Trabajadores rurales: "será que creen que somos giles"

Martes, 15 Noviembre 2016 23:40
Valora este artículo
(13 votos)

María Flores, presidenta del Sindicato Único de Trabajadores del Tambo y Afines (Sutta) y dirigente de la Unatra (Unión Nacional de Asalariados, Trabajadores Rurales y Afines), sostuvo al Portal que la coyuntura actual para el sector en la ronda de Consejos de Salarios está “trancada” y denunció una serie de instransigencias que han venido soportando. Incluso con cierta mirada de menosprecio por el trabajo que desempeñan y la forma en la que se les paga.

En diálogo con el Portal del PIT-CNT, Flores admitió que teniendo en cuenta la realidad que se está viviendo, “los trabajadores achicamos la plataforma de doce puntos reivindicativos e incluso aceptamos que se nos catalogue como un sector en problemas, pero en esa reducción que hicimos de nuestra plataforma a seis puntos básicos llegamos a un punto que no podemos seguir rebajando nuestras reivindicaciones a menos que eso”. En ese sentido, Flores destacó que una pretendida rebaja de los planteos básicos de reivindicación “a costa del salario de los trabajadores no”. La dirigente reconoció al Portal que los trabajadores rurales han sido “suficientemente abiertos a entender las problemáticas que se plantean pero llegamos a un punto límite en el que nosotros hemos cedido y las patronales no nos contemplaron ninguno de nuestros reclamos”.

Según destacó la presidente del Sutta, “basados en un estudio realizado por el Instituto Cuesta Duarte, el sector de trabajadores rurales es el único que no cobra nada por antigüedad, nada, ni siquiera un día más”. Flores ejemplificó que cuando los estancieros mencionan su necesidad de contar con personal estable en sus establecimientos “entonces es lógico que les paguen con la antigüedad” por esos años de trabajo en ese mismo lugar. “No nos están regalando nada” enfatizó.

En materia comparativa con lo sucedido unos tres años atrás, en la anterior ronda de salarios, Flores recordó que a pesar que el sector estaba viviendo la crisis producto de la sequía a los trabajadores se les ofreció dos partidas de mil quinientos pesos. “Parece que el sector siempre está en crisis, pero si en aquella ocasión con sequía ofertaron dos partidas de mil quinientos pesos es inadmisible que ahora nos propongan dos partidas de quinientos pesos a pagar en marzo del 2017 y después de fin de año”. Para la dirigente del sector rural, la realidad que afrontan los trabajadores rurales es crítica “y a mi me daría vergüenza irme a veranear a Punta del Este sabiendo que a mis trabajadores les pago 1780 pesos por mes para alimentación y vivienda”.

Próximas instancias

El martes 22 el sector de los trabajadores rurales tendrán otra instancia de negociación en el ámbito de los Consejos de Salarios. María Flores sostuvo al Portal que entienden que habrá que tener algo de luz en el camino “porque los trabajadores hemos negociado, hemos comprendido que hay que negociar, rebajamos la plataforma a la mitad, pero las ofertas que nos han puesto arriba de la mesa son irrisorias”. En este sentido, remarcó que “si esas son las propuestas entonces no nos hagan gastar plata en boletos ni perder tiempo ni días de trabajo y nos quedamos en el campo allá esperando que el Poder Ejecutivo laude”. Notoriamente molesta con la postura patronal, Flores dijo al Portal que “o nos vieron cara de descansados o de giles para que nos hagan una propuesta de quinientos pesos en dos partidas y con una serie de condicionantes para quinientos pesos!” subrayó.  

Para la presidenta del Sutta, venir a participar de las conversaciones en los Consejos de Salarios implica plata. Pagar boletos, pasajes que rondan los 322 pesos desde Durazno hasta Montevideo más otro tanto de regreso. “Y encima un patrón te dice en la cara y no sé cómo no tienen vergüenza, frases del estilo te estoy dando 70 pesos por día para la comida, pero si me faltas un día de los 27 jornales, te lo descuento”.

Ante este complejo panorama, la posibilidad de movilizarse como lo hacen otros sindicatos, para los trabajadores rurales también es compleja dada la dispersión y en ocasiones, aislamiento de los unos y otros. “Y para traerlos a Montevideo hay que tener plata”. De todos modos desde el sindicato se está evaluando alguna acción concreta en coordinación con el PIT-CNT para denunciar la situación que afrontan los trabajadores rurales.

Modificado por última vez en Miércoles, 16 Noviembre 2016 00:05
Inicia sesión para enviar comentarios