizaron el pasado año una “denuncia de presunción de irregularidad” al estar comprendidos en la normativa que obliga a los funcionarios públicos a denunciar cualquier hecho que tenga apariencia de irregularidad. “Eso no significa que nada más que eso, incluso en caso que no existiera irregularidad eso no habilita a que el otro se sienta ofendido y actúe en contra de nosotros” subrayó. “Nosotros presumimos que había una irregularidad y como funcionarios públicos que somos pedimos que se investigue” remarcó.

Un punto central de lo que tendrá que analizar la investigación, se centra en la posible violación del Reglamento de Responsabilidad Administrativo y el Estatuto del Funcionario del BPS.

¿Confiable?

Según la denuncia de los trabajadores, el gerente interventor del sector certificaciones y peritajes médicos “habría otorgado su password” con lo que se habría generado la irregularidad “que se debe investigar”. Las certificaciones deben contar con al menos dos personas distintas para otorgar las garantías correspondientes. “Al actuar una sola no podemos decir que está mal, pero sí entendemos que eso es irregular” acotó. Según dijo al Portal del PIT-CNT el presidente de la ATSS, “la ley es clara”.

Además de esta denuncia, los trabajadores señalan al mismo gerente como responsable de asesorar al Directorio para el cierre del Sanatorio Canzani, “Claro, luego quedó demostrado que no correspondía ese cierre, y aquí también ha quedado demostrado que esa persona no debió haber sido escuchada”. Por ambas situaciones en las que se ve involucrada la misma persona, la situación para la ATSS “es grave”. Empero, remarcaron que no son los trabajadores los responsables de la filtración que se conoció hoy en la publicación de un matutino. En cambio, hay quienes se preguntan esto no se enmarca en los cuestionamientos reiterados al SNIS y los que señalan los grandes gastos en las certificaciones médicas. Son preguntas que hasta ahora los trabajadores quieren que tengan sus respuestas. “Todo esto se tiene que aclarar prontamente”. El presidente de la ATSS aclaró que “toda esta situación duele”.     

Modificado por última vez en Domingo, 18 Febrero 2018 13:05
Inicia sesión para enviar comentarios