Usted está aquí:Sala de prensa/Noticias/Daniel Diverio (Sunca): "Una demostración cívica impresionante"

Aporte al XII Congreso del PIT-CNT de la UFC sobre fomento y protección de inversiones

Aporte de la UFC  al XII Congreso del PIT-CNT sobre fomento y  protección de inversiones

 

Durante los 10 años de gobiernos progresistas se ha fomentado he incrementado de forma significativa un modelo extractivista de desarrollo, que fomenta y protege la inversión extranjera directa en nuestro territorio, llevándose las ganancias de su producción para el extranjero y dejando migajas en nuestro país y a nuestros trabajadores, y un suelo devastado e improductivo.

Las mayores expresiones de este proceso, son el incremento significativo de la producción soja transgénica, lo que va de la mano con el uso indiscriminado de agrotóxicos, que contaminan nuestra tierra, aire y agua; como se ha visto claramente en los últimos años con el deterioro notorio de la cuenca del Santa Lucia; dejando en nuestro país magras ganancias, y alimentos y agua contaminada. El gran aumento del precio de la soja en el mercado internacional la convirtió en un negocio muy rentable para los capitalistas y su producción paso de ser marginal en nuestro país, a ser el principal rubro agrícola, en menos de 10 años.

La mayor expresión en nuestro país de la intención gubernamental del fomento a este tipo de inversiones fue la ley minera que se votó a medida de la empresa Aratiri que pretende extraer hierro de nuestras tierras, dejando la tierra improductiva a largo plazo, tras la expectativa de la creación de puestos de trabajo y el fomento de industria del hierro. El retroceso de las intenciones de la instalación de la minera, luego de que el precio del hierro cayera en el mercado internacional,  demuestra una vez más la vulnerabilidad del gobierno, que promociono a todas pompas los beneficios de Aratiri, y también de nuestra convención que si bien en el congreso una mayoría de los sindicatos se postulaban en contra de la instalación de la minera, luego se tomó un accionar favorable a los intereses del gobierno y de la minera; dándole la espalda a los movimientos masivos de nuestro pueblo en resistencia a los megaproyectos de este estilo.

Daño ambiental

Como se han visto en diversos estudios, el daño ambiental provocado por la minera seria irreparable,  pero el elemento que queremos destacar es el apoyo del gobierno al saqueo extranjero de nuestros recursos, al fomento de que empresarios, se sigan enriqueciendo con nuestros suelos, con nuestro trabajo; esto se ve claramente con la exoneración que tienen esta (y casi todo este tipo de empresas) de IRAE al menos en sus primeros años; y en el caso de Aratiri, se le suma una ley minera hecha a medida de la empresa.

Esto conllevo otros grandes megaemprendimientos de similares características, de capitales multinacionales, y con el gobierno cómplice de la explotación indiscriminada de nuestros bienes comunes, como lo son la regasificadora en el oeste de Montevideo y el puerto de Aguas profundas en Rocha. Todos resistidos por vastos sectores de nuestro pueblo y con la mirada indiferente de nuestra convención.

Fomento y protección

El fomento y la protección de las inversiones se ha transformado en el caballito de batalla de este gobierno para el crecimiento económico, a costa de pésimos consecuencias ambientales y también y sobre todo, para nuestros trabajadores.

La exoneración impositiva y la facilidades para instalarse en nuestro país, genera que desembarquen en nuestro suelo agro industrias, que generan expectativas de fuentes laborales. Sin embargo la reglamentación le da tantas facilidades a los empresarios para instalarse como para retirarse, generando que si las tasas de ganancias no son las que esperaban, bajan los precios de su producción o simplemente deciden retirarse; lo hacen, dejando centenares de trabajadores en la calle sin mayores exigencias estatales, podemos poner solo como ejemplo el caso de las empresas Urupanel, Ecolat y Green Frozen; que dejaron en poco más de 5 meses más de mil trabajadores en la calle, sin ningún tipo de respuesta del gobierno. A esto se le suma que no existe por parte del gobierno un fomento real a los proyectos autogestionados, cooperativos. La situación  de esos trabajadores termina siendo la de hacer fuerzas para cobrar el despido y el seguro de paro y vivir penurias mientras intentan conseguir otro trabajo, en muchos casos obligados a irse de las localidades donde residían.

Este modelo extractivista, acentúa nuestro histórico papel en el mercado internacional de productores de materia primas para los países centrales, generando cada vez mayor dependencia, y sometiendo a nuestro pueblo a los vaivenes del mercado internacional. La Protección de las inversiones, las zonas francas, etcétera, solo generan ganancias a los capitalistas, el PIT CNT debe pronunciarse en contra. A esto se le suma el saqueo más voraz de nuestros recursos a través del fomento de tipos de producción que dañan nuestro tierra y agua.

El agua es uno de los principales, si no el principal recurso de nuestro país, últimamente hemos visto como se ha contaminado con agrotóxicos el santa lucia, como el agua de Maldonado dejo de ser potable en ocasiones y el peligro de la contaminación del acuífero Guaraní por la posible  uso del método Fracking para la extracción de gas natural en Paysandú y Tacuarembó.

Los trabajadores debemos tomar una posición activa como se ha hecho a lo largo de la historia, para detener el saqueo de nuestros recursos, para cuestionar las exponenciales ganancias de los capitalistas acrecentadas en los últimos años, para denunciar la situación de los trabajadores.

Unión de Funcionarios del CO.DI.CEN. 

C.S.E.U. -  PIT.CNT.

Valora este artículo
(0 votos)